TENÍA 23 AÑOS

En una casa del Barrio Urioste hallaron asesinado de varios puntazos a un joven

Los investigadores creen que el homicidio, descubierto ayer después del mediodía en una vivienda situada en Rauch entre Estanislao del Campo y Fuerte Federación, habría sido cometido por más de un sujeto. La víctima presentaba lesiones de arma blanca en la región abdominal que afectaron a varios de sus órganos vitales. También, evidencias de que había sido atada. No se descartaba que el crimen haya estado relacionado con un ajuste de cuentas.

Un joven fue asesinado de varias puñaladas. Los investigadores creen que se trató de un ajuste de cuentas. Tres sujetos serían los autores del crimen.
NACHO CORREA
<
>
Un joven fue asesinado de varias puñaladas. Los investigadores creen que se trató de un ajuste de cuentas. Tres sujetos serían los autores del crimen. NACHO CORREA

Martín Plaché estaba a punto de cumplir 24 años de edad. Oriundo de Azul, años atrás había vivido en Estados Unidos con su familia, aunque después decidió regresar a esta ciudad, el lugar donde -entre otros empleos que tuvo- trabajó como tarjetero en el Estacionamiento Medido y también como mozo en una confitería ubicada en la zona céntrica.

Ayer, después del mediodía, lo hallaron asesinado en la casa donde vivía solo y está ubicada en el Barrio Urioste, a la altura de la calle Rauch entre Estanislao del Campo y Fuerte Federación.

La Fiscal que ahora investiga este asesinato -el segundo que se produce en menos de una semana en Azul- y policías que también estuvieron en el lugar determinaron en principio que al joven lo mataron de varios puntazos. Puñaladas que “afectaron a varios de sus órganos vitales” y hasta habrían perforado su corazón, según señalaron a este diario voceros ligados a la investigación del hecho.

Alrededor de la hora 13, alertados por un llamado de un vecino al teléfono de emergencias de la Policía, efectivos del Comando de Patrullas fueron los primeros en concurrir a la casa donde el joven vivía.

El cuerpo de la víctima fue hallado con signos de haber sido golpeado brutalmente y con varios puntazos en su región abdominal, impregnado todavía en la sangre que le produjeron esas puñaladas que recibió.

El cadáver se encontraba en una de las habitaciones de la propiedad. Y según se indicó, también había sido atado.

Cuando ayer el reloj marcaba aproximadamente la hora 18, luego de diferentes pericias realizadas en la vivienda escenario de este asesinato al cuerpo lo habían trasladado en una morguera a la sede de la Policía Científica para la autopsia, cuyo informe oficial al menos hasta anoche al cierre de esta edición no trascendió por parte de los investigadores.

Horas antes, la fiscal Karina Gennuso -titular de la UFI 6 departamental con sede en los Tribunales de Azul- había ingresado a la vivienda acompañada por uno de sus instructores. También acompañaron a la funcionaria judicial policías y dos testigos. Estos últimos fueron convocados especialmente entre los varios vecinos que se habían hecho presentes en el lugar al enterarse del homicidio.

Al entrar a la casa, hallaron el cuerpo de Martín Plaché tendido en el piso de esa habitación donde había sido atacado a puñaladas, hecho que -según se presume- se produjo durante las primeras horas de ayer.

Más de un homicida

Hasta anoche los investigadores manejaban, como una de las principales hipótesis con relación al crimen, que los autores habrían sido varios sujetos. Se hablaba, en principio, de tres. Y esas pesquisas que en conjunto llevaban adelante policías de la DDI y del Gabinete de Investigaciones de la Seccional Primera apuntaban también a determinar el móvil del asesinato, que podría haber estado relacionado con un ajuste de cuentas.

Plaché murió luego de recibir al menos tres puñaladas que, a simple vista, estaban localizadas en su región abdominal, según se supo ayer a la tarde mientras policías de Científica trabajaban en la escena del crimen y varios vecinos contemplaban lo que sucedía desde la calle.

La cuadra donde se encuentra la casa en la que el joven vivía había sido cortada al tránsito por dos móviles policiales. Uno estacionado, por calle Rauch, en Fuerte Federación y el otro en Estanislao del Campo.

Desde afuera de la vivienda podían observarse varias mascotas que el joven tenía: desde perros hasta gatos e, incluso, aves pequeñas.

Anoche al cierre de esta edición la Fiscal y policías de la DDI y el Gabinete de Investigaciones de la Seccional Primera trabajaban sobre diferentes pistas para dar con los responsables de este homicidio.

Si bien no fue confirmado oficialmente, la pesquisa parecía estar bien encaminada. No sólo sobre la base de diferentes testimonios recogidos por los investigadores, sino también después de que fueron observadas grabaciones de cámaras de seguridad instaladas en propiedades cercanas a la casa donde el joven fue asesinado.

Se aguardaban para el transcurso del día de hoy importantes novedades con relación a quiénes serían los autores de este brutal asesinato.

El dato

Según comentaron policías que ingresaron a la casa, la cual se encontraba en un estado bastante deteriorado, la escena del crimen era bastante caótica. Y hacía presumir que en la previa a que el joven fuera asesinado hubo varias personas en el lugar, teniendo en cuenta colillas de cigarrillos, vasos y botellas con restos de bebidas alcohólicas que los peritos fueron recogiendo para posteriores análisis. Todo eso, ocurrido en medio de un gran desorden observado en cada uno de esos ambientes de la vivienda a los que ingresaron los efectivos de seguridad.

DAÑOS EN LA CASA DE LA VÍCTIMA Y UN PRIMER LLAMADO AL 911

Karina Gennuso es la fiscal que interviene en este homicidio. En la imagen inferior, cuando ayer dialogaba con policías en el lugar donde el joven fue asesinado. En la foto de arriba, uno de los testigos que fue convocado para entrar a la escena del crimen con los peritos de Policía Científica.Durante los primeros minutos del día de ayer, se registraron daños en la casa del joven que después fue asesinado, que en ese entonces no estaba. Hubo roturas de vidrios, a los que les arrojaron piedras.
FOTOS: NACHO CORREA
<
>
Karina Gennuso es la fiscal que interviene en este homicidio. En la imagen inferior, cuando ayer dialogaba con policías en el lugar donde el joven fue asesinado. En la foto de arriba, uno de los testigos que fue convocado para entrar a la escena del crimen con los peritos de Policía Científica.

Algunos minutos después de iniciado el día de ayer domingo, vecinos de Martín Plaché en el Barrio Urioste ya se habían comunicado con el teléfono de emergencias de la Policía, ante una serie de incidentes que en esos momentos se estaban registrando en la vivienda donde horas más tarde el cadáver del joven sería encontrado.

Pero cuando varios móviles y efectivos del Comando de Patrullas concurrieron a la casa no encontraron a nadie, aunque después se comprobó que se habían registrado algunos daños en los vidrios de una ventana de la vivienda donde Plaché se domiciliaba, luego de que le habrían sido arrojadas algunas piedras.

Pero para ese entonces, según se presume, en la casa no había nadie. Al parecer, Martín Plaché llegó instantes después a que esos daños en su casa -que hicieron a los vecinos a llamar a la Policía- se registraran.

Horas más tarde, ya durante la madrugada de ayer –al parecer entre las cuatro y las cinco- el joven fue asesinado.

De acuerdo con lo que se ha podido reconstruir sobre la base de diferentes testimonios recogidos, en ese lapso de tiempo nuevamente varios sujetos regresaron a la propiedad y esta vez lo encontraron.

Los investigadores sostienen que el homicidio fue producto de un ajuste de cuentas por motivos que se sospechan pero que al menos hasta anoche no estaban determinados con certeza.

En ese contexto, circularon versiones ayer en la escena del crimen de que el joven asesinado comercializaba estupefacientes al menudeo. También que tiempo atrás, aunque no por esa cuestión, había mantenido un incidente con otro sujeto, hecho que estaría relacionado con un robo.

LA NOVIA Y UNOS TÍOS

 

El móvil de la Policía Científica, estacionado en el frente de la casa donde este crimen se produjo. Las pericias que se hicieron en el lugar serán fundamentales para esclarecer el homicidio.
NACHO CORREA

Versiones escuchadas en el lugar indicaban que había sido una vecina la que descubrió el cadáver de Martín Plaché, misma mujer que después le informó sobre lo que estaba pasando, ayer después del mediodía, a la novia del joven asesinado.

Ya cuando varios policías habían concurrido al lugar, la pareja de la víctima de este crimen se hizo presente también en la casa. E instantes después fue trasladada a la sede de la DDI, en donde le fue tomada una declaración testimonial tendiente a determinar las circunstancias en que el joven había sido asesinado y a conocer sus últimos movimientos.

Al parecer, ella no había estado con él durante la madrugada de ayer en la casa que después se convirtió en el lugar donde este asesinato se produjo.

Cuando regresó de sede policial, en medio del llanto que la invadía por la muerte de su novio, acompañada por familiares y conocidos suyos la chica presenció el momento en que el cadáver era retirado por la Policía de la casa y trasladado a la morgue para la posterior autopsia.

Una mujer que también concurrió al lugar con su esposo contó que ambos eran tíos del joven asesinado.

Ellos se convirtieron en los únicos familiares de la víctima que estuvieron presentes allí. Y fue con quienes después la fiscal Gennuso se entrevistó, para informarles sobre el traslado del cadáver a la morgue y,  teniendo en cuenta que no fue hallada documentación de la víctima en la vivienda, confirmar con certeza su identidad.

Esa misma mujer fue la que también contó detalles de la vida del joven asesinado, indicando -entre otras cosas- que su sobrino había estado viviendo en Estados Unidos con sus padres, país al que se fue toda la familia años atrás,  arrastrada por la crisis de 2001 en Argentina.

Pero años más tarde Martín Plaché volvió a Azul. Si bien actualmente al parecer no estaba trabajando, tiempo antes lo había hecho como mozo en una confitería céntrica y también en el Estacionamiento Medido, según mencionó su tía.

En medio de la conmoción generada por el crimen, además recordó que -de regreso de Estados Unidos- su sobrino vivió un tiempo en su casa.

Pero según refirió, cuando se mudó a esa casa donde ayer fue hallado asesinado fue poco el contacto que tuvo con el joven.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *