UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

El tango azuleño estuvo representado en Hungría

Toda la delegación argentina en este viaje que realizaron a Europa para mostrar nuestras danzas clásicas. Sebastián Zapulla y Natalia Latini en una de sus presentaciones en Hungría.
<
>
Toda la delegación argentina en este viaje que realizaron a Europa para mostrar nuestras danzas clásicas.

Además la pareja integrada por Natalia Latini y Sebastián Zapulla estuvieron en Turquía y Austria haciendo shows. En este marco, hicieron una gran cantidad de presentaciones en estos países mostrando que en Azul hay grandes bailarines del ritmo del 2×4.

Un viaje, una pasión y el encuentro de culturas siempre enriquecen. La pareja integrada por Natalia Latini y Sebastián Zapulla estuvo de gira por Europa representando el tango azuleño en distintos países.

Hungría, Austria y Turquía fueron los destinos que tuvieron en el marco de una serie de festivales de danza folclórica por las capitales. Más de 20 días en el que dieron una serie shows en Bucarest, Mezőkövesd, Gyöngyös, Székesfehérvár y Veszprem; Estambul y Viena.

En este viaje fueron parte de la delegación argentina siendo la única pareja de tango de nuestro país. Bailarines de folklore de la ciudad de Rosario y por una orquesta con dos cantores fueron el marco ideal para vivir una experiencia única atravesada por el arte..

Con bailarines de Monte Negro, España, Checoslovaquia, Italia, Turquía, Rusia y Taiwán, los azuleños llevaron el clásico 2×4 de nuestro país. Por este motivo, este diario dialogó con los Latini y Zapulla quienes ya están de vuelta en nuestra ciudad, agotados pero felices.

Lo primero que tuvieron para decir fue que “fue todo muy emotivo. Por momentos estuvimos muy sensibles porque cuando sentíamos el himno argentino, y más estando a miles de kilómetros de distancia de donde somos era algo muy lindo”.

Luego Zapulla explicó que en los distintos festivales que participaron nos encontramos con “con distintas delegaciones del mundo y se cantaba parte del himno, era muy fuerte para nosotros. Nos emocionó hasta las lágrimas”.

El no saber qué concepción tenían del tango en cada uno de los escenarios “lo vivíamos con mucha adrenalina. Como siempre dejamos todo pero con otro sabor estar en otro lugar”.

Obviamente este viaje trae aparejado un “crecimiento profesional muy importante para nosotros, más allá de lo personal. La delegación que nos acompañó de la ciudad de Rosario era gente muy importante, profesionales de primer nivel. Entonces podíamos intercambiar algunos conceptos de baile más allá que la disciplina artística sea otra”.

En este sentido, Latini agregó que “en el intercambio siempre te nutrís de todos los consejos, de ver la forma de trabajar y charlado sobre arte”. Todo el grupo argentino “se convirtió en una gran familia. Es una compañía con un despliegue que nosotros nunca habíamos tenido porque nuestro trabajo es más solitario”.

Para ellos esto “fue un crecimiento porque nosotros estamos acostumbrados a un trabajo entre nosotros, pero ahora éramos más de treinta personas. Nos hemos hecho amigos en estos días de convivencia. Desde el primer fuimos día a disfrutar”.

Intenso, pero hermoso

Las expectativas que tenían antes del viaje “se superaron ampliamente porque todo salió muy bien desde la organización a todo lo que pudimos vivir en cada uno de los encuentros. Esto hizo que nos entusiasme mucho más ir a bailar.

También contaron que la delegación argentina “era una de las más esperadas cuando teníamos que bailar. Además era la única de América entonces hacía que sea más original y distinta nuestra participación”.

Además, dentro del mismo conjunto argentino hubo un crecimiento de la pareja azuleña “porque dentro del show que habíamos planteado teníamos algunos minutos para mostrar nuestras coreografías y con el paso de los shows se fueron incrementando”.

Esto se debe, más allá de la amplitud que tienen la danza “había cosas que nos distinguían y el tango en sí mismo lo era. El contacto físico es primordial y para ellos era algo novedoso, además del juego de pies que también les llamó mucho la atención”.

Además de estar en las ciudades húngaras surgieron visitar otros sitios que no estaban dentro del itinerario original “lo cual nos gustó mucho recorrer. Ir a Austria y Turquía fue muy interesante. Se enteraron que estábamos y nos invitaron. Nos pareció muy importante ir”.

Si bien estaba fuera del festival “cuando fuimos armaron un encuentro que fue muy hermoso. Cada vez pedían más tango. Hacíamos dos o tres espectáculos por día lo cual nos dejaba poco resto para recorrer pero fue muy intenso, pero hermoso”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *