El saldo preliminar del vendaval y la pedrada

LO QUE LA TORMENTA DEJÓ…

Diferentes dependencias campestres fueron alcanzadas por el temporal.

El fuerte temporal de viento y granizo que se registró en la madrugada del viernes en la zona rural del Partido de Azul, más allá del vuelco de cinco camiones estacionados en inmediaciones de la Cantera Cerro Azul, hecho sobre el que se informó en la edición anterior, ocasionó daños en cultivos de campos cercanos (ver más información en la página 22). Las primeras estimaciones apuntaban a una superficie dañada en el Partido de Azul del orden de las 30.000 hectáreas abarcando parte de la Ruta 226, a la altura del kilómetro 220, pasando por el Arsenal Naval Azopardo hasta la Ruta Nacional nro. 3. La magnitud de los destrozos no pudo ser aún cuantificada, pero se descarta que son millonarios.

Hubo además destrozos en tinglados, silos y galpones, en tanto que el granizo averió cultivos de girasol (a punto de iniciarse la cosecha), soja y maíz, a ser colectado entre los meses de mayo y junio.

Ayer este medio consultó a varios productores como para evaluar el impacto que el fenómeno tuvo en los campos y, en algunos casos, los damnificados aseguraron que las pérdidas en la siembra fueron totales.

Desde la Sociedad Rural de Azul se pusieron en contacto con los responsables de los establecimientos afectados para confeccionar un mapeo que permita tener certezas respecto de lo ocurrido.

Daños que la pedrada dejó en cultivos de maíz.

El meteorólogo azuleño Lucas Berengua informó que  “lo que pasó fue una tormenta severa provocada por una nube que técnicamente se llama cumulonimbus supercelular, que produjo granizos de diversos tamaños, en algunos puntos del centro y sur del partido muy grandes y en gran cantidad”.

Especificó que las ráfagas de viento tuvieron una velocidad estimada por encima de los 150 kilómetros por hora.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *