A POCOS DÍAS DEL RECITAL DEL EX REDONDITO DE RICOTA

En el marco del Día de la Mujer un homenaje a una fanática del “Indio” Solari

A Julia Famini la asesinaron dos días antes de un recital de este artista hace tres años en Gualeguaychú, un caso extremadamente aberrante que conmovió a todo Azul, incluso al resto del país. El ex Redondito de Ricota estará tocando el sábado en Olavarría. EL TIEMPO dialogó con su mamó, “Tita” Bardelli quien asegura que “no hablo del Indio Solari, no lo conozco, no sé mucho de su música, solo sé que a Julia le gustaba mucho”.

 

Julia Flamini fue asesinada el 10 de abril de 2014 en Gualeguaychú. Era fanática del “Indio” Solari. “Voy a tratar de sonreír, aunque me cuesta”, aseguró “Tita” cuando le fue tomada la foto.
LAURA MÉNDEZ
<
>
“Voy a tratar de sonreír, aunque me cuesta”, aseguró “Tita” cuando le fue tomada la foto. LAURA MÉNDEZ

Graciela “Tita” Bardelli es la mamá de Julia Flamini, la joven de 29 años asesinada a puñaladas en Gualeguaychú hace tres años cuando iba a ver uno de sus artistas preferidos, a quien escuchaba desde adolescente: “El Indio” Solari. Era azuleña, abogada, vivía en La plata y su vida le fue arrebata de 63 puñaladas por un conocido de ella. La carátula fue calificada como “homicidio calificado por femicidio”.

¿Quién no conocía a Julia de su generación? y de ellos, ¿quién no la recuerda?. Era alegre, justiciera, defendía lo suyo, a sus seres queridos, incondicionalmente, no por nada era abogada. Era temperamental, solidaria, un personaje; pero sobre todo buena persona.

A “Tita” se la nota triste, no es para menos, le mataron a su hija y ese dolor no se lo quita nadie, aunque ella diga que “se hizo justicia”. No obstante, no está de acuerdo con que el fallo dictaminado es que el asesino de su hija esté en una granja recuperándose de adicciones, sino que “debería estar en una cárcel para presos comunes porque fue aberrante y muy cruel la forma en que asesinó a Julia. Estaba bajo los efectos del alcohol y cocaína, lo que en el juicio no lograron ser un agravante porque él vivía así, estaba todo el tiempo así, incluso trabajaba así”, manifestó a EL TIEMPO, en una entrevista exclusiva en el marco del Día de la Mujer y teniendo en cuenta que a 50 kilómetros, en Olavarría tocará “El Indio” el próximo sábado y Julia, si estuviera viva, seguramente iría a ese recital porque escuchaba al artista desde los 16 años.

Un homenaje

 

Este articulo es un homenaje a Julia y no solamente a ella, sino a su mamá que está sufriendo, nunca va a dejar de sufrir y es una luchadora que continúa trabajando para mantener su cabeza ocupada, que le gusta lo que hace y que día a día “la extraño cada vez más”, expresó.

Cuando comenzó a hablar recordó, vagamente, parte de su infancia, por qué le dicen “Tita”, recordó a su hermana quien la “bautizó” así, “en realidad por ´Gracielita` quedó ´Lita`  y después ´Tita`, nombre incentivado por papá a quien le decían ´Tito`”.

Posteriormente, consultada acerca de los fanáticos del Indio, opinó que “quisiera decirles a los chicos que van a esos recitales que no consuman sustancias psicoactivas porque le producen daños cerebrales, a veces irreparables, para sus familias y sus seres queridos. No hablo del “Indio” Solari, no lo conozco, no sé mucho de su música, sólo sé que a Julia le gustaba mucho y perdió la vida en una previa en un recital de él de Gualeguyachú, pero ´el Indio` no tiene nada que ver. El femicida, que realmente no hay antecedente de esta magnitud no tenia ningún tipo de relación con Julia, solamente se vieron en un recital anterior y tenia su entrada, que la había sacado en Buenos Aires, cuando Julia la fue a buscar él quiso tener relaciones carnales con ella, Julia se negó y desembocó en esto”.

Continuó hablando sobre los fanáticos del “Indio” “es injusto englobar a todos porque la pudo haber matado en otro lugar que no sea el recital. Sí entiendo que ´El Indio` convoca, y convoca a mucha gente”.

Continuo “a Julia le gustaba todo el rock nacional, incluso en casa se conservan los casettes que ella iba comprando. Le encantaba ir a recitales. Por otro lado, Julia se había recibido de abogada y escribana, habíamos presentado la matricula de escribanía que tanto le había costado. Estaba de novio, así que posiblemente, si Julia estuviera viva, estaría casada y tendría hijos. Ella era muy puntual, se vestía muy sobria, paradójicamente siendo rubia le quedan fabulosos los colores tierra. Yo a veces le decía: ´Julia tenés que ponerte colores más vivos`. Este pantalón que tengo puesto es de ella, teníamos el mismo talle. La habitación está tal cual ella la dejó, cerrada, no se toca nada. En tanto el departamento en La Plata se mantiene, va una persona una vez a la semana a limpiar quien es la única que tiene autorización del fiscal”.

Por último, acerca de su día a día, “Tita” expresó que “mi vida está partida, es un antes y un después de la muerte de Julia. Antes cuando ella vivía viajábamos mucho, éramos muy compañeras, teníamos los mismos gustos, nos reíamos mucho, disfrutábamos mucho de la vida, ahora es extrañarla todos los días un poco más.

Les deseo a todas las mujeres en este Día que sigan, que se defiendan, que no acepten violencia de género y en el caso de que la sufran la combatan y que llamen al número de emergencia”.   

En definitiva una mamá destrozada, pero intenta el minuto a minuto de su pasar por esta existencia mantenerse entera, recordar los buenos momentos con Julia y, por sobre todo, pretende tener un aliento, una motivación, un incentivo, algo para seguir viviendo.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *