Empezó ayer el segundo juicio por el homicidio de un albañil

CON LA INTERVENCIÓN DE UN JURADO POPULAR

El año pasado, en un primer debate, un adolescente menor de edad fue absuelto. Ahora están juzgando a un joven. Carlos Emanuel Ruocolo, la victima, fue golpeado por sus agresores, quienes después colocaron su cuerpo sobre las vías para que al menos un tren lo pasara por encima. El hecho ocurrió en Azul el 7 de mayo de 2017.

El juicio empezó ayer. Es el segundo que se hace por un asesinato que en Azul se produjo en mayo de 2017, cuando un joven fue golpeado por dos sujetos, quienes después lo colocaron sobre las vías, lugar donde al menos un tren lo pasó por encima y seccionó su cuerpo en dos.

El año pasado, un primer debate por el homicidio había derivado en la absolución de uno de los dos procesados que tuvo esta causa, quien cuando resultó detenido era menor de edad.

En aquel juicio, en el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, la absolución implicó que el adolescente recuperara la libertad, después de que había estado preso en el Instituto Lugones. Tenia 17 años de edad cuando fue excarcelado por decisión de los jueces Luis Surget, Aída Lhez y Marcos Milano.

Ahora está siendo juzgado un mayor de edad que se llama Juan Pablo “Pauli” Castro, quien actualmente está preso y tiene 23 años de edad.

Sobre su responsabilidad a escala penal en lo sucedido deberá resolver un jurado popular conformado especialmente para la realización de este segundo proceso, que comenzó ayer después del mediodía en el Palacio de Justicia local.

A Castro lo está patrocinando en el juicio la defensora Oficial Mariana Mocciaro. Al igual que el menor, ambos habían sido detenidos días después a ocurrido este hecho, que en un principio comenzó a investigarse como una muerte accidental o un suicidio.

En tanto, la representación del Ministerio Público Fiscal la lleva adelante Karina Gennuso, la titular de la UFI 6. Y sentada junto a ella está Mariela Viceconte. Esa funcionaria judicial, a cargo de la Fiscalia perteneciente al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, había participado en la instrucción de este sumario y representó a la Acusación en el juicio donde el menor resultó absuelto, cuyo fallo se había anunciado en mayo del año pasado.

Joaquín Duba, desde el Tribunal Oral en lo Criminal número 1, es el magistrado que interviene en este proceso.

Un total de seis testigos pasaron ayer por este proceso. Entre ellos, un menor de edad que fue considerado un testigo de importancia en la investigación del crimen.

El homicidio

Cuando el 22 de mayo de 2018 se anunció el fallo del primer juicio por el asesinato y el adolescente fue absuelto, en aquella resolución se mencionaron las circunstancias que tuvo el hecho materia de este nuevo debate.

La víctima de este homicidio -el segundo de los cuatro que en Azul hubo durante 2017- tenía 25 años y se llamaba Carlos Emanuel Ruocolo.

En la mañana del domingo 7 de mayo de aquel año, su cuerpo había sido hallado seccionado en dos partes, después de que al menos un tren lo pasara por encima.

Semanas más tarde, al determinarse que había sido asesinado, detuvieron al menor que fue absuelto en el primero de los debates por este crimen y al joven que comenzó a ser juzgado ayer.

En la instrucción de la causa se mencionó que a Ruocolo le aplicaron un golpe en la cabeza que lo dejó inconsciente. Y que después, en ese estado, los autores del hecho tomaron su cuerpo de las manos y de las piernas y lo colocaron sobre las vías, donde aquel domingo al menos un tren lo pasó por encima, en la zona delimitada por las calles Malére y Bogliano.

El homicidio se produjo cuando la víctima regresaba caminando junto con sus agresores a sus respectivos domicilios en Villa Piazza Norte. Tanto el albañil como quienes fueron acusados de matarlo se conocían de ese barrio.

Averiguaciones de los investigadores sirvieron para establecer que Ruocolo, el menor absuelto en el primer juicio y el joven que está siendo juzgado ahora habían estado en un boliche que en ese entonces funcionaba en una de las esquinas de Avenida Perón y Colón.

En ese primer fallo, los jueces que intervinieron en aquel juicio ubicaron a lo sucedido entre las 7 y las 8 horas del domingo 7 de mayo de 2017.

Se mencionó también que hubo una confrontación entre la víctima y sus agresores. Y que en esas circunstancias el albañil fue golpeado, mientras estaba de espaldas, por uno de sus oponentes, quien para eso utilizó “un elemento contundente similar a un adoquín o baldosa” que tomó del suelo y “se lo arrojó en la cabeza”.

Después, con Ruocolo desvanecido, ambos sujetos lo tomaron de sus manos y de sus piernas para colocarlo sobre las vías. El cruento asesinato se produjo instantes más tarde, cuando al menos un tren pasó por ese sector donde había quedado, aún con vida, el albañil.

Castro, el joven que comenzó a ser juzgado ayer, llegó a este proceso acusado del delito de homicidio calificado por alevosía y criminis causa, y agravado por la participación de un menor de edad.

Con esa calificación, desde el Juzgado de Garantías que intervino en esta causa penal, había sido ordenada su detención. Una medida cautelar que -al igual que la del otro imputado que tenía esta investigación penal- policías hicieron efectiva durante una serie de allanamientos realizados en Villa Piazza Norte el 2 de junio de 2017.

El dato

Se habló también, al menos en un principio, de que el albañil había sido atacado porque sus agresores querían robarle. Pero esa circunstancia no quedó probada en el primero de los debates que finalizó en mayo del año pasado, por lo que los jueces del Fuero de Menores que absolvieron al adolescente recaratularon a escala penal lo sucedido.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *