11ª SESIÓN ORDINARIA 

En una extensa sesión, el Concejo abordó diferentes temáticas   

El pedido de información sobre el uso que del dinero hace el Ejecutivo en publicidad oficial, la situación en la Guardia del Hospital Pintos, el acompañamiento a la Marcha Federal y la problemática con los espectáculos artísticos, fueron algunos de los temas tratados en el Legislativo local el último martes.

La 11ª sesión ordinaria que tuvo lugar el martes, se extendió nada menos que por seis horas. ARCHIVO/EL TIEMPO
<
>
La 11ª sesión ordinaria que tuvo lugar el martes, se extendió nada menos que por seis horas. ARCHIVO/EL TIEMPO

 

Seis horas fue lo que duró la 11ª sesión ordinaria del Concejo Deliberante que se desarrolló el último martes y en la que se trataron diversas temáticas.

La extensa duración se debió no sólo a que había 20 proyectos a debatir, sino también a que los concejales se enredan en exposiciones y discusiones eternas, densas, al punto que ni ellos mismos parecen soportarlas ya que son pocos los que permanecen en sus bancas en algún que otro debate.

Y ni que hablar cuando no saben qué se va a votar o cómo debe hacerse, error en el que el presidente del cuerpo, Pedro Sottile, incurre habitualmente hasta que algún concejal desde su banca lo guía y, más o menos, se encausa la votación.

Estas situaciones se dieron en la última sesión e hizo que las seis horas -que ya de por sí son demasiadas- parecieran muchas, muchísimas más.

El “acompañamiento” del Concejo a la Marcha Federal 

El primer tema que trataron fue una Resolución del presidente del Concejo para declarar de Interés Comunitario la Marcha Federal que se realizó los días 31 de agosto y 1° y 2° de septiembre. Pero en la reunión de la Comisión Parlamentaria, que se realiza antes de la sesión, decidieron retirarla.

En pleno debate, la concejal Estela Cerone mostró su disconformidad por esto y decidió presentar un proyecto en el que resaltó los objetivos de la marcha, que no fueron otros que movilizar contra el ajuste, los tarifazos y los despidos.

En el proyecto que la edil presentó suplantando la Resolución que no fue, resaltó que en lo relativo a lo educativo -donde Cerone hizo eje- las consignas que se plantearon en la marcha son: aumento salarial, ni un pibe sin comer, no al intento de modificación de la jubilación, nombramiento de cargos, regularización de pago de haberes, establecimientos escolares habitables y dignos, y no al aumento del 10 por ciento del PBI a la educación.

Así, lo que iba a ser una declaración de Interés Comunitario se transformó en un arduo debate que insumió casi una hora y en el que no se trató el fondo de la cuestión en sí, sino lo meramente formal.

Cuando llegó el momento de la votación, la realidad es que no tenían muy en claro qué iban a votar. En medio de la confusión, lo que llamó la atención fue la intervención de la concejal Maya Vena. Sin pedir la palabra, pasando por encima a un edil que iba a hablar, y en un tono más alto del necesario, trató de “poner orden” o claridad a la situación. Más allá de eso, la cuestión fue el modo en lo que lo hizo.

Superado, en parte, el desorden finalmente decidieron acompañar lo que fue la Marcha Federal, no su declaración de Interés Comunitario.

Publicidad oficial y la situación en el Hospital   

El concejal del Frente Renovador, Ulises Urquiza, presentó un proyecto de comunicación solicitándole al gobierno de Hernán Bertellys que informe sobre el uso de fondos públicos para gasto en publicidad oficial durante el primer semestre.

Basándose en la Ordenanza que en 2013 estableció una serie de pautas en este sentido, el edil marcó que la administración comunal debe presentar el plan anual sobre publicidad el 30 de abril de cada año y, que en este caso, no lo presentó. De ahí el reclamo.

“Más allá de la importancia que reviste difundir e informar a la comunidad sobre los actos de gobierno, atento el estado de apremio económico y financiero por el cual atravesaría el municipio, resulta necesario conocer el alcance del gasto en publicidad y propaganda”, advirtió el concejal, quien a su vez pidió información detallada, medio por medio, proveedor por proveedor.

Es que según advirtió, de acuerdo a datos oficiales, hasta el 31 de agosto el Concejo Deliberante tuvo un gasto en publicidad con diferentes medios y periodistas de casi 2 millones de pesos; mientras que el Departamento Ejecutivo gastó 800.000 pesos.

Estos números llamaron poderosamente la atención de Urquiza, sobre todo en lo referente al Legislativo. Es por esto que entendió que “estos valores merecen explicarse de cara a la comunidad”.

El proyecto fue aprobado por unanimidad.

También por unanimidad fue aprobado el proyecto de Comunicación que presentó Juan Sáenz, de la UCR, solicitándole al Ejecutivo que lleve adelante las gestiones necesarias para recuperar el normal funcionamiento del Servicio de Guardia del Hospital Pintos, donde falta personal, no hay seguridad y existe sobrecarga de consultas.

También solicita que implemente acciones para incrementar las remuneraciones del personal de la Guardia Médica y, de esa manera, evitar la deserción; que promueva la jerarquización del sistema de salud; y que evalúe la posibilidad económica y operativa de descentralizar de la Guardia las prestaciones de emergencias pre-hospitalarias, desarrollando un servicio municipal de Atención Pre-Hospitalaria.

“Hay una crisis en el sistema de salud pública de la que no está exenta el Hospital Pintos”, sostuvo Sáenz.

Contrapunto    

El detalle de color (oscuro) lo dieron las concejales Maya Vena (bloque Diversidad Progresista) y Erica Torena (Partido Socialista). Las ediles -que alguna vez fueron compañeras de bancada- se enfrentaron por un proyecto que la primera presentó.

Lo que sucedió fue que Vena elevó un proyecto de Ordenanza para generar el marco legal que contenga la habilitación y realización de actividades de esparcimiento. En ese marco, propuso crear el “Código de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Nocturnidad del Partido de Azul”.

Lo que Torena advirtió es que la concejal presentó el proyecto sin tener en cuenta que desde el 25 de mayo el grupo denominado “Colectivo por la Cultura Comunitaria Autogestiva” está trabajando en el tema y que ya tiene listo un anteproyecto de Ordenanza que presentarán en la próxima sesión.

La edil socialista remarcó entonces que le llamó la atención encontrarse con el proyecto de Vena cuando “un grupo de múltiples miradas viene trabajando en el tema”.

En ese contexto, señaló el alto grado de participación ciudadana, de pluralidad y heterogeneidad de los participantes, entre los que se encuentran artistas, gestores culturales, abogados, contadores, arquitectos, ingenieros de sonido, funcionarios e integrantes de la comunidad. Entre ellos, dijo lograron hacer un anteproyecto “sólido”.

Si bien advirtió que no era su intención entrar en un contrapunto con Vena, el contrapunto se dio, y la respuesta de la concejal de Diversidad Progresista no se hizo esperar.

Entre otras cuestiones marcó que nadie debería arrogarse la representación de un grupo y que era su deber trabajar en un tema de interés para la comunidad, aunque no dijo la concejal por qué no se sumó a las reuniones del Colectivo y aportó sus ideas desde allí.

Finalmente, el proyecto de Vena pasó a las comisiones de Interpretación, y de Obras Públicas para su estudio, mientras que en la próxima sesión se presentará el elaborado por el grupo comunitario.

El concejal Pablo Yannibelli (de Azul para el Desarrollo) firmó el proyecto acompañando a Vena. Sin embargo, al momento de tratarse desapareció del recinto y sólo volvió minutos después de que terminara el debate y el contrapunto entre esa concejal y Torena.

ALGUNOS APUNTES DE LA SESIÓN

– La del martes fue la última sesión del concejal Néstor Álvarez ya que pidió licencia en el Concejo para asumir como responsable a nivel local de ANSES. En su lugar asumirá Guillermo Vieta.

– Una vez más, quien no estuvo presente en la sesión fue la concejal de Cambiemos Manuela Arrarás.

– Hubo varias visitas al recinto mientras se desarrollaba la sesión del martes. Se hicieron presentes, por ejemplo, integrantes del SUTEBA por un proyecto presentado por Estela Cerone; dirigentes del SOEMPA por la derogación de tres artículos de la Ordenanza que declaró la Emergencia Administrativa, Económica y Financiera; integrantes del Colectivo por la Cultura Comunitaria Autogestiva que presentaron una nota; Augusto Carella y Silvina Larre, del Hospital Materno Infantil por un proyecto que resalta el trabajo de prevención del Síndrome Urémico Hemolítico.

– Al comenzar la sesión, hubo un minuto de silencio al cumplirse un nuevo aniversario de los fallecimientos del concejal Aldo Daher y el secretario del bloque José Puyou. Lo mismo sucedió al finalizar el tratamiento del orden del día, cuando se recordó a Telma Blanco, quien fuera subdirectora del Concejo.

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *