COMPRA Y COLOCACIÓN DE TERMOTANQUES

Empresas locales costearán una obra para el Malere

Se trata de una adecuación que le permitiría a la institución pasar a ser prestador de PAMI. De cerrarse este vínculo con la obra social de los jubilados y pensionados, el hogar podría mejorar finanzas que hoy ponen en riesgo la continuidad de su funcionamiento. La idea surgió de Mario Layús. 

ARCHIVO/EL TIEMPO 
<
>
ARCHIVO/EL TIEMPO 

Empresarios locales financiarán una obra esencial que está demandando el Hogar de Ancianos Malere: la compra y colocación de termotanques por un monto cercano a 300.000 pesos. Esto le permitirá al hogar avanzar en las gestiones para ser prestador de PAMI, lo que redundaría en una mejora en los ingresos de la institución que pena por una deuda con la AFIP por el no pago de aportes patronales de sus empleados.

La iniciativa surgió de Mario Julio Layús, un permanente colaborador de instituciones del distrito, entre ellas el Hogar Malere. “Nos solicitaron el cambio de termotanques de la cocina. Cuando hablé con la señora Susana Burgos, integrante de la comisión directiva, le dije que me parecía pertinente hacer un listado de lo que necesitaban. Nos contactamos con el Arquitecto Fermín Rodríguez, quien trabaja ad honorem para ellos”, expresó Layús, quien adelantó lo que hoy será el acto formal de entrega de cheques por 260.000 pesos, a partir de la hora 19, en instalaciones del propio hogar.

En una nota enviada al titular de la concesionaria, los responsables de la administración del hogar hicieron mención de “lo desesperante” de la situación financiera y de la importancia que tendría el poder pasar a ser prestador de PAMI.

El empresario dijo que se llegó a un acuerdo con aquellos que participan de la donación de leche fluida en los barrios desde hace más de quince años (ROAS, CEAL, H.J. Navas y Compañía, LuzAzul, Acofar y Mario Julio Layús), para comenzar a reunir los fondos. Luego se pudo sumar a Adolfo Koerner, Delfinagro S.A, Ganadera Azul, Laboratorio Azul, Néstor I.Goenaga S.A, Wallace Hermanos y Antonio Tavanelli. “Restan contestar dos más, que no sabemos si aceptarán participar. Al momento (por ayer) llevamos reunidos 260.000 pesos, a razón de 20.000 pesos cada grupo en cuatro cheques”, detalló Layús.

La obra completa requiere de algo más de 300.000 pesos, por lo cual se espera poder sumar a otros solidarios colaboradores para garantizar el pago de los materiales y la mano de obra. “Mañana (por hoy) entregaremos los cheques. Con esto se podrán comenzar las obras y posteriormente los que se quieran incorporar los vamos a aceptar; incluso, si hay donantes de otro valor vamos a seguir trabajando pero quisimos apurar para que no queremos que se nos escapen los precios y, además, empezar cuanto antes”, indicó.

“La situación es desesperante”

En cuanto al presente de la institución beneficiaria, Layús afirmó: “La situación es desesperante”. “Ellos están con una deuda importante con la AFIP por las cargas sociales de los empleados, pero básicamente el problema que tienen es que no llegan con los sueldos. Reciben las jubilaciones de los abuelos que viven allí pero con eso no alcanza y tienen un déficit de unos 300.000 pesos mensuales. Si el PAMI los tomara como prestadores, se solucionaría ese problema. La obra social tiene sus exigencias, que creo que son lógicas y estaremos cumpliendo con estos trabajos a realizar”.

El dueño de la concesionaria dijo que mantuvo conversaciones con el director ejecutivo de PAMI, Ramiro Ortiz, y con el intendente municipal Hernán Bertellys, logrando de ambos el compromiso de acompañar la concreción de la esperada obra y el establecimiento del vínculo con la obra social. “A partir de la gravedad de la situación creímos oportuno tomar esta iniciativa; cuando lo planteamos en el grupo de los que participamos de la donación de leche fluida dijeron que sí, y los demás inmediatamente aceptaron. Esta donación es exclusivamente afectada a la obra que nos ha indicado el Arquitecto Rodríguez, y algunos fondos más que juntemos para terminarla”, manifestó.

Aporte en Chillar

Layús se refirió a la donación que concretaron el miércoles en Chillar.

“Recibimos una nota de la Asociación de Jubilados, donde estaban necesitando cambiar un techo donde tienen documentación y el lugar donde preparan las viandas. Precisaban 11 chapas de 6,50 metros de largo y 7 u 8 perfiles de 12 metros. Entre ROAS y quien habla hicimos la donación, y la mano de obra la harán jubilados que en su vida activa se desempeñaban como albañiles”, señaló.

Teniendo en cuenta que el Concejo Deliberante, cuando va a Chillar, sesiona en la citada asociación, Layús contactó a funcionarios municipales para que se viera la posibilidad de acercar comestibles que se requieren para elaborar las viandas y la merienda. La comuna terminó yendo a la vecina localidad con una importante cantidad de mercadería, señaló Layús.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *