SE REALIZÓ AYER

En una reunión en Azul se debatieron ejes de importancia en sanidad bovina

El SENASA presentó ante la presencia de más de 80 profesionales los programas sanitarios de Brucelosis y Tuberculosis y además el nuevo programa de identificación de animales.

EL Dr. Gustavo Combessies resaltó que se convocó “a todas las partes que intervienen en un control de las enfermedades bovinas”. JOSÉ BERGER
Una de las charlas estuvo a cargo del Dr. Jorge Hart del Programa Nacional de Control y Erradicación de la Brucelosis Bovina del SENASA. JOSÉ BERGER
<
>
Una de las charlas estuvo a cargo del Dr. Jorge Hart del Programa Nacional de Control y Erradicación de la Brucelosis Bovina del SENASA. JOSÉ BERGER

EL DATO:

Disertaron en el marco de esta jornada el Dr. Jorge Hart, responsable del Programa Nacional de Control-Erradicación de Brucelosis del SENASA; el Dr. Nicolás Venditti a cargo de la parte operativa del Programa Nacional de Erradicación de Tuberculosis del mismo organismo y el Ingeniero Zootecnista Alejandro Imbrogno responsable de la identificación y trazabilidad de los bovinos.

Ayer en el campo experimental del SENASA se realizó la jornada regional sanitaria de actualización sobre Brucelosis y Tuberculosis bovina.

Más de 80 veterinarios denominados por SENASA como “veterinarios acreditados”, como así también los “laboratorios reconocidos de red”, se reunieron para debatir temas técnicos y administrativos como es la identificación de los bovinos.

La jornada de actualización   fue organizada por el Círculo de Médicos Veterinarios de Azul, el Laboratorio Azul y contó con el auspicio del SENASA y del Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires.

Se trató de un encuentro de trascendencia ya que en esta ciudad, en la chacra experimental del SENASA cita en el Camino Viejo a Tandil, a pocos kilómetros de la ruta 3, se concretó además de  una jornada de actualización en materia de control y erradicación de la Brucelosis y la Tuberculosis bovina, la presentación del nuevo programa de identificación de bovinos.

Estas jornadas de carácter regional y nacional tuvieron como fin de debatir acerca de normativas y regulaciones que la cadena agroalimentaria está exigiendo.

Desde el sector público como el privado se están adaptando de una manera más eficiente al control de enfermedades que se trasmiten del animal al hombre y en este marco se inscribió esta jornada.

Trabajo en el control de las enfermedades

El Dr. Gustavo M. Combessies del Laboratorio Azul explicó a este diario que ayer en Azul lo que hubo fue una “jornada de actualización que organizamos con el Círculo Médico Veterinario de Azul sobre el trabajo diario que tenemos que hacer en el control de enfermedades como son la Brucelosis y la Tuberculosis”.

El profesional advirtió que “también se ha incorporado un tema muy ligado al control de estas enfermedades, que es el tema de la identificación de los bovinos”.

Con este fin, convocaron a miembros del SENASA central que  manejan los planes de control en el nivel nacional e invitaron a los veterinarios acreditados, que “son los que trabajan a campo”, los laboratorio de diagnóstico, ya que “hay una red del SENASA que habilita a laboratorios para hacer los diagnósticos”, y la gente del organismo de las oficinas locales.

Combessies indicó que de esta manera se convocó “a todas las partes que intervienen en un control de las enfermedades nivel nacional como son estas dos”.

Un dilema: seguir o cambiar el rumbo

La Brucelosis y la Tuberculosis en los bovinos son indicadores sanitarios todavía pendientes de control que en Argentina deberán ser resueltos a la brevedad.

Al respecto, Combessies informó que “se viene trabajando hace años, ha disminuido mucho la presencia y la prevalencia, estamos en un nivel bajo”.

En ese contexto, advirtió que “estamos en un momento crítico para definir cómo seguir. Es que sí se dejan de hacer actividades que se vienen haciendo, prácticamente uno pierde la condición sanitaria y aumenta la presencia de la enfermedad”.

Con este panorama, un camino sería “seguir trabajando así indefinidamente, haciendo todo lo que venimos haciendo: diagnóstico y controles” y el otro, que fue un poco lo que se trabajó ayer, sería “apuntar a un plan de erradicación de la enfermedad”.

En este último caso, según lo manifestó el especialista, “estamos hablando de un programa a 10 o 15 años con un trabajo más profundo”.

La decisión en manos del SENASA

Este dilema que se planteó ayer en Azul, de acuerdo lo explicó el profesional del Laboratorio Azul, “lo define  la autoridad sanitaria que es el SENASA, nosotros como veterinarios de campo, de laboratorio o acreditados, somos herramientas de trabajo”.

Por eso la definición global del plan está en manos de la autoridad sanitaria.

La reunión de ayer en Azul no obstante fue transcendente también porque los responsables de los programas del SENASA central que vinieron a disertar se llevaron la opinión y la experiencia de los veterinarios que tienen contacto con el animal y la enfermedad en terreno.

Combessies justamente evaluó “está muy bueno que este debate abierto se dé en Azul y que hayan venido todos los responsables”.

Comentó a su vez que “las autoridades del SENASA manifestaron la importancia de este tipo de jornadas y que las deberían hacer más seguido porque recogen la información directamente del veterinario que está en el  campo”.

Actualización en controles

Con respecto a la identificación de los animales hay novedades (ver recuadro) que se informaron durante la jornada realizada ayer; y en relación a los controles “fue un poco hacer una actualización sobre lo que realmente tenemos que hacer ahora porque, a veces, como el SENASA transmite su información a través de reglamentaciones o leyes, no son bien interpretadas por todos los actores que trabajamos en el tema y se generan discusiones”.

“Hoy, un poco lo que hicimos fue volver a establecer las condiciones de trabajo”, expresó.

“Todas esas cosas están en plena elaboración y quizás puede haber alguna resolución en breve”, dijo Combessies, uno de los anfitriones de la jornada.

Se puede decir entonces que el debate que se dio ayer en el ámbito local tendrá impacto en decisiones de carácter nacional.

Combessies destacó eso y también “la cantidad de gente que ha venido”.

“Fue una jornada muy satisfactoria de trabajo, evaluó por último en el diálogo que mantuvo con este diario.

 

IDENTIFICACIÓN DE LOS ANIMALES

Se trató de una jornada de capacitación donde además de actualizarse en materia de control y erradicación de la Brucelosis y la Tuberculosis bovina, los profesionales se informaron acerca del nuevo programa de identificación de bovinos.

En relación a esto, el médico veterinario que brindó los detalles de este encuentro a EL TIEMPO indicó que “actualmente hay un binomio, como se le llama, que es una caravana que va en la oreja y también una identificación de caravana botón. Hoy se exigen las dos en el animal y lo que se está pensando ir sólo caravana botón y que esa identificación sirva para los distintos movimientos de los animales”.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *