CIERRE Y SANEAMIENTO

El titular del OPDS afirmó que en Azul “no va a haber más contaminación a raíz del basural”

El intendente Hernán Bertellys, el titular del OPDS Ricardo Pagola y el director de Residuos de la provincia Walter Vega, durante la conferencia de prensa del último viernes.
<
>
El intendente Hernán Bertellys, el titular del OPDS Ricardo Pagola y el director de Residuos de la provincia Walter Vega, durante la conferencia de prensa del último viernes.

Lo aseguró el director Ejecutivo del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible, Ricardo Pagola. El viernes estuvo en esta ciudad y habló de la obra que en los próximos meses comenzará en el predio de EcoAzul, que consiste básicamente en la compactación y cobertura de la basura, y en la construcción de una celda transitoria donde se vayan disponiendo los residuos durante tres años. Luego de advertir que el basural a cielo abierto de esta ciudad es el segundo más grande de la provincia, el funcionario bonaerense sostuvo que impulsarán los mecanismos necesarios para controlar y exigir que la obra “continúe en el tiempo”.

EL DATO:

El convenio marco firmado entre la provincia y el municipio, establece una serie de pautas y condiciones que el municipio deberá cumplimentar para mantener la obra en el tiempo una vez ejecutada. Ese compromiso fue refrendado por el Concejo Deliberante, dándole un respaldo institucional al tema. Además, cada 6 meses, la comuna tiene la obligación de informar al OPDS el seguimiento de la postclausura.

En ese marco, la empresa que resulte adjudicataria deberá generar un Plan de Gestión Ambiental a ejecutar durante la fase de realización de la obra y confeccionar un Plan de Monitoreo ambiental que deberá ser ejecutado por el Municipio.

El basural a cielo abierto en el que se convirtió lo que alguna vez fue un relleno sanitario en esta ciudad, será cerrado y saneado en el marco de un plan integral que encararán la provincia de Buenos Aires y el municipio de Azul.

Para brindar detalles de lo que serán las obras que comenzarán en los próximos meses, el viernes estuvo en esta ciudad Ricardo Pagola -director Ejecutivo del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible- junto a Walter Vega -director provincial de Residuos- y representantes de Medio Ambiente de los municipios de Junín y San Vicente, comunas que junto a Azul y Balcarce fueron las cuatro seleccionadas para llevar adelante el plan de reconversión de sus basurales a cielo abierto.

La obra que se llevará adelante en Azul será, a grandes rasgos, de compactación y cobertura de la basura en el predio y la construcción de una celda transitoria donde se vayan disponiendo los residuos durante tres años, mientras se consigue un nuevo predio para instalar un nuevo relleno sanitario. El monto aproximado es de 40 millones de pesos.

“Que la comunidad se quede tranquila”     –

En la conferencia de prensa que dio junto al intendente Hernán Bertellys en su despacho, el funcionario provincial explicó que el problema de los basurales a cielo abierto en la provincia “es un drama” y puntualizó que “el basural de Azul es el segundo más grande de la provincia de Buenos Aires, después del de Junín”.

También aseguró que la gobernadora María Eugenia Vidal dispuso que se comience a trabajar para dar una solución a la problemática de los basurales a cielo abierto ya que en la provincia “no se han hecho obras en este sentido desde hace más de 15 años”.

Pagola hizo especial hincapié en “la cantidad de inconvenientes que trae un basural: se quema, produce accidentes en las rutas, contaminación en las napas, roedores, enfermedades. Lo que el Estado no paga corrigiendo ese problema, lo paga necesariamente por otro lado. Por lo tanto, la gobernadora ha decidido entrarle de lleno a este problema”.

En lo que hace al basural de Azul, indicó que “lleva 17 años sin ningún tipo de obras y absolutamente descontrolado. Desde hace años vengo leyendo que este es uno de los problemas más sensibles que tiene la comunidad azuleña”.

Añadió que “por eso queremos que la comunidad se quede tranquila porque va a ser para siempre. Es una obra de ingeniería compleja que va a garantizar que no va a haber más contaminación a raíz del basural”.

En ese contexto, consignó que el 3 de julio se abrirán los sobres para la designación de la empresa que se hará cargo de los trabajos y advirtió que cualquiera de las firmas que gane la licitación va a tener la experiencia necesaria en ese sentido.

El saneamiento del basural     –

Por su parte, el ingeniero Vega -que está a cargo de esta política de erradicación de  basurales- explicó que puntualmente en Azul, como el predio fue un relleno sanitario en algún momento, “a diferencia de otros basurales, tiene cierto orden superficial. Entonces, las obras van a implicar una reconformación del perfil de los residuos, compactándolos para disminuir su volumen”.

A partir de ahí, indicó que se los aísla del medio ambiente con una cobertura de tres capas: una primera capa de suelo, una segunda de baja permeabilidad que evitará el ingreso de agua pluvial a la masa de residuos, y otra capa de suelo vegetal, para favorecer una rápida parquización de la superficie y un control de erosión.

Esa área contará además con tuberías que van a permitir la salida del biogas que genera el residuo en su descomposición, y en la zona perimetral tuberías para extraer los líquidos lixiviados -que son altamente contaminantes-. Estos se depositarán en una pileta de acopio de esos líquidos -que es un recinto cerrado impermeabilizado con polietileno de alta densidad- en la que se irá descomponiendo para ir perdiendo la capacidad contaminante que tienen los lixiviados.

La obra implica también el saneamiento hidráulico, para asegurar la rápida eliminación del agua pluvial en la zona donde se depositaron los residuos, garantizando además que no genere inundación en sus alrededores.

“Con estas obras viene la restitución de un cerco perimetral y control de accesos al predio, con una cortina forestal perimetral, un alambrado y portón de acceso”, consignó.

Paralelamente, indicó que se harán tres pozos de monitoreo de la primera napa de agua subterránea. El municipio tendrá que monitorearlo cada seis meses y entregar la información al OPDS, “y ese sería el chequeo de que el cierre del basural ha sido efectivo en el tiempo”.

Asimismo, destacó como un aspecto no menor la ejecución de la celda transitoria “que va a ser un sitio de disposición final sanitaria de los residuos, un recinto estanco, impermeabilizado en condiciones de relleno sanitario. El municipio va a contar con ese espacio que tiene prevista una duración de tres años de vida útil, para tener resuelta la disposición final en condiciones sanitarias durante ese tiempo, en el cual el municipio tendrá que generar la solución definitiva posterior”.

De acuerdo a lo que indicó, el plazo de obra contractual es de cuatro meses, pero advirtió que al tratarse de una obra de movimiento de basura y de suelos, las condiciones climáticas pueden afectar ese plazo.

Controles     –

Antes de que el predio de EcoAzul sea un basural a cielo abierto, fue un relleno sanitario. El OPDS, como organismo de control y fiscalización, no estuvo muy atento a lo que pasó en Azul. Consultado qué medidas se tomarán para que no vuelva a ocurrir el desastre que ocurrió, Pagola indicó que “el OPDS ha cambiado. Estaba prácticamente destinado a los cuatro grandes polos industriales de la provincia -Bahía Blanca, Zárate/Campana, Dock Sud/La Plata y Gran Buenos Aires- en detrimento de lo que era el interior de la provincia de Buenos Aires. La gobernadora nos ha pedido que generemos políticas para todo el territorio de la provincia”.

Añadió que “en esa dinámica de descentralizar las medidas ambientales de la provincia, hemos generado un plan de tutores ambientales en los que profesionales del OPDS están en permanente contacto con los municipios agrupados por región”.

El funcionario provincial advirtió además que “los recursos de la provincia son finitos. Estamos frente a un serio problema de recursos ante la cantidad de obras que necesariamente hay que hacer. Así que este tipo de obras que estamos logrando gestionar en cada uno de los distritos, para la provincia son de mucha sensibilidad, por lo tanto las vamos a cuidar como oro. Eso significa que estaremos monitoreando que hace cada distrito con ese convenio que firmamos, viendo si el municipio cumple o no las pautas que la provincia impuso para hacer esta obra”.

Por último, indicó en este sentido que “nosotros tenemos mucha confianza en las actuales autoridades de Azul, porque fueron ellos quienes nos impusieron la necesidad de resolver este problema. No obstante, la provincia tiene las herramientas suficientes para hacer controlar y exigir que esa obra continúe en el tiempo”.

DÓNDE IRÁ LA BASURA EN EL MIENTRAS TANTO?

El intendente Hernán Bertellys indicó que mientras se desarrolle la reconversión del basural y hasta tanto se haga una celda transitoria para depositar los residuos, hay varias alternativas para disponer la basura. Dijo que una de ellas es seguir depositándola como hasta ahora, pero de una forma más controlada y, por otro lado, “está incluido en el presupuesto, el plan para disposición final alternativo, que es durante tres años y que nos da tiempo a generar otro nuevo espacio para el tratamiento final de los residuos”.

Añadió que “a partir del saneamiento tenemos una gran oportunidad de comenzar de cero en una nueva etapa ambiental” y habló de la adquisición de un nuevo lugar como “un desafío importante que tenemos por delante”.

Sobre la separación domiciliaria de los residuos, apuntó que también está contemplada en el plan integral y dijo que “lo vamos a poder implementar a partir del saneamiento”.

En ese sentido, marcó que “el primer paso lo tiene que dar el Estado, y lo está dando porque en los próximos meses vamos a tener los primeros resultados. A partir de ahí vamos a poder empezar una nueva etapa de educación, una nueva cultura de medio ambiente y de tratamiento de residuos”.

En este punto, Ricardo Pagola recordó que hace unos meses firmaron un convenio “donde la provincia se obliga a hacer esta obra, pero el municipio se obliga a tratar los residuos, después de hecha la obra, como la norma lo dispone”.

El jefe comunal señaló también la intención de la comuna de “sacarle el valor agregado al residuo. Hay muchas posibilidades de generar energía, abono, entre otras cosas. Esa es la decisión política que tenemos desde el municipio y contamos con el apoyo del gobierno provincial y del nacional para hacerlo. La tarea no va a ser fácil pero la vamos a encarar”.

OTRAS DEFINICIONES DE PAGOLA

LA GENTE QUE VIVE DE LA BASURA.- “Es un problema social importante y hay un plan de inclusión que lleva adelante el municipio para que esas personas no tengan ningún tipo de inconvenientes en el futuro. En otros basurales, cuando los municipios o la provincia empiezan a sanear este tipo de obra, dejan sin su ingreso diario a las personas que lamentablemente subsisten con la basura. El plan de inclusión del municipio los va a contemplar y la provincia los va a apoyar”.

EN AZUL SE GENERAN 60 TONELADAS DIARIAS DE BASURA.- “Es mucha cantidad. Tenemos que hacer lo que dijo el Intendente: ir hacia planes de separación, de reciclado. Hay residuos que sirven y será el propio municipio de Azul el que elaborará los planes necesarios de acuerdo a la idiosincrasia del azuleño. Esto es responsabilidad municipal y la provincia apoya”.

METAMENSAJE.- “Seguramente, en los próximos presupuestos municipales este tipo de obras va a ser exigida por las propias comunidades. Esto es un metamensaje que le damos a la sociedad: las cosas hay que hacerlas de otra manera. No puede ser la cantidad de basurales a cielo abierto que han dejado durante años las distintas administraciones en la provincia de Buenos Aires, que generan contaminación y problemas en la salud en la población”.

ERRADICACIÓN DE BASURALES.- “La gobernadora (María Eugenia Vidal) ha dispuesto entrarle a este problema que data de más de 20 años. En la provincia de Buenos Aires no se han hecho obras en este sentido desde hace más de 15 años. A pesar de que son muchos los basurales, la gobernadora nos ha pedido que iniciemos por los más problemáticos y álgidos, que son Junín, Azul San Vicente y Balcarce”.

POSIBLE REGIONALIZACIÓN

Durante la conferencia de prensa que se realizó el viernes por la tarde en el despacho oficial, el intendente Hernán Bertellys indicó que luego del cierre y saneamiento del basural, “vamos a intentar hacer un plan regional que sería lo más futurista posible. Sería el plan más ambicioso. Lo vamos a plantear en muy corto plazo. Si no se puede dar, haremos un plan local superador, generando conciencia para cambiar culturalmente el trato con la basura, además de darle un valor”.

Agregó que “hablamos de regionalización porque cuando más volumen de basura hay, más posibilidades hay de generación, por ejemplo, de energía”.

Señaló que ya han dado los primeros pasos, al contactarse con algunos municipios de la región.

En este aspecto, Ricardo Pagola advirtió que “son las propias autoridades locales las que disponen la regionalización o no. La provincia no impone nada. Nosotros estamos para apoyar las decisiones de las comunas de cada uno de los distritos. Si los municipios quieren agruparse, la provincia apoya”.

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *