UN “NO” AL CIERRE DE FANAZUL --- SESIÓN EXTRAORDINARIA DEL CONCEJO

Emergencia laboral y acciones paliativas para “fabriqueros”


Hubo acuerdo para sesionar y por unanimidad salieron estas iniciativas que apuntan a brindarle al Ejecutivo local herramientas para disminuir el impacto que la no renovación de los contratos  tiene sobre la economía de las 220 familias y la ciudadanía en general.
Por unanimidad se votaron en el Concejo Deliberante iniciativas tendientes a generar medidas para paliar la situación social de los trabajadores de FANAZUL a los que no se les renovó el contrato.
Al terminar la sesión realizada bajo la presión de los acontecimientos, con los trabajadores afuera en un acampe, y después de que masivamente el pueblo de Azul se manifestara, el trabajador Jorge Menchaca se quebró, se abrazó con Marcelo Laporte en la puerta del recinto y lloró. Pidió disculpas, en diálogo con este medio, por quebrarse. Laporte, con el cansancio a cuestas, le pone garra e intenta darle fuerza a él y a los demás compañeros con la palabra y algún abrazo. Menchaca bajó las escaleras y volvió al acampe, aún emocionado.
Toda la situación lo desgarra, pero particularmente, según lo dijo a este diario, no puede entender cómo el concejal Roberto Gayani expresó que “este gobierno tiene sensibilidad social”, frente a lo que están pasando estas personas que se quedaron sin trabajo, muchos después de una vida ahí adentro.
El concejal de Cambiemos, sobre el final del encuentro, pidió disculpas a los trabajadores por sus palabras, pero el efecto ya había calado hondo entre los presentes.
 La sesión por FANAZUL
La novedad de ayer, en el marco de este conflicto, es que los concejales finalmente se pusieron de acuerdo para sesionar y, a las 7.30 de la mañana y con la presencia de los fabriqueros de FANAZUL y de los ediles alrededor de las 8, comenzó esta sesión extraordinaria. En Azul explotó la crisis laboral con FANAZUL, pero esto se sumó a los despidos en Cerámica San Lorenzo, Molino San Martín, Molino Nuevo, el cierre de la Corrugadora y de comercios minoristas, la situación de los pequeños emprendimientos y las cooperativas de Azul.
En el caso particular de esta fábrica los concejales dejaron asentada en la ordenanza que aprobaron ayer que “los despidos en FANAZUL representan la pérdida de alrededor de 9 millones de pesos mensuales en la economía local”.
Consideraron que hace falta establecer readecuaciones presupuestarias para incrementar inversión en políticas públicas destinadas a la protección de los despedidos y sus familias. A su vez, declararon la emergencia laboral de Azul por el término de un año, requiriéndole al intendente Hernán Bertellys realizar las gestiones pendientes ante el Poder Ejecutivo provincial y nacional para evitar los despidos en la administración pública y que instrumente todas las herramientas necesarias para evitar que se pierdan más fuentes laborales en el sector privado.
En este sentido, le encomendaron al Ejecutivo que durante la vigencia de la ordenanza se abstenga de rescindir contratos laborales y todo otro contrato que establezca relación de dependencia con el estado municipal.
 Llegó el acuerdo –
Además de las medidas en beneficio de los contratados de FANAZUL, los ediles aprobaron también la emergencia laboral en el Partido de Azul, proyecto que venía impulsando Unidad Ciudadana desde hace unos cuantos meses y que no había logrado el consenso necesario. Fue arduo el trabajo en la semana para conseguir las firmas necesarias para sesionar y seguramente en esto tuvo mucho que ver la manifestación popular del pasado jueves.
EL DATO
La fábrica cuenta actualmente con una planta de 254 trabajadores. De ese total, 237 son contratados; algunos de ellos llevan 20 años bajo esa modalidad. El 31 de diciembre cesaron los contratos. En la planta hay un cartel en la entrada que comunica que desde el 2 de enero y hasta el 14 de febrero la fábrica no estará operativa con motivo de realizarse una evaluación de sus condiciones técnicas y de su capacidad productiva.

GESTIONES PREVIAS DEL CONCEJO

Anteriormente el Concejo dictó las resoluciones 3.754/16 y 3997/17, referida la primera a declarar el rol social y productivo que cumple la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos (FANAZUL) y la segunda manifestando la preocupación del cuerpo ante la posibilidad, que ya se vislumbraba a mediados del año pasado, de la pérdida de las fuentes laborales; y solidarizarse con los trabajadores, así como encomendarle al Intendente Municipal que gestione una entrevista con el ministro de Defensa de la Nación y la Gobernadora de la provincia, a fin de garantizar su continuidad.

MEDIDAS PUNTUALES

Las medidas que aprobó el Concejo se canalizarán en su mayoría a través del comité de crisis. Son ellas: Ayuda legal gratuita y adecuada atención médico-psicológica. Al Ejecutivo se lo facultó para que instrumente ayuda económica social de urgencia para los trabajadores despedidos a partir del 31 de diciembre, que consistirá en un valor mensual por el lapso de 12 meses y que será determinado de acuerdo con el perfil sociolaboral de cada familia; que realice las tramitaciones pertinentes ante la Cooperativa Eléctrica de Azul y Camuzzi Gas Pampeana para obtener eximiciones, prórroga y refinanciación sin intereses en el pago de los servicios; gestiones ante las instituciones financieras de la banca oficial a fin de obtener prórroga, diferimiento o refinanciación de pago de sus obligaciones; y gestiones ante instituciones educativas, clubes y otras entidades a las que concurran hijos de los trabajadores a fin de obtener eximición del pago de cuotas y matrículas. Asimismo que se priorice la situación de los hijos estudiantes terciarios o universitarios para ser incorporados al sistema de becas municipales, y para diferir o eximir a los desempleados del pago de tasas municipales.

LA REACCIÓN DE LOS TRABAJADORES


 “Hubo una unificación de todos los bloques para seguir trabajando y por eso reuní a mis compañeros. Algunos ya no dan más y no queremos discutir con los concejales y que sigan trabajando, tal como quedamos en el comité de crisis. Después, veremos…”, expresó a EL TIEMPO Marcelo Laporte, después de excusarse por haber llegado tarde a la sesión por el cansancio propio de la lucha.
Insistió en que “se abrió una pequeña luz y hay que meterle porque esto es duro. Sí entramos en una discusión volvemos para atrás”.
Lo aclaró en relación con la discusión entre Nelson Sombra, de Unidad Ciudadana y Roberto Gayani e Ignacio Laborda de Cambiemos, por la herencia recibida y el accionar del actual Gobierno.
Por su parte Jorge Menchaca manifestó a este diario al finalizar la sesión que “me llevo la impresión de las declaraciones desafortunadas de Gayani y de Laborda en estos momentos. Somos 200 y pico de familias y estos tipos nos vienen a decir que han hecho más que el anterior gobierno en el ámbito social; no tienen vergüenza. Estoy re caliente”.
Respecto de las herramientas que se aprobaron, Laporte dijo que “dentro de lo mal que lo estamos pasando, esto y la solidaridad del pueblo de Azul, vienen bien”.
También expresó que ver al poder político de la ciudad unidos “nos da fuerzas para seguir adelante”. “Nunca es tarde”, destacó mientras subrayó que “hay que seguir para adelante”.
 
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *