LA PALABRA DEL DELEGADO 

En el SENASA reina la incertidumbre por la continuidad laboral de los trabajadores

Carlos Alvarado expresó ayer a este diario que el principal problema que deben afrontar en la actualidad es que no haya despidos de los contratados del organismo. “Muchos compañeros están con la incertidumbre respecto de sus contratos”, precisó el dirigente. El paro del 24 de febrero es justamente para decirle no a los despidos de empleados públicos.

 

Carlos Alvarado de ATE-SENASA se refirió ayer a la situación de los trabajadores del sector. MARCIAL GARCÍA
<
>
  Carlos Alvarado de ATE-SENASA se refirió ayer a la situación de los trabajadores del sector. MARCIAL GARCÍA

 

EL DATO:

Carlos Alvarado comentó en la nota que brindó a este diario que tiene esperanza en lo que pueda hacer el nuevo titular del SENASA, Jorge Dillón, porque se trata de una persona que “conoce el organismo desde adentro”.

 

Ayer el delegado de la seccional Azul de ATE-SENASA, Carlos Alvarado, al referirse a la situación de los trabajadores del sector, aseguró que lo que reina es la “incertidumbre”.

Es que explicó, al hablar con este diario, que “muchos compañeros están con la incertidumbre respecto de sus contratos” aunque aclaró que “hasta el momento no ha habido despidos” en el organismo.

Los trabajadores del SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) se plegarán al paro del 24 de febrero que ATE convocó con movilizaciones en todo el país en rechazo a los despidos en el sector público y por la apertura de paritarias para la recomposición salarial.

Con la llegada del nuevo gobierno, desde la entidad gremial “hicimos una movida en Capital Federal y tomamos el edificio y es como que le marcamos la cancha respecto a que  no queríamos gente en la calle”.

“Esto marcó que con el cambio de autoridades en el SENASA no hubiera despidos, aparentemente ellos no quieren tener problemas con el personal y los contratos en general no se rescindirán”, señaló pese a que dijo que hubo información respecto a contratos que se iban a bajar porque “sabemos que hay gente que está puesta políticamente, como hay otros compañeros que sabemos que realmente están trabajando”.

Indicó a su vez que las nuevas autoridades del organismo “han dicho que van a respetar esta pauta y que no pensaban sacar gente del gremio”.

Pese a todo esto, Alvarado insistió en que “hay mucha incertidumbre, hay mucha confusión. Los compañeros contratados que tiene menos de cinco años están alertas y me llaman para saber cuál es la situación”.

Aseguró que “nosotros hasta el momento no sabemos nada y no conocemos lo que pueda pasar en marzo”, pero “somos concientes que puede haber alguna baja”.

Función del organismo   

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria es un organismo descentralizado, con autarquía económico-financiera y técnico-administrativa, dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, encargado de ejecutar las políticas nacionales en materia de sanidad y calidad animal y vegetal e inocuidad de los alimentos de su competencia, así como de verificar el cumplimiento de la normativa vigente en la materia.

En Azul cuenta con una oficina con cuatro personas cuya función principal es ocuparse de los remates de ganado que se realizan habitualmente en esta ciudad.

También hay personal que se desempeña en la estación experimental del INTA, quienes “al igual que los demás están con la incertidumbre” de su continuidad laboral.

Los contratos de muchos trabajadores del organismo vencieron en el mes de diciembre y todavía no les los han renovado, y en caso de que sí suceda tienen la incertidumbre si será por tres meses o por cuánto tiempo se extenderán.

Paralelamente, Alvarado comentó que “el viernes pasado tuve un problema que unos compañeros que están por jubilarse y no les había llegado el sueldo, pero no sé todavía si tuvo que ver con un tema de Tesorería. Espero poder arreglar esa situación el miércoles”.

“Queremos que paren los despidos”    

Ante los despidos que se están produciendo de empleados públicos, el delegado de ATE-SENASA manifestó que “estamos en estado de alerta” y remarcó que “justamente el paro nacional del 24 es a raíz de eso”.

Subrayó que “queremos que paren los despidos. Que revisen los contratos y los legajos y que vean cuáles verdaderamente son los ñoquis y quienes son los trabajadores”.

Informó asimismo que “seguramente la semana que viene tendremos una reunión de los compañeros de provincia para evaluar cómo sigue todo esto”.

No obstante la compleja situación actual, Alvarado admitió que “hemos logrado aumento en los sueldos, aunque ahora tenemos que tener paritarias”.

Aclaró que “lo que han bajado son los viáticos” mientras advirtió que “estamos hablando de un organismo que recauda muchos fondos para el Estado”.

Por eso hoy la principal inquietud pasa por la continuidad laboral, máxime teniendo en cuenta que más de la mitad del personal del organismo son contratados.

“Estamos alertas y esperando y si pasa algo estaremos en la calle como siempre hemos hecho. Estaremos en lucha desde el SENASA porque los compañeros quieren trabajar”, sostuvo Alvarado.

“Lo que quiero es que no quede ningún compañero en la calle”, expresó el dirigente gremial.

Finalmente hizo hincapié en “estamos luchando por un SENASA transparente y sin despidos”.

 

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *