DEUDAS IMPAGAS Y NÚMEROS QUE NO CIERRAN

El transporte en el campo, un tema que debe debatirse

Los consejeros Patricia Quattrocchio, Gisela Montenegro, Cristian Draghi, Andrea Ficca y Claudio Fiorenza recibieron a este medio para informar acerca del transporte escolar rural.
<
>
Los consejeros Patricia Quattrocchio, Gisela Montenegro, Cristian Draghi, Andrea Ficca y Claudio Fiorenza recibieron a este medio para informar acerca del transporte escolar rural.

En la actualidad el transporte escolar rural está funcionando con normalidad, aunque la deuda con los proveedores continúa y desde la provincia están controlando a los beneficiarios de este servicio. Un relevamiento de este distrito de los chicos que necesitan de transporte determinó que de 619 quedaron 519. Los consejeros consideraron que el estado de los caminos y las limitaciones de la vida rural hacen que, quien tenga la posibilidad, se venga a vivir a la ciudad. Lo concreto es que las escuelas rurales están cada vez más vacías.

El inicio de clases en los últimos tiempos ha traído consigo problemas en el servicio del transporte escolar rural a raíz de la deuda que habitualmente tiene el gobierno provincial con los proveedores del servicio. Los primeros días de la semana que pasó hubo algunos problemas en este distrito para el transporte de los alumnos de escuelas rurales, pero de acuerdo con lo que aseguraron consejeros escolares a este diario, sólo se trató de un problema administrativo que fue resuelto. No obstante, a los transportistas les deben 7 meses del año pasado. La provincia pagó recientemente el monto correspondiente a los meses de junio y julio de 2015. Además, la discusión que se viene por estos días es una necesaria readecuación de los valores que se pagan por kilómetro a los proveedores del servicio. Paralelamente desde la ciudad de La Plata están requiriendo nueva documentación para evaluar la situación socio-económica de quienes reciben este servicio para depurar los listados. Para conocer en detalle cómo se está prestando este esencial servicio, este medio dialogó con los consejeros escolares Patricia Quattrocchio, Andrea Ficca, Flavio Fiorenza, Cristian Draghi y Gisela Montenegro.

En la nota surgió un tema adicional y sobre el cual hay que poner atención: en los relevos que realizaron para conocer el número de los alumnos rurales que necesitan de transporte, surge que hay actualmente una importante migración de familias del sector rural a la ciudad. Hay datos que así lo indican y una realidad que no se puede soslayar, ya que hay escuelas primarias ubicadas en la zona rural que pueden llegar a ser cerradas.

 

 “La situación es normal”

“En realidad el servicio no está ni estuvo resentido”, aclaró en principio la consejera del Gen Patricia Quattocchio, al tiempo que explicó que el presidente del cuerpo, Martín Laborda, no estuvo presente en esta nota por encontrarse haciendo gestiones en la ciudad de Olavarría. Explicó que la semana pasada hubo un día en que se originó algún conflicto que tuvo que ver con el reacomodamiento que existe a partir de la asunción de las nuevas autoridades provinciales. “La gestión provincial comenzó en diciembre, al igual que acá que los chicos son la mayoría nuevos, excepto Gisela, y por ahí la dinámica de las contrataciones llega desfasada para nosotros para lo que es la estructura que veníamos manejando”, especificó.

Es que desde la provincia requirieron otro tipo de documentación de los alumnos del distrito que son transportados y eso lleva un tiempo.

Paralelamente lo que se hizo fue una prórroga de contrato por 60 días a los transportistas para garantizarles la escolaridad a los alumnos de la zona rural que venían siendo transportados. Lo que queda aún sin resolver son los alumnos nuevos que ingresaron este año al sistema educativo, aunque se espera que haya una solución en el mes de abril.

“Cuando empezamos a gestionar, la gente de La Plata nos dio la posibilidad que si se nos genera algún problema de importancia con algún alumno que tiene que ser transportado, tenemos que hacer la justificación necesaria como para que no quede sin ir a la escuela”, apuntó. La consejera advirtió entonces que “hasta ahora la situación en normal”, aunque reconoció que hubo algunos percances “lógicos de una gestión nueva”.

 

Depuración de los listados 

La consejera Gisela Montenegro del Frente Renovador dijo que “nosotros veníamos trabajando con un modelo de declaración jurada, que es la documentación que hay que presentar por alumno, que la empezamos a solicitar todos los años a partir de noviembre o diciembre. Se trabaja con la ciudad de La Plata hasta el mes de febrero para poder hacer los recorridos pero este año, cuando ya teníamos todo listo, llegó una nueva disposición a partir de la cual cambió el modelo de declaración jurada, ya que hay que incorporarle los cuil de los padres de los alumnos porque van a hacer un seguimiento”.

Desde el gobierno provincial harán un seguimiento de la situación económica de cada familia para determinar si necesitan o no el servicio de transporte, se aclaró. “Vamos a presentar toda la documentación que nos presenten los directivos y los padres, pero va a depender de ellos quién seguirá siendo transportado o no”, advirtió la consejera.

A propósito de esto, Andrea Ficca comentó que “nos parece bien el control que quieren hacer porque el Estado tiene que responder pero con la gente que realmente lo necesita”.

De cualquier manera, aseguraron que en el distrito de Azul de por sí habrá una disminución en los listados por este fenómeno que cada vez vive menos gente en el campo (ver recuadro).

Para hacer este trabajo se consultó a todos los propietarios de los campos y los consejeros agradecieron porque respondieron al llamado que se les hizo desde el Consejo, brindando la información que se les estaba requiriendo.

 

Deuda y valores

Puntualmente sobre el pago a los transportistas, los consejeros informaron que recién les pagaron los meses de junio y julio de 2015. Ficca explicó que “ahora pagaron dos meses y van a ir pagando los meses que se deben para ponerse al día. El compromiso de pagar la deuda está”.

Quattrocchio puntualizó que “la situación en la provincia es muy compleja por la deuda que dejo la gestión de Scioli y eso se tiene que pagar, los proveedores tienen que cobrar”.

Además de la deuda, el tema que se viene para el transporte es la readecuación de los valores vigentes que se pagan por kilómetro.

Al respecto, Montenegro indicó que el próximo martes las autoridades provinciales tendrán una reunión para evaluar los temas vinculados con el transporte; una de las cuestiones es el precio por kilómetro y por vehículo.

“Se va a poner en consideración los kilómetros que recorren por caminos de tierra; está previsto un precio diferente entre kilómetro por asfalto y los que se hacen por tierra. Eso es algo positivo. También se van a considerar los kilómetros vacíos que hacen los transportistas”, explicó la consejera.

Se puede decir que el servicio se está prestando en forma normal, aunque se está confeccionando desde la provincia un nuevo listado de beneficiarios del transporte rural. Paralelamente tendrá que resolverse en el corto plazo los nuevos valores para el pago a los proveedores, así como qué hacer con la deuda que el Estado bonaerense tiene que ellos.

ABRUPTO ÉXODO A LA CIUDAD

La consulta de EL TIEMPO por el transporte escolar rural en el distrito de Azul derivó en otro fenómeno que se está dando: el traslado de las familias del sector rural a la ciudad. Respecto del año pasado, en los listados de alumnos que necesitan transporte hay 100 alumnos menos. De 619, quedaron 519. “Eso me hace mucho ruido; desde que estoy acá, nunca había pasado”, reflexionó Quattrocchio, quien sugirió como principales motivos de esta situación “el estado de los caminos rurales y las condiciones de vida en los establecimientos. Hubo mucho éxodo de los pobladores rurales a la ciudad”.

Montenegro entendió además que “con el estado de los caminos rurales, los chicos pierden muchos días de clase. Entonces los papas, si tienen la posibilidad, optan por irse a la ciudad para que sus hijos puedan ir todos los días a la escuela”.

Esto, a su vez, deriva que hoy las escuelas primarias rurales tengan muy pocos alumnos; hay algunas que tienen 2 alumnos, como el caso de la escuela de La Sofía, e incluso una escuela –la 51 del Paraje El Destierro- no tiene alumnos y corre riesgo de ser cerrada.

Quattrocchio opinó frente a esta realidad que “hay que apuntar a revalorizar la vida del trabajador rural. Es un desafío para quienes tienen el poder implementar políticas que permitan garantizar la calidad de la mano de obra en el campo porque si hacemos un sondeo la mayoría de la gente que hoy vive en el campo y que tiene su familia ronda entre los 50 y 70 años, hay muy poca gente joven y por eso no hay alumnos en las escuelas”. Expresó que “cerrar una escuela en el campo es muy triste”, al analizar una realidad que abruptamente ha cambiado en 2016.

Flavio Fiorenza remarcó que es preocupante debido a que “este año fue muy de golpe”.

LA OPCIÓN DE USAR EL FONDO EDUCATIVO 

El lunes pasado hubo una reunión en el Consejo con los transportistas donde se planteó un tema que viene siendo debatido en esta ciudad desde hace tiempo: que se utilicen recursos del Fondo Educativo que llega desde Nación a los municipios para pagar a los proveedores de este servicio y luego se reintegren los fondos cuando los gire la provincia.

Los consejeros explicaron que les solicitaron a los transportistas, que fueron quienes plantearon esta posibilidad, que les dieran tiempo hasta fines de marzo para ver cómo define este tema la provincia.

No obstante, Ficca, que es de la misma fuerza que el actual Intendente Municipal, aseguró que “tenemos su apoyo con respecto al Fondo Educativo, pero tenemos que esperar cómo resuelve esto la provincia”.

“Nosotros necesitamos hoy que se resuelva la situación con los transportistas, más allá de cómo dejo el ex gobernador la provincia. De la misma manera que se está haciendo en Azul, donde encontramos un municipio devastado e incendiado”, consideró.

Recordó como ejemplo de la voluntad que existe en este sentido que este año con esos fondos el municipio pagó el transporte de lo chicos que concurrieron a las “Escuelas Abiertas en Verano”.

También destacó que el cuerpo posee en la actualidad una relación fluida entre ellos, y con las autoridades municipales como para que puedan debatirse estos temas. “Queremos que las cosas funcionen y vamos juntos a todos lados y a La Plata a pelear lo que son los derechos de los chicos”, resaltó.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *