HABLAN DE RIESGO SANITARIO  

“El SENASA no va a controlar más”

Así lo dijo ayer el delegado de ese organismo en Azul, Carlos Alvarado. Explicó que el gobierno ha levantado diferentes controles y levantará aún más, como los servicios de inspección veterinaria en los frigoríficos. “Esto es muy grave”, advirtió, al tiempo que marcó que desde Nación “están empujando para que los productores se autogestionen. Así nosotros perdemos el control sanitario que tenemos sobre el productor”. 

Carlos Alvarado, delegado en SENASA, habló con este diario sobre las medidas que intenta tomar el gobierno nacional en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria. ARCHIVO/EL TIEMPO

EL DATO:
En la oficina local del SENASA Azul trabajan 4 personas, a los que se suman 5 en EFASA y 3 en Azul Natural Beef. “Si sacan los controles sanitarios en los frigoríficos, quedarían 8 personas sin trabajo. Y nosotros en la oficina también podríamos correr riesgo”, indicó Carlos Alvarado.

Los trabajadores de SENASA están en alerta. A los despidos que se produjeron en todo el país se suman una serie de medidas que está adoptando el gobierno nacional que, entienden, pone en riesgo sanitario al país.
Carlos Alvarado, delegado de ATE en ese organismo, explicó que, por ejemplo, se levantaron las barreras sanitarias que controlan los cítricos en el norte del país y que las del sur estarían por ser privatizadas, es decir que se autocontrolarían los propios productores. Ese mismo criterio, dijo, se aplicará a los frigoríficos, donde suspenderían las inspecciones veterinarias que hasta ahora hace ese organismo oficial. En su lugar, los controles los harían veterinarios designados por los propios establecimientos.
Además, ya está la notificación que SENASA no pagará más los alquileres de las oficinas locales, ni los servicios ni los insumos que demandan. “En una palabra, nos están diciendo que nos las arreglemos como podamos”, sostuvo el dirigente.
Algunas de las medidas   
Al hablar con este diario, Alvarado señaló que la situación actual “es muy delicada” y la equiparó a los años ’90 cuando en plena presidencia de Carlos Menem “se declaró al país libre de aftosa y a los 4 o 5 meses tuvimos el gran problema del brote de aftosa que fue terrible porque se perdieron mercados y demás”.
Recordó que en esa época “los empleados de SENASA pusimos el pecho a esto y trabajamos todos los días sin descanso para que la aftosa se pudiera erradicar, y lo logramos. Fue un trabajo muy arduo de todos para que hoy tiren todo por la borda”.
Es que según explicó, “empezamos con el despido de 130 compañeros, a lo que se sumó que levantaron las barreras sanitarias de la parte norte del país que controlaban el HBL -plaga que ataca a los cítricos y los destruye-, las barreras sanitarias del sur están en veremos porque en cualquier momento pueden ser privatizadas”.
Sobre esto último comentó que los trabajadores de esa barrera están luchando para que continúe siendo del SENASA y no pase a las manos de FUNBAPA, que es la Fundación Barrera Zoofitosanitaria Patagónica.
Además de esto, para graficar aún más la delicada situación en la que está el organismo, marcó que en el transcurso de enero recibieron un mail informándoles que a las oficinas locales no se les pagará más el alquiler, ni la luz, ni gas, ni los insumos que necesitan para funcionar, como papel, toner y todo lo que lleva poner en marcha los controles.
“En una palabra, nos están diciendo que nos las arreglemos como podamos”, advirtió y luego puntualizó que en el país hay 450 oficinas locales “a las que el productor va y hace todos los trámites que necesita. Si no consiguen un lugar, las oficinas se tienen que cerrar e irán a trabajar debajo de un árbol. Es una locura”.
En el caso de Azul, no correría riesgo porque tienen un lugar que comparten con la Oficina de Guías. “Si no tuviésemos ese lugar, estaríamos debajo de un pino en la plaza”.
“Perdemos el control sanitario”  
En ese marco, Alvarado apuntó que “no se paga nada más porque el gobierno está  empujando para que los productores se autogestionen. Es decir que haga los trámites desde su casa. Así, nosotros perdemos el control sanitario que vamos teniendo sobre el productor para ver si vacunó o no, y todo lo demás. Eso queda ahora a la buena de Dios”.
Añadió que con esas decisiones, “no se va a controlar nada. El gobierno especula con que no va a pasar nada, y lamentablemente va a pasar. El HBL ya está en los citrus, en los vacunos no hay focos de aftosa, pero puede volver en unos años si no se controla nada”.
Ante esta situación, comentó que formularon una denuncia “ante la Comunidad Económica Europea, informando que en Argentina no hay un control sanitario agroalimentario”.
Es que sumado a la falta de controles en los cítricos “ahora quieren levantar los servicios de inspección veterinaria de los frigoríficos, que es muy grave”.
De acuerdo a lo que explicó, reemplazarían ese servicio que estaba a cargo del SENASA por directores técnicos contratados por los propios frigoríficos. “Es decir que cada establecimiento se va a autocontrolar y nosotros sólo vamos a tener que ir a certificar la mercadería, nada más. Porque ellos se van a controlar solos”, indicó.
“Están poniendo en riesgo la salud”    
Alvarado, que lleva 38 años trabajando en SENASA Azul, remarcó que con estas medidas “el gobierno está poniendo en riesgo agroalimentario a la población. Dentro de unos pocos meses no vamos a saber qué es lo que estemos comiendo”.
En ese marco, entendió que estas decisiones “vienen acompañadas del hecho que el señor Presidente puso gente de la Sociedad Rural, CONINAGRO, CREA, Techint, Monsanto, que son entidades presididas por amigos del gobierno que ahora están en el SENASA”.
Añadió que “a la gente que estaba dentro del Servicio, la sacaron y puso a toda esa gente que son empresarios amigos. Pero están poniendo en riesgo la salud de la población en la parte alimentaria. Todo va a cambiar porque el SENASA no va a controlar más”.
Pero además, el dirigente se preguntó “¿quién va a venir a comprar a Argentina si no tiene controles sanitarios?”.
Por último, subrayó que “hemos dejado de luchar en la calle, ahora lo vamos a hacer desde adentro porque este gobierno va a jugar con la salud de la población. El futuro es muy negro y esto es, además, el desguace del SENASA”.
QUÉ ES EL SENASA
Según se explica en la página Web, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria -SENASA- es un organismo dependiente del Ministerio de Agroindustria de la Nación, encargado de ejecutar las políticas nacionales en materia de sanidad y calidad animal y vegetal e inocuidad de los alimentos de su competencia, así como de verificar el cumplimiento de la normativa vigente en la materia.
También es de su competencia el control del tráfico federal y de las importaciones y exportaciones de los productos, subproductos y derivados de origen animal y vegetal, productos agroalimentarios, fármaco-veterinarios y agroquímicos, fertilizantes y enmiendas.
En síntesis, el SENASA “es responsable de planificar, organizar y ejecutar programas y planes específicos que reglamentan la producción, orientándola hacia la obtención de alimentos inocuos para el consumo humano y animal”.
 
 
 
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *