“En esta UDAI, por mayoría, se decidió que se atienda al público”

Lo informó el delegado, Javier Ferrarello, al referirse a la medida de fuerza que está llevando adelante en Azul por los despidos que hubo en el organismo. Están en estado de alerta y con asamblea en los lugares de trabajo.

“En esta UDAI, por mayoría, se decidió que se atienda al público”, aseguró el delegado del gremio Secasfpi en ANSES, Javier Ferrarello. JOSÉ BERGER


Los gremios que nuclean a los empleados del ANSES (ATE, Secasfpi y Apops) están exigiendo la reincorporación de los despedidos del organismo.
Los representantes sindicales de estos gremios declararon el estado de asamblea permanente en las delegaciones de todo el país debido a los despidos ordenados por Emilio Basavilbaso, director ejecutivo de ANSES.
En el caso de la delegación local, si bien ayer hubo asambleas de personal, se mantuvo la atención al público.
Javier Ferrarello, delegado de Secasfpi (Sindicato de Empleados de las Casas de Subsididos Familiares para el personal de la Industria) explicó ayer a este diario que “el viernes hubo muchos despidos en ANSES central”, motivo por el cual “hoy –por ayer- temprano comenzamos con asambleas informativas y para tomar una determinación de qué es lo que se va a hacer”.
El pedido de los tres gremios que están unificados en esta causa fue que se hicieran asambleas permanentes sin atención al público, pero Ferrarello aseguró que “en esta UDAI, por mayoría, se decidió que se atienda al público, aunque se hicieron asambleas durante el transcurso de la mañana para ir viendo cómo sigue el tema”.
De esta manera, ayer en Azul hubo una primera asamblea a primera hora de la mañana y otra cerca del mediodía. Si bien pudo haber alguna demora, la atención al público fue normal.
“Seguramente habrá más despidos”   
Respecto a cómo seguirá el conflicto, en realidad consignó que hay que estar atentos porque tienen el dato de que “va a haber más despidos. O sea, el viernes hubo alrededor de 100 y seguramente va a haber más”.
Hay que aclarar que los despidos se produjeron en otras sedes, mayormente en las oficinas centrales y “acá en Azul no hubo ninguno”, de acuerdo lo aseguró el dirigente gremial ayer al hablar con EL TIEMPO.
Incluso Ferrarello apuntó que “creemos que no se van a producir despidos en la delegación local porque incluso falta personal”.
“Sin causa”      
En relación a los despidos que motivaron que los empleados del sector estén en estado de alerta y movilización, Ferrarello comentó también que “la modalidad que tuvieron  para notificar la medida fue bastante fea porque en algunos casos la policía no dejaba entrar al personal porque tenía un listado con los despedidos y en otros, fueron a fichar con la huella digital y se encontraron con que ya no estaban registrados en el sistema y no podían ingresar”.
El gremialista local contó además que “después les llegaron los telegramas y son todos sin causa”.
A su vez, el delegado de Secasfpi sostuvo que no hay lógica en los despidos.
“Le toca a cualquiera. Hay personal de planta permanente, y de antigüedad y no hay causas”, indicó.
Información que trascendió    
Ferrarello advirtió al hablar con este diario que “según sabemos le pidieron al director ejecutivo de ANSES que el transcurso del año 2018 tenía que despedir entre 1.600 y 2.000 empleados”.
Esta información fue publicada por el sitio “La Política On Line” hace unos días e indica que el vicejefe de gabinete Mario Quintana le pidió a Basavilbaso que eche 1.600 empleados del organismo.
“Le puso esa meta para 2018. En el organismo previsional ya llegaron los primeros 400 telegramas”, dice el sitio de información política.
También informa que, de acuerdo al plan que Quintana le bajó a Basavilbaso, en el año tiene que haber 1600 empleados menos en el organismo previsional, aunque en la primera etapa de despidos ya son 400 los afectados.
“Se habla de una primera tanda de 400 personas. Si el viernes fueron alrededor de 100, suponemos que en estos próximos días va a haber más despidos”, dijo Ferrarello ayer al respecto
“Nos puede tocar a cualquiera”    
En caso de que no haya respuesta desde ANSES central ante la medida de fuerza que se inició ayer, está prevista una movilización de todos los gremios a la sede central porteña  para el jueves próximo 8 de febrero.
“Si no hay respuestas, no se reincorporan los empleados cesanteados, el día jueves nos juntamos los tres gremios y vamos a hacer una movilización al edificio central de ANSES en Córdoba 720”, informó el dirigente local.
Finalmente expresó que “le pedimos a la gente que sepa entender el reclamo que estamos haciendo. Muchos, por ahí, piensan que somos empleados públicos y no queremos trabajar, pero no es así”.
“En realidad nos puede tocar a cualquiera, lo estamos viviendo con los compañeros de FANAZUL y hoy nos pasa a nosotros en ANSES a nivel nacional”, afirmó.

En Azul se mantiene la atención al público en la oficina local. JOSÉ BERGER


EN AZUL SE ATIENDE AL PÚBLICO
En Azul por el momento se atenderá al público, sólo puede haber alguna demora debido a que continuarán las asambleas tal como ocurrió durante la jornada de ayer.
Por tal razón, el referente sindical, pidió disculpas por las molestias que la medida pudiera generar.
“Vamos viendo qué ocurre en las demás oficinas y viendo si, a medida que pasan las horas, hay más despidos”, explicó.
Consultado sobre si tuvieron alguna reunión o contacto con el titular de la UDAI Azul, Néstor Alvarez, dijo que “no hemos hablado, él no participa de las
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *