INFORME

“El teatro independiente camina por la vereda del crecimiento”

“Mateo Banks, recortes de una crónica feroz” es una de las producciones especiales del Equipo Delta. “Me parece importante decir que no competimos, ni somos oposición de las distintas propuestas de teatro independiente que se generan en la ciudad, todos sumamos para un bien común y que es el de dignificar el teatro independiente azuleño”, puntualizó Camarotte.
<
>
“Me parece importante decir que no competimos, ni somos oposición de las distintas propuestas de teatro independiente que se generan en la ciudad, todos sumamos para un bien común y que es el de dignificar el teatro independiente azuleño”, puntualizó Camarotte.

Lo señaló el coordinador del Espacio Cultural La Criba, Sergio Camarotte en coincidencia con el director del Equipo Delta Edelmiro Menchaca Bernárdez. Ambos docentes dictan clases en Azul desde hace muchos años y presentan obras con mucha frecuencia, las cuales se colman de público.

El teatro en la Argentina nació del circo criollo, en las últimas décadas del siglo XIX, con un carácter eminentemente popular, combinando elementos provenientes de diversas disciplinas dramáticas, como la pantomima, la farsa y el monólogo crítico. En ese devenir dialéctico que la historia se empeña, el siglo XXI encuentra que el teatro independiente está tomando vuelo.

Estas obras manejan temáticas aggiornadas, nuevas, con un contenido artístico que suele ser la antípoda del teatro comercial; uno de los elementos más importantes son los mismos actores.

Como el teatro es considerado madre de todas las artes, es un ambiente propicio para cobijar el desarrollo de las demás (pintura, escultura, música, poesía, danza, etc). En dictadura, en nuestro país fueron muy perseguidos los integrantes de este teatro independiente, considerados como activistas políticos que se refugiaban en antros. Allí había personas que se atrevían a opinar distinto, ese era su pecado para la censura.

En cuanto a las principales problemáticas a las que se enfrenta el teatro independiente hoy, es la falta de presupuesto en los lugares en los que realizan sus presentaciones. Ese carácter de no dependencia de los grandes sponsor ni de instituciones privadas o gubernamentales, les impide en ocasiones saldar los costos para mantener un lugar con grandes salas o instalaciones. Es por eso que sus presentaciones se hacen en lugares más pequeños.

Los bajos costos de los boletos, en realidad un boleto para ver una obra de teatro independiente cuesta alrededor de 50 a 100 pesos, precios muy bajos para que los actores tengan un buen pago.

Para conocer más sobre el teatro independiente y cómo es la movida en Azul, EL TIEMPO dialogó con el director del Equipo Delta y el Taller Imaginario Soldenoche, Edelmiro Menchaca Bernárdez, y con el coordinador del Espacio Cultural La Criba, Sergio Camarotte. Ambos opinaron sobre la disciplina. Es importante resaltar que hace años que el Equipo Delta y La Criba se aglutinan en TEAZUL (Teatristas Azuleños).

 Menchaca Bernárdez: “De algo estoy seguro, no hay fórmulas mágicas”

En principio, Menchaca Benárdez, opinó que “no todo tiene explicación cuando nos referimos al hecho artístico. Tantas funciones a sala completa en un contexto de teatro alternativo e independiente, puede obedecer a variados factores. Sería interesante encontrarle sentido al fenómeno, pero no sé si nos corresponde hacerlo a nosotros que además sería muy subjetivo. Lo que nos pone feliz es que hay gente que por primera vez accede a una obra teatral, otros que la ven varias veces, la atención que se le brinda al transcurrir de las obras, la conmoción que produce. Todo eso nos sorprende y maravilla. De algo estoy seguro, no hay fórmulas mágicas. Uno se entrega al trabajo, el resto está en la comunión que se produce con el espectador”.

En el mismo sentido fue consultado sobre si semejante respuesta es frecuente o no en el teatro independiente local. “No es frecuente pero tampoco podemos decir que es nuevo. “En vías de extinsión…” tuvo una respuesta fantástica. Un poco atrás podemos recordar a “Sueña, sueña Federico”. Antes “La Radio que pudo ser” y así otras producciones. Son enfoques propios con dramaturgia que me pertenece. Eso es lo que nos produce más felicidad. No vamos por detrás de ningún éxito comercial de los centros teatrales predominantes”, resaltó.

Con relación a lo comercial y la manifestación de esa antinomia en nuestro medio, consideró que “desde 1930, que con Barletta surge el Teatro Del Pueblo como manifestación de los independientes, se habla de antinomia. Yo prefiero hablar de complementación. Hay teatro comercial o independiente bueno y malo. Es casi como la dicotomía de estatal o privado. Creo que buscar el equilibrio entre el productor que tiene como único objetivo el rédito económico es tan malo como el que se aleja del público por simple postura snob, de elite intelectual o actitud ´revolucionaria`. Los grandes maestros hacen las revoluciones. El común de los trabajadores artísticos sólo podemos poner las herramientas de las que disponemos al servicio de la comunicación con el público, sin concesiones facilistas, ni efectistas para ganarnos su adhesión. Un sutil equilibrio que no rompa el vaso comunicante entre el artista y la gente. Sin demagogias, sin subestimación, sin soberbia y con absoluto espíritu de libertad. Nada más peligroso que denostar al otro. Uno siempre tiene que aprender. En un plano bien concreto, hace años que el Equipo Delta y La Criba se aglutinan en TEAZUL (Teatristas Azuleños) una agrupación que espero siga creciendo con otros aportes para fomentar presencia comprometida y solidaria del teatro azuleño en el contexto provincial”.

Es importante señalar que justamente algunos de los proyectos que han colmado la sala son “En Vías de Extinción”, “Abrir la puerta”, “Mateo Banks, recortes de una crónica feroz” y últimamente una producción especial para homenajear al Teatro Español con motivo de su aniversario, “Espectacular 120” (Y la historia sigue). Además cuentan con programa que se llama precisamente “Comunidad”. Dentro de él afectan otros espacios para ampliar las manifestaciones escénicas. El año pasado se presentaron en una plaza del Barrio del Carmen (Fiesta de San Juan) y este año en el teatro San Martín (Azul te Abriga) y finalmente en el Español respondiendo a una invitación que recibieron. También pudieron recuperar la valiosa posibilidad de salir de nuestra ciudad. Estuvieron en Saladillo participando de dos festivales diferentes, “hecho que nos llenó reconocimientos ya que fue muy destacada labor con premios y nominaciones”.

 Camarotte: “Ser independiente y autogestivo no resulta fácil”

Por su parte Camarotte apuntó que “el teatro independiente camina por la vereda del crecimiento, ni en auge ni en decadencia. Creo que con mucho trabajo de los dos lugares donde se dan clases de teatro se ha logrado establecer grupos estables y perdurables en el tiempo lo que hace que continuamente estén presentándose nuevas propuestas teatrales. Por otro lado los alumnos de estos espacios de enseñanza que arman sus propias propuestas independientes más otros teatristas que presentan trabajos  hacen que el teatro azuleño este vivo”.

Opinó que uno de los puntos más importantes del estado actual el teatro azuleño es la unión entre los teatristas de los distintos espacios y el CPTI (Consejo Provincial de Teatro Independiente) fue el que provocó ese acercamiento logrando que “trabajásemos en conjunto en algunas propuestas teatrales y de esta manera potenciar la actividad  teatral”.

Entendió que “ser independiente y autogestivo no resulta fácil y que vivir solamente del teatro en el interior es muy complicado pero con trabajo diario se puede al menos llevar adelante esta profesión y generar recursos para poder proponer nuevos espectáculos, como así también generar ingresos y fuentes de trabajo”.

Realizando un balance del 2017 “este año fue muy importante para nosotros, nos sumamos al proyecto MINGA que nos permitió recorrer varias ciudades de la provincia con propuestas generadas en el Espacio Cultural La Criba. El proyecto Minga se trata de que cada espacio ofrece su sala para la llegada de propuestas teatrales y desde el mismo se proponen trabajos teatrales para ir a otros lugares, con el mismo estuvimos en Carlos Tejedor, Chivilcoy, La Plata, además fuimos a Rauch, Olavarria, Cacharí, Mar del Plata estos últimos en diferentes marcos o gestiones”.

Culminó diciendo “me parece importante decir que no competimos, ni somos oposición de las distintas propuestas de teatro independiente que se generan en la ciudad, todos sumamos para un bien común y que es el de dignificar el teatro independiente azuleño. En cuanto al teatro comercial la gran diferencia para mi es que en el sólo se propone entretenimiento y en el teatro independiente se propone entretenimiento, reflexión, análisis, con la idea que te lleves algo para tu archivo de vida que no sea solamente esa hora, hora y media de espectáculo. Por eso el teatro independiente no resulta en estas épocas multitudinario pero los que se permiten ver teatro independiente jamás dejan de hacerlo por que resulta enriquecedor para cualquier persona”.

Más sobre el Equipo Delta y el Taller Soldenoche 

En febrero de 2016 abrieron el Vivero Cultural Otoño Azul, donde trasladaron La Salita, espacio de trabajo y experimentación escénica que viene desde el 2000 cuando se instaló en Soles y Fogatas, dependencias de la municipalidad. En ese lugar compartían la tarea con lo que fue el Taller Teatral Municipal, a mi cargo desde su creación en el año 1984 hasta mi renuncia en el 2013. Las fechas vienen a propósito porque se trata de una continuidad y profundización de una actividad que tiene muchos años de esfuerzo  pero que a partir de contar con una sede propia se refuerza en su carácter independiente. A partir de entonces no se han detenido y van lentamente reafirmando proyectos y programas como en un momento se atrevieron a soñar.

Sobre esos proyectos apuntó que el principal para nosotros es el Programa Otoño Azul Escenario Propio, donde damos concreción a las producciones escénicas que se originan a través del Taller de Teatro Imaginario Soldenoche, la “pata” formativa y de laboratorio que promovemos desde el Equipo Delta. Luego está el programa Escenario Nacional e Internacional para dar cabida a expresiones de otros ámbitos. Por lo pronto hemos tenido referentes de Chile, Mendoza, Italia. En la nueva sede también pudimos dar cabida a la Danza, Charlas,  las Letras a nivel local y con autores argentinos y de Cuba/EEUU. Este año logramos incorporar el perfeccionamiento con un exitoso taller de Comedia del Arte a cargo de dos actores italianos y también sumar  la presentación de un músico. Son pequeños grandes pasos que vamos dando en la medida de lo posible.

Acerca de las próximas actividades, anticipó que vamos culminando el ciclo de los distintos grupos de taller. Seguimos trabajando con proyectos específicos que pensamos definir si el período de verano lo permite. Tenemos nuevas funciones de “Mateo Banks” y esperamos concretar una visita a nivel internacional. Sobre el resto, una vez terminado el calendario 2017 dirigiremos nuestra energía a tantos proyectos que siempre engordan la carpeta esperando el momento adecuado para atreverse hasta donde dan los sueños. Así logramos concretar muchas cosas que entraban en la categoría de imposibles. Es cierto que es duro el camino, no es gratuito y tiene su precio. Hace falta dedicación, responsabilidad, mucho compromiso, disconformidad con lo establecido, luchar contra el estado de comodidad que nos achata y nos hace mediocres.

ADHESIÓN AL ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DE AZUL

El Equipo Delta programó como cierre del ciclo teatral 2017 dos últimas funciones de la obra “Mateo Banks, recortes de una crónica feroz” para el 16 y 17 de diciembre a las 21 horas. Las entradas se encuentran en venta que pueden solicitarlas a integrantes del grupo o comunicar para informes y reservas con el 15-315117.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *