POR LA CIUDAD

El Sol: aunque el Estado no lo vea, el barrio siempre está

Luis Silva, Julio Rodríguez, Fernando Chávez, Marianela Carmona, Sandra Aguilar, Claudia Cepeda, María Olguín, Susana González y Juan Silva, vecinos de ese barrio dialogaron con EL TIEMPO para referirse a las diferentes problemáticas con las que deben convivir a diario en ese sector de Azul.

Arriba: Julio Rodríguez, Juan Silva, Marianela Carmona, Luis Silva y Fernando Chávez. Abajo: María Olguín, Claudia Cepeda, Sandra Aguilar y Susana González. Los vecinos del barrio El Sol que dialogaron con EL TIEMPO. NACHO CORREA
<
>
Arriba: Julio Rodríguez, Juan Silva, Marianela Carmona, Luis Silva y Fernando Chávez. Abajo: María Olguín, Claudia Cepeda, Sandra Aguilar y Susana González. Los vecinos del barrio El Sol que dialogaron con EL TIEMPO. NACHO CORREA

Escribe: Javier Ciappina de la Redacción de EL TIEMPO.     

jciappina@diarioeltiempo.com.ar

 

Luis Silva, Julio Rodríguez, Fernando Chávez, Marianela Carmona, Sandra Aguilar, Claudia Cepeda, María Olguín, Susana González y Juan Silva, vecinos del barrio El Sol, dialogaron con EL TIEMPO con el objetivo de dar a conocer las diferentes problemáticas con las que deben convivir a diario en ese sector de Azul. Las pésimas condiciones en las que se encuentran las calles, el olor nauseabundo que surge de la planta purificadora de residuos cloacales de la CEAL que se encuentra en el lugar y otras situaciones relacionadas la calidad de vida fueron algunas de las cuestiones que se abordaron en la  entrevista.

“No tenemos respuestas”

En principio Luis Silva expresó que “estamos retomando el trabajo por el barrio; estas últimas semanas hemos decidido volver a trabajar fuerte por el lugar en el que vivimos, que está sumamente abandonado”.

El referente barrial también destacó que “las necesidades son las mismas de siempre porque no tenemos respuestas. Durante el año y medio que llevamos de la gestión de Hernán Bertellys…nada. Buscamos el diálogo y tampoco se nos abren las puertas y no quieren conversar”.

En lo que tiene que ver con el pésimo estado de las calles en el lugar, Sandra Aguilar contó que por su casa “hace más o menos 11 ó 12 años que no pasa una máquina. Pasa por todos lados menos por ahí, y los pozos siguen estando”.

En ese sentido se mencionó que tampoco hay “trabajo de entubamiento, las alcantarillas están todas rotas, sucias”.

De acuerdo con lo manifestado por los vecinos, los días de lluvia la situación es mucho más complicada. “No se puede ni salir a hacer los mandados”, comentó Luis Silva e inmediatamente Fernando Chávez añadió que, por las paupérrimas condiciones que presentan las calles, “los autos se te suben a la vereda” con el objetivo de evitar roturas, lo que representa una situación de latente peligro.

Además, también en relación con esta cuestión, los camiones que prestan el servicio de recolección de residuos no pueden transitar por todas las arterias del sector y muchos vecinos se ven afectados por esta situación.

“Ricky Martín debe estar acordándose de los pozos del barrio El Sol”

Los vecinos del barrio El Sol contaron que intentaron hablar con algún funcionario del Ejecutivo Municipal de esta problemática. “Nos atendió Marcos Turón pero lo primero que nos dijo era que estaba apurado y no nos podía atender en el Municipio porque se le hacía tarde. Creo que ese es un cuento viejo de los políticos de turno. Después salió de él realizar una reunión en el barrio, al otro día. Yo convoqué a los vecinos pero nunca vino a la reunión”, apuntó Luis Silva.

Según señalaron los vecinos, en esa zona de Azul -en el último tiempo- los únicos arreglos que se hicieron “fueron alrededor del edificio en el que se hizo la Expomiel. Eso fue porque les convenía a ellos, porque querían demostrar que las calles estaban bien”.

Lo mismo sucedió “cuando vino Ricky Martin. Incluso dicen que pasó por Calle Aldaz y dobló en San Carlos hasta el Hipódromo…así que ahora Ricky Martín debe estar acordándose de los pozos del barrio El Sol”.

En ese aspecto, Luis Silva hizo hincapié en que “no queremos confrontar en nada con el Gobierno Municipal. Sí tenemos que ser sinceros con el vecino en que los pedidos se transforman en reclamos y vamos a seguir así hasta que tengamos la solución”.

“No queremos confrontar en nada con el Municipio”

Al referirse a los inconvenientes generados por la planta purificadora de residuos cloacales de la CEAL ubicada en Aldaz y Escalada, Luis Silva dijo que “es un reclamo de antaño de los vecinos. En el momento en el que se construyó no se tuvo en cuenta la urbanización de la ciudad y quedó en el medio de las casas”.

También “pensamos que la CEAL tiene los recursos como para empezar, por lo menos, un proyecto de trabajo para ir solucionando esta problemática”.

Julio Rodríguez y María Olguín, quienes tienen su casa a unos pocos metros de esta planta, también participaron de la charla. “Hace 30 años que respiramos la caca de todo Azul”, señalaron con marcado fastidio en el transcurso de la charla.

A su vez, Rodríguez explicó que “conozco el paño porque me interioricé en el tema. Fui a quejarme -de buena manera- por esta situación y me cerraron las puertas de la depuradora; me declararon persona no grata”.

Igualmente el hombre refirió que “justo a la hora de la comida es cuando largan el barro y comienzan a mezclar en los piletones. En ese momento es insoportable, nauseabundo y horrible el olor que sale de ahí”.

A su vez contó que “cuando se rompen los percoladores empiezan a salir unas mosquitas que invaden las casas; otros de las problemas grandes”.

“Creemos que la cooperativa tiene que invertir y que tiene los recursos para solucionar esta cuestión”, agregó Olguín.

Con el objetivo de dialogar acerca de esta situación es que el miércoles se realizará una reunión en dependencias de la CEAL entre autoridades de esa entidad y un grupo de vecinos de El Sol.

Sobre el final de la charla Luis Silva resaltó que “queremos que el Municipio se abra al diálogo, que sigan el ejemplo de otros intendentes -como lo fue De Paula- y pisen el barrio para darnos soluciones”.

“Esto no es cosa de una sola persona; somos muchos los que vivimos acá y que necesitamos mejores condiciones de vida”, concluyó.

DE BASURA, GARITAS, CORDÓN CUNETA Y OTRAS YERBAS

En otro tramo de la charla, los vecinos se refirieron a unos lotes de terreno (pegados a la purificadora) que según dijeron pertenecen a Cerámica San Lorenzo y están en un estado total de abandono. “Se junta mucha basura, roedores de todo tipo, insectos. Pensamos que los dueños de esos terrenos deberían hacerse cargo y darnos soluciones”, se indicó. Por último se solicitó una respuesta sobre la garita que se encuentra en Calle 7 y Las Flores. “Queremos que la derrumben y hagan una nueva, más moderna. De noche no se puede ir a tomar el colectivo porque se convierte en un aguantadero. Buscamos que la arreglen, porque está a punto de venirse abajo. Además que se construya una dársena para evitar accidentes”, se afirmó en ese contexto.

La construcción de cordón cuneta y la señalización vial es otra de las cuestiones que los vecinos pidieron que se atienda de parte del Estado Municipal, ya que en esa zona de Azul es totalmente deficiente.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *