TRABAJA EN UNA AGENCIA QUE ESTÁ EN EL CENTRO

El testimonio de un remisero que fue asaltado

“Al doblar en una calle cortada, que a esa hora estaba todo oscuro, me robó. Me apoyó una cuchilla en las costillas y me pidió que le diera todo. Yo le di la billetera y él se bajó. Después, puse marcha atrás y casi lo piso con el auto”. Un chofer que tiene 44 años habló del ilícito que lo tuvo como víctima el domingo 19 de marzo y fue cometido por un pasajero al que ese día había ido a buscar a Burgos y Calle 5. Desde el viernes pasado hay un hombre detenido por una causa donde está acusado de haber herido a puñaladas a un joven. Los investigadores creen que sería el mismo sujeto que cometió el robo al remisero que ayer habló con este diario. Y hay sospechas de que, hace cinco días,  también asaltó al chofer de otra agencia. Al detenido van a someterlo a diferentes ruedas de reconocimiento en sede policial durante el transcurso de la semana que viene.

Dos asaltos a remiseros continúan siendo todavía materia de investigación, a través de sendos sumarios penales que se están instruyendo desde fiscalías con sedes en los Tribunales de Azul.

Tal lo que EL TIEMPO informara en su edición del sábado último, uno de esos ilícitos había tenido como víctima a un chofer de una agencia que está en Mitre y Cáneva, hecho que se produjo durante las primeras horas del viernes que pasó. Y el otro robo se registró el pasado domingo 19 del corriente mes, ocasión durante la cual a un remisero de una agencia que está en Yrigoyen entre Burgos y De Paula un pasajero le sustrajo dinero, tras amenazarlo con un arma blanca y reiterar así la misma modalidad que había tenido el asalto al otro chofer.

Los investigadores cuentan con elementos que refuerzan la idea de que el autor de ambos robos fue el mismo sujeto. Y en ese contexto, las sospechas y diferentes pruebas reunidas hasta el momento apuntan a un hombre que está preso desde el viernes pasado, día en que efectivos de seguridad lo detuvieron en el Barrio Pedro Burgos.

Pero esa medida cautelar se llevó a cabo teniendo en cuenta un pedido de captura que el hombre registraba desde el año pasado, en el marco de un sumario penal donde figura acusado de haber atacado a puñaladas a un joven.

Con el presunto autor de ese caso de lesiones graves -tal la calificación que ese expediente judicial tiene- detenido, está previsto durante el transcurso de la semana que viene realizar diferentes ruedas de reconocimiento en sede policial.

Esas diligencias están orientadas -según señaló un vocero policial ayer- a que los remiseros puedan identificar, o no, a este hombre como el mismo sujeto que los asaltó.

Un testimonio

Ayer este diario dialogó con el chofer que había resultado víctima de uno de esos robos, un hecho que -tal lo ya referido- se produjo en horas de la noche del pasado domingo 19 del corriente mes.

El conductor, que tiene 44 años, prefirió no revelar su identidad durante lo que fue el testimonio brindado a EL TIEMPO, declaración donde dio cuenta del  violento asalto que lo tuvo como víctima.

Además, y al igual que ya ha ocurrido con más víctimas de otros ilícitos, el hombre mostró su disconformidad porque actualmente, cada vez que en Azul alguien se comunica con el teléfono de emergencias de la Policía, es atendido en Mar del Plata y no en esta ciudad, como meses atrás ocurría.

El remisero que trabaja en esa agencia ubicada en el centro de la ciudad ubicó a lo sucedido el pasado domingo 19 de marzo, cuando era alrededor de la hora 21.

“A esa hora la telefonista me mandó a buscar a un pasajero a Burgos y Aldaz. Como nosotros tenemos como cliente a uno de los chicos que trabaja en la confitería de la esquina, la que está en Yrigoyen y Burgos, en ese momento pensé que estaba yendo a buscarlo a él”, contó ayer el chofer asaltado.

Pero las sospechas para el remisero comenzaron cuando, al llegar al lugar que le había sido indicado desde la agencia, el pasajero no estaba.

Según contó, al señalarle esta situación a la telefonista la joven volvió a comunicarse con el pasajero que había llamado, quien en esa segunda ocasión le indicó que el remís fuera a buscarlo a “la calle Burgos, llegando casi a la Calle 5”.

El chofer señaló que, al verlo llegar hasta el vehículo, ya la actitud del pasajero le pareció sospechosa. Además, inmediatamente se dio cuenta de que no era el cliente de la agencia al que solía ir a buscar a ese sector de la ciudad.

“En ese momento yo tendría que haber puesto primera e irme. Pero me equivoqué. Ahora me doy cuenta que me equivoqué”, reflexionó ayer la víctima de este robo.

Una vez que ese pasajero se subió al asiento trasero del auto “me pidió que lo llevara al Barrio UOCRA”, contó el conductor.

De esa manera, el remisero tomó por calle Colón hasta llegar a la Avenida Mitre. Y en el camino, ante la sospecha de que podía convertirse en víctima de un robo como finalmente pasó, “le hice seña de luces a un patrullero”.

“Pero los que iban en el móvil no se dieron cuenta de nada”, señaló con relación a la actitud de esos policías.

Continuando con lo que fue ese viaje donde finalmente terminó siendo asaltado, el remisero dijo que posteriormente ese sujeto que llevaba como pasajero “me hizo seguir un poco más, hasta el Barrio San Francisco”.

“Y al doblar en una calle cortada, que a esa hora estaba todo oscuro, me robó. Me apoyó una cuchilla en las costillas y me pidió que le diera todo. Yo le di la billetera y él se bajó. Después, puse marcha atrás y casi lo piso con el auto”.

El conductor mencionó también que siguió al ladrón “unas dos cuadras”, aunque eso no derivó en que finalmente pudiera retenerlo.

Durante el robo, al chofer de la agencia de remises que está en Yrigoyen entre De Paula y Burgos le fueron sustraídos unos cuatrocientos pesos en efectivo.

El dato

Pedro Ignacio Juárez tiene 32 años y está detenido desde el pasado viernes, tras hacerse efectiva por parte de policías del Gabinete de Investigaciones de la Seccional Primera local una orden de captura que registraba desde el año pasado por esa ya mencionada causa penal donde está acusado del delito de “lesiones graves”. Sobre ese mismo hombre, según voceros policiales indicaron ayer, recaen ahora las sospechas de que habría sido el autor de los asaltos a los dos remiseros. Por ese motivo es que se harán la semana que viene las ruedas de reconocimiento. “Y lo estamos investigando por dos robos calificados más que también hubo el año pasado”, agregó la misma fuente policial.

“TE ATIENDEN EN MAR DEL PLATA”

El conductor asaltado contó ayer que se negó a darle el teléfono celular al delincuente, ya que en ese entonces lo escondió y le dijo que lo había dejado cargando en la agencia.

Desde ese celular, instantes más tarde, el remisero llamó al teléfono de emergencias de la Policía. Y ahí surgió esa situación que también denunció en la entrevista con EL TIEMPO.

“Ahora vos llamás al 101 o al 911 y te atienden en Mar del Plata. Y eso es un problema ¿Cómo se soluciona, qué hacemos con eso?”, se preguntó la víctima de este robo.

“Si te atienden en Mar del Plata, ¿qué le puedo decir al que me atiende, que me están asaltando en ‘El Solito’? Obviamente que no va a entender nada. Esto que estoy diciendo es también una queja. Fue una situación brava la que viví mientras estaba trabajando y no sé cómo se puede solucionar esto”, agregó finalmente, mientras se preguntaba qué podría haber pasado con él si el delincuente lo hería con ese cuchillo que portaba, teniendo en cuenta después el tiempo en que puede demorar la Policía en llegar a una emergencia si ahora, al llamar al 911 o al 101, los ciudadanos de Azul son atendidos en Mar del Plata.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *