TORNEO FEDERAL C

En dos minutos, el sueño  se convirtió en una pesadilla

Al final de la primera mitad el partido era parejo y Piazza no corría peligro en el fondo, pero se desconcentró y en ciento veinte segundos Embajadores convirtió dos goles y se quedó con la serie y el pasaje a la siguiente ronda. Los tantos para el vencedor los convirtieron Bernardo Bevilacqua y Brian Bortolotti. Cuando el cotejo estaba igualado, Sergio Valdez tuvo la oportunidad para poner en ventaja al industrial con un penal que le contuvo el arquero Barragán. Ambos equipos terminaron con diez por las expulsiones de Franco Irusta, en el local, y Mariano Borda, en el conjunto azuleño.

Nicolás Castro cabecea ante la marca de Nicolás Lareu. Piazza perdió en Olavarría y quedó eliminado del Federal C. FOTOS: EL POPULAR MEDIOSEl industrial tuvo una muy buena primera media hora, luego decayó y en dos minutos sufrió los dos goles con los que Embajadores le ganó el partido y la serie.
<
>
El industrial tuvo una muy buena primera media hora, luego decayó y en dos minutos sufrió los dos goles con los que Embajadores le ganó el partido y la serie.

El sueño de Piazza por pelear por un ascenso se esfumó muy rápido. En la primera fase de los playoffs, el industrial perdió, ayer, ante Embajadores de Olavarría por 2 a 0 (2 a 1 en la serie) y quedó eliminado en la ronda inicial “Ascenso interprovincial” de la Región Pampeana Sur, del Torneo Federal C.

El equipo de Hourcade tenía el partido controlado y no corría riesgo, pero se desconcentró y en dos minutos se quedó con las manos vacías. Luego nunca tuvo el fútbol necesario para dar vuelta el partido.

La desventaja del partido anterior hizo que el local saliera a presionar bien arriba y a jugar en el campo industrial. Por su parte, el conjunto azuleño se paraba con dos líneas de cuatro muy juntas e intentaba salir rápido. Si no podía jugar con velocidad para aprovechar los espacios que le dejaba el rival, movía la pelota con tranquilidad y hacía todo muy lento.

La presión que efectuaban los dos equipos en la mitad de la cancha hacía que el partido se desarrollará hasta los bordes de las áreas. La primera situación llegó por un error del “uno” local que calculó mal en un centro y dejó la picando en el punto del penal para que rechace, para su suerte, un defensor.

De a poco el industrial se iba haciendo dueño del cotejo. Esto lo conseguía por el gran trabajo que llevaban adelante los dos volantes centrales. Tanto Bedoya como De La Canal se iban apoderando de todas las pelotas. Lo único malo era que Valdez quedaba muy sólo arriba y los volantes no llegaban para acompañarlos.

Los locales iban perdiendo la paciencia que mostró en los primeros minutos. El toque corte y la triangulación iba quedando de lado y todo eran pelotazos para que Alejo Di Carlo complique con su velocidad. Pero el delantero de Embajadores era muy controlado por Maximiliano Giménez.

Lo mejor de los olavarrienses se daba cuando podían recuperar el toqueteo que intentaba Piazza en la mitad de la cancha. De esa manera podían acercar un poco de riesgo a Toledo. La primera ocasión llegó con un cabezazo de Bortolotti que contuvo muy bien el portero industrial.

Piazza con los correr de los minutos iba perdiendo la buena presión y eso hacía que el local empezaba a encontrar los caminos para crear peligro. Un pase en profundidad de Díaz para Bevilacqua que le ganó la espalda a Iztueta, enfrentó al arquero cuando intentó dejarlo en el camino Toledo le tocó  la pelota e hizo que se demore, eso permitió  que la defensa industrial se cerrara y rechazara cuando el delantero definió.

Posteriormente, un remate de Fidel Díaz desde afuera del área se desvió en un defensor industrial y descolocó al arquero, cuando parecía que llegaba la apertura del marcador la pelota se fue rozando el palo izquierdo.

En el mejor momento del local, Piazza pudo sacar, por primera vez en a noche, un contragolpe. Diego Bedoya abrió a la derecha para  para Valdez, el “Negro” desbordó y cambió para la llegada en solitario de Ramón Sánchez, que intentó gambetar a Barragán,  el arquero lo derribó y el árbitro cobró penal. La pena máxima la ejecutó Sergio Valdez, con un remate suave a la derecha le permitió que el arquero local se recuperara del error cometido y desviara el remate.

El entrenador Di Carlo realizó  unos movimientos en su mitad de la cancha para tener mayor fútbol. Lareu pasó a la izquierda, Álvarez se convirtió en uno de los volantes central y Bortolitti se fue a jugar al sector derecho.

Eso le dio sus frutos porque el ex Estrellas de Juventud realizó una gran corrida, abrió para Di Carlo que desbordó y tiró un preciso centro para Bernardo Bevilacqua que llegó sólo para empujarla y con un suave cabezazo puso en ventaja al local y empató la serie.

El golpe lo sintió y mucho el industrial. En la siguiente jugada Juan Álvarez ejecutó un centro desde la mitad de la cancha, salió Toledo pero no pudo retener el balón y quedó para que Brian Bortolotti estableciera el 2 a 0 y pusiera por primera vez arriba a Embajadores en el playoffs.

Luego de ese tanto terminó la primera mejor. El local se fue feliz por la ventaja y el 2 a 0 que le alcanzaba. Para el industrial le sirvió para frenar el envión del dueño de casa, ir a descansar y para pensar como dar vuelta la historia.

La actitud y las ganas estaban del lado de Embajadores como el resultado. En el inicio del complemento Franco Irusta recupero en su campo, luego de trabar dos veces se llevó la pelota y habilitó a Lareu que quedó mano a mano frente a Toledo y el arquero tapó muy bien.

Todo había cambiado con respecto a la primera mitad. Ahora, era el equipo del “Tero” Di Carlo hacía todo muy tranquilo. Trataba de manejar la pelota y que el tiempo pasara. En tanto que Piazza era el que estaba apurado y todo lo hacía con mayor velocidad, eso hacía que no tuviera la precisión necesaria para inquietar a Barragán.

Carlos Hourcade decidió cambiar tanto de jugadores y táctica. Primero fueron los ingresos de los hermanos Agustín y Facundo Parodi por Timpanaro y Castro, con el objetivo de tener mayor velocidad y más gente en ataque. Luego, Sánchez pasó a jugar de punta y acompañar a Valdez y Parodi y dejar tres delanteros para buscar el gol que necesitaba.

El partido levantaba en intensidad y eso hizo que ambos equipos se quedaran con diez jugadores. Primero vio la roja Franco Irusta en el local y minutos más tarde Mariano Borda en el industrial.

La táctica quedó de lado. El industrial se iba con todo para adelante, lo hacía con más garra que con fútbol, el que encabezaba los ataques era el colombiano Diego Bedoya, pero el volante central no encontraba acompañante para tocar para abajo y avanzar en manera conjunta.

Sus compañeros estaban apurados y terminaban tirando pelotazos y realizar un juego muy directo, eso favorecía a la ultima línea de Embajadores rechazaba todas las pelotas aéreas sin problemas.

La suerte no estaba del lado del equipo azuleño. En tiempo de descuento, Ramón Sánchez apareció, después de la única jugada que el industrial tocó para abajo, por la derecha sacó un potente disparo y la pelota pegó en el travesaño y se fue con las ilusiones de Piazza.

El industrial quedó eliminado. Si bien en esos dos minutos sufrió los dos goles, pero después tuvo 45 minutos para dar vuelta la historia y nunca tuvo la claridad y el juego para conseguir el tanto que necesitaba y el sueño se le esfumó de las manos.

LA FIGURA 

Maximiliano Barragán

El arquero de Embajadores fue fundamental para la victoria por 2 a 0. Cuando el partido estaba empatado en cero le contuvo un penal a Sergio Valdez y le devolvió las esperanzas a su equipo. Luego cuando los olavarrienses ganaban se mostró muy seguro y manejó los tiempos del partido.

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. EL BARBARO

    abril 4, 2017 at 3:11 pm

    ¡¡¡¡FUTBOL AZULEÑO¡¡LO EXPRESO CON BRONCA¡¡¡VOLVIO TODO A LA NORMALIDAD¡¡¡¡

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *