AYER, MINUTOS DESPUÉS DE LAS 20.30

En la rotonda de las rutas 3 y 226 un auto chocó contra un camión

 

Un Volkswagen Pointer en el que iban cinco personas -dos de ellas menores-  y un Scania con acoplado fueron los vehículos implicados en este choque. Tres de los ocupantes del automóvil sufrieron traumatismos por los que fueron trasladados en una ambulancia a hospitales de esta ciudad.

El accidente derivó en que tres de las cinco personas que iban en el auto sufrieran traumatismos. Tuvieron que recibir asistencia médica en el lugar y después los trasladaron a hospitales de esta ciudad.
NICOLÁS MURCIA
<
>
El accidente derivó en que tres de las cinco personas que iban en el auto sufrieran traumatismos. Tuvieron que recibir asistencia médica en el lugar y después los trasladaron a hospitales de esta ciudad. NICOLÁS MURCIA

 

La rotonda que une a las rutas 3 y 226, en jurisdicción del Partido de Azul, se convirtió ayer en escenario de un accidente de tránsito donde los vehículos involucrados fueron un auto y un camión.

El choque del rodado menor contra un camión con acoplado, ocurrido sobre uno de los sectores de la rotonda, implicó que una mujer, su hija y su hermano -tres de los cinco ocupantes del automóvil- resultaran con traumatismos por los que tuvieron que ser trasladados a hospitales de esta ciudad para ser asistidos.

De acuerdo con lo que el conductor del auto dijo en el lugar a EL TIEMPO, cuando circulaba por la Ruta 3 en dirección hacia esta ciudad no advirtió la existencia de la rotonda, lo que hizo que se pasara de largo y que en esa maniobra chocara contra el rodado de carga.

Los principales daños en la colisión los presentó el automóvil: un Volkswagen Pointer que quedó completamente destrozado en su parte delantera.

Minutos después de la hora 20.30 de ayer se produjo este choque. En ese entonces, un camión marca Scania con acoplado circulaba por la rotonda para ingresar a la Ruta 3. En esa maniobra fue chocado por el auto en el que, con rumbo a Capital Federal, viajaban un matrimonio, sus dos hijos y un tío de los menores.

Mientras que el último de los ocupantes del auto mencionado figura con domicilio en Buenos Aires, la familia implicada en este accidente de tránsito vive en Bahía Blanca.

Desde esa ciudad todos ellos viajaban con destino hacia la Capital Federal, según contó el conductor del auto.

El mismo hombre, de 45 años, refirió que cuando venía por la Ruta 3 en dirección a Azul no observó la rotonda existente en el cruce de esa ruta con la 226. Eso implicó que el auto pasara de largo e impactara contra el camión, que en ese momento ya transitaba por la rotonda.

Policías pertenecientes al Destacamento de Seguridad Vial con sede en esta ciudad tomaron intervención en el accidente. Y luego, al lugar fue convocada una ambulancia con personal médico de “IE Emergencias”.

En esa unidad fueron trasladados a centros asistenciales de esta ciudad los cinco ocupantes del automóvil, después de que la esposa del conductor del vehículo, una hija y un hermano de la mujer resultaran con diferentes traumatismos que, al parecer, no revestían gravedad.

“Yo venía cebando mate”, dijo el cuñado del conductor del auto con relación al momento en que se produjo la colisión del Pointer con el camión. “Todos veníamos atados con el cinturón de seguridad”, precisó también el hombre, que figura con domicilio en Buenos Aires, tiene 39 años y se llama Rubén Melgarejo.

El conductor del automóvil fue identificado por la Policía como Mario Antonio González, de 45 años.

Su esposa, que presentaba traumatismos a causa del choque y había sido trasladada al Hospital Pintos, se llama Sara Melgarejo y tiene 41 años.

La hija menor del matrimonio, de 10 años, también sufrió golpes en el accidente por los que fue llevada al Hospital de Niños. En tanto que su hermano, un adolescente de 14 años, había resultado ileso.

El chofer del camión Scania implicado en el accidente fue identificado como Luis Álvarez. De 57 años, figura con domicilio en la localidad de Isidro Casanova, Partido de la Matanza.

El transportista contó que el auto, una vez que no advirtió la presencia de la rotonda, “frenó arriba del pasto” y que después impactó contra “la goma del diferencial” del camión tipo “cementero” que él conducía, perteneciente a la empresa de transportes “Nuevo Horizonte”.

El dato

A la hora en que el accidente se produjo había algunos bancos de niebla. A criterio del conductor del auto, la señalización y la iluminación no es la óptima en esa rotonda que une a las rutas 3 y 226, la cual no advirtió y derivó en que el Pointer que guiaba se pasara de largo y chocara contra el camión.

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Car10

    junio 23, 2017 at 3:45 pm

    No vio la rotonda ajajajajaja q baya al oculista entonces antes de q mate a alguien cualquiera maneja pero claro después es más fácil echarle la culpa a la ruta como ahora a al iluminación de los dementes q manejan nadie dice nada y asi estamos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *