EN PAMPA Y LA VÍA

Desolado y a la deriva. Así está –próximo a cumplir 100 años- el Parque Municipal. El “pulmón” de la ciudad es rehén de vecinos inescrupulosos y de un Estado comunal que desde hace años no le presta debida atención. Entre los 1852 empleados que tiene el Municipio, según se indicó, cuesta encontrar a quiénes, con pala o rastrillo, trabajen en el reacondicionamiento del espacio. Aseguran que el “trencito”, convertido en pieza de museo al aire libre, volverá a funcionar en 2018.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *