FERROCARRILES

El tren de carga mejoraría entre 19% y 27% el precio de los granos del NOA

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, el transporte ferroviario ayudaría a disminuir los costos y a incrementar las exportaciones de maíz, soja y trigo, generadas en el norte argentino.

El uso intensivo del ferrocarril de carga, en reemplazo del camión para el transporte de granos, originaría una mejora en los precios de los productos.
<
>
El uso intensivo del ferrocarril de carga, en reemplazo del camión para el transporte de granos, originaría una mejora en los precios de los productos.

ROSARIO (Por Gabriel Quaizel). El uso intensivo del ferrocarril de carga, en reemplazo del camión para el transporte de granos, ayudaría a reducir los costos de los fletes en dólares y, consecuentemente, originaría una mejora en los precios de los productos como el maíz, la soja y el trigo, que oscilaría entre el 19% y el 27%.

Así lo aseguró el director de Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Julio Calzada en una exposición sobre el problema de la infraestructura y transporte de granos.

El directivo ejemplificó que para un productor del norte argentino, que deba transportar su mercadería hasta los puertos de Rosario, cubriendo una distancia de 830 kilómetros, el flete en dólares por camión promedia los 58,10 dólares por tonelada. En cambio, si los productores usaran el ferrocarril de carga, el costo sería de u$s 33,20 por toneladas, con lo cual el ahorro rondaría los u$s 25 por tonelada.

En la actualidad, los productores de granos que trabajan en el norte del país reciben en promedio un precio de u$s 92 por tonelada para el maíz; u$s 171 por tonelada para la soja y u$s 102 por tonelada para el trigo, según consignó Calzada en su informe.

Si pudiese ahorrar u$s 25 de flete con el transporte ferroviario, el porcentaje de mejora en el precio de los granos sería del 27% para el maíz; del 19% para la soja y del 24% para el trigo.

“El productor argentino de granos es tomador de precios; es decir que no los puede fijar. El valor de los precios a futuro se determina en el Mercado de Chicago, en Estados Unidos, donde se concentran las grandes empresas y los grandes fondos de inversión”, subrayó el directivo de la BCR. Por esa razón, sostuvo en su análisis, el productor de granos del norte argentino está obligado a bajar sus costos, según informó la agencia Télam.

Recuperar el tren 

Ante este escenario, el experto de la BCR afirmó que urge la necesidad de rehabilitar el  ferrocarril Belgrano Cargas que, con su trocha angosta, transporta a lo largo de 4.900 kilómetros del NOA y del NEA una carga total de 841.000 toneladas de granos, de las cuales 519.000 corresponden a la soja y 66.300, al maíz.

Calzada explicó que la zona denominada Gran Rosario incluye a las ciudades de Rosario y de San Lorenzo, donde existen 70 kilómetros de costa sobre el Río Paraná, desde la localidad de Arroyo Seco hasta Timbúes. Allí se concentra el 30% del movimiento de cargas de la Argentina.

En esos 70 kilómetros de costa sobre el Paraná funcionan 29 terminales portuarias y 19 de ellas despachan granos, aceites y subproductos a mercados de todo el mundo. Además, alrededor de 12 de esos 19 puertos cuentan con fábricas aceiteras anexas.

Calzada resaltó que el 78% de las exportaciones de granos, de harina y de aceites parten desde el Gran Rosario. El segundo punto de salida de las exportaciones es ocupado por el nodo de Bahía Blanca, en Buenos Aires, con el 11% del volumen de operaciones. Sobre este punto, el especialista señaló que, en la actualidad, arriban al Gran Rosario por ferrocarril, alrededor de 2.500.000 toneladas de granos provenientes de las regiones del NOA y del NEA. “Con el Belgrano Cargas rehabilitado, y con un nuevo sistema ferroviario que mejore las operaciones y que baje el costo para los productores, la carga anual de granos por los ferrocarriles podría subir, en una primera etapa, a cinco millones de toneladas”, proyectó Calzada.

En la campaña 2015/2016, la producción de granos de las regiones NOA y NEA fue de 17,1 millones de toneladas, según datos del Ministerio de Agroindustria de la Nación. Cerca de ocho millones de toneladas le correspondió al maíz y 5,3 millones de toneladas, a la soja; la producción de trigo del norte se acercó un millón de toneladas.

Calzada afirmó que el producto del norte no obtiene por su soja el precio vigente en el Gran Rosario, ya que “es castigado con los elevados costos de flete hasta el Gran Rosario”. En su informe, el especialista de la BCR sostuvo que si los productores del norte contaran con un sistema ferroviario eficiente podrían ahorrar alrededor de U$S 20 por tonelada de grano en transporte, en relación al costo de transportar la carga en camión.

“Ese ahorro por tonelada en el costo, comparado con el precio de la soja que recibe el productor del norte, equivale a que le bajen las retenciones a la soja del 30% al 25%”, evaluó Calzada. (Noticias AgroPecuarias)

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *