El regreso


Con el nombramiento del arquitecto García en Obras Públicas el Ejecutivo busca fortalecer el área y hacer eje en la planificación. Paritaria municipal: un acuerdo sacado de la galera. Realizan sondeo de opinión. La rabia de los murciélagos. 24 de marzo: una fecha para no olvidar.
Escribe Carlos Comparato(comparatoc@yahoo.com.ar)
 Resulta complicado encontrar un orden cuando la agenda viene cargada de temas que van desde la cuestión paritaria municipal, pasando por los murciélagos con rabia hasta la imprevista designación al frente de la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad del arquitecto Héctor Joaquín García.
Luego del fracaso de varias reuniones por el tema salarial, el viernes el Departamento Ejecutivo encontró una salida a un conflicto que aparecía difícil de desenredar. Con finanzas acotadas la negociación pasó por achicar el plazo del acuerdo a tres meses. Dos de los gremios aceptaron, el Sindicato de Trabajadores Municipales y ATE, y fue rechazado por el SOEMPA quien, a su vez, tiene una relación prácticamente cortada con el oficialismo. Esto no altera los interrogantes sobre los números de la Comuna y la idea de involucrar al gobierno provincial para destrabar la cuestión, asomaba más como una estrategia en pos de ganar tiempo. Si se hace un recorrido por los 135 municipios bonaerenses, cada uno acuerda como puede o se encuentra en conflicto. Como el perro que se muerde la cola, sigue vigente un Estado estructuralmente agotado. Hay que tener en cuenta que este acuerdo es hasta abril, mes en el que volverán a verse la cara los protagonistas.
García y la sorpresa
Si hay que hablar de sorpresa, lo fue el nombramiento del arquitecto García al frente de la crucial área de Obras Públicas. El imprevisto fallecimiento de Jorge Palmisano pegó fuerte en la conducción municipal y resultaba urgente encontrar alguien que ocupara ese lugar. Se convocó a un planificador que ingresó a la Comuna en 1973 y atravesó prácticamente todas las administraciones hasta la que encabezó José Inza. También trabajó para la Municipalidad de Tapalqué con Gustavo Cocconi y asesoró a la de Tandil.
Su retorno merece más de una lectura. Resulta innegable la capacidad y experiencia de alguien que siempre se calificó como un “técnico”. Admirador, en su momento, del proyecto desarrollista del ex presidente Arturo Frondizi, siempre eludió entrometerse en los meandros de los desaguisados de los políticos de turno porque ponía (y pone) por encima la concepción del Estado como un proyecto a mediano y largo plazo.
La tarea, luego de estar al frente del área de Servicios Sanitarios de la CEAL, es fortalecer el equipo de Obras Públicas, potenciar lo que hace a los emprendimientos en ejecución y los que tiene en carpeta la gestión y poner el ojo sobre los servicios públicos. García resultará un buen aporte a la urgente necesidad de darle forma a una nueva ordenanza de urbanización que data de 1980 y que aún sigue pegando vueltas.
Gestionar el territorio
En oportunidad del ciclo de charlas que organiza la Asociación de Empleados de Comercio, cuando se trató el tema urbanismo, García habló de la gestión del territorio “como bien social”, la necesidad de panificar la ciudad a partir del debate de los distintos emergentes de la comunidad creando un programa municipal consensuado, la necesidad de instituir un fondo para viviendas sociales, dando el ejemplo de lo realizado en Tapalqué. Cuestionó la falta de estadísticas en Azul e hizo hincapié en la crisis del urbanismo.
Lo que hace cierto ruido es que se debe recurrir a este técnico experimentado porque esta ciudad no ha generado en las últimas décadas alguien que haya tenido una carrera en el Estado y generado el concepto de la planificación. El arquitecto Palmisano, con su estilo, andaba por ese camino. Hay algún que otro nombre pero que fueron producto de proyectos políticos fallidos.  En el sector privado existen profesionales que trabajan sobre el tema pero, si algo falla en Azul es el trabajo en conjunto.
El límite de García será el que se ponga él mismo y el espacio que le brindará la conducción del Ejecutivo.
Sondeo de opinión
En la anterior jornada, se estuvo realizando un sondeo presencial con preguntas que apuntaban a la gestión municipal. Entre ellas, la calificación de los servicios en el barrio y la ciudad por parte de la Comuna y las empresas prestatarias, el sistema de salud, el basural, la cuestión de la seguridad y la problemática de la droga.
También había varios ítems sobre la imagen del Intendente. Entre ellas, si está llevando  bien la gestión o cómo impactó el cierre de Fanazul y la repercusión en el plano  económico. Incluía a quién votaría, incluyendo los nombres del presidente Mauricio Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal, Bertellys, Unidad Ciudadana o la opción de una tercera fuerza. La encuesta la realizó una empresa de La Plata y resulta evidente que aparece como una necesidad del oficialismo para medir la opinión de la ciudadanía en estos días. ¿Se largó la carrera del 2019?
El efecto murciélago
La aparición de murciélagos con rabia en varias ciudades de la región motivó una reacción de la comunidad que debería formar parte de un estudio sociológico. Con gran incidencia en las redes sociales, aquellos vecinos que tienen perro o gato concurrieron en forma masiva a que le administren la vacuna antirrábica a su mascota junto al operativo instrumentado desde la Municipalidad. El lado positivo es que se está realizando una inmunización que se dejaba de lado. El negativo, es la presencia de murciélagos en lugares como el centro de la ciudad siendo uno de ellos el ex Club Social. Un ejemplo lamentable cuando el Estado no logra llevar a cabo un proyecto como el que se diseñó en su momento para hacer un complejo cultural junto al cine San Martín. ¿Dónde habrán ido a parar parte de los diez millones de pesos producto de un préstamo destinado a ese fin que obtuvo la administración municipal anterior?
No olvidar
Si hay una fecha que no puede pasar al olvido es el 24 de marzo. Hace 42 años, ese día, un manto de oscuridad cubría la Argentina. Una sociedad derrotada y contradictoria  atravesaría ese túnel siniestro. Cuatro décadas después, y con el alumbramiento de nuevas generaciones, se hace necesaria una lectura no sesgada para comprender esa etapa ignominiosa de un país lacerado.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *