EL LOCAL ESTÁ SITUADO EN BURGOS Y TAPALQUÉ

En una rotisería robaron hasta el picadillo para las empanadas

El hecho ocurrió en las primeras horas del pasado lunes. Sofía Conte, propietaria del negocio, y Andrea López Osornio, la cocinera de esta casa de comidas, se refirieron ayer a lo sucedido. “Nos arruinaron. Nos dejaron sin mercadería. Y también nos robaron una máquina de cortar fiambre y una procesadora, las cuales todavía estamos pagando. Todo hay que pagarlo y ahora no tenemos los elementos para trabajar”, señaló una de las damnificadas por este ilícito.

 

Andrea López Osornio y Sofía Conte, cocinera y dueña -respectivamente-  de la casa de comidas donde este robo se produjo.
NICOLÁS MURCIA
El local de comidas donde el robo ocurrió está en una de las esquinas de Burgos y Tapalqué. 
NICOLÁS MURCIA
<
>
Andrea López Osornio y Sofía Conte, cocinera y dueña -respectivamente- de la casa de comidas donde este robo se produjo. NICOLÁS MURCIA

Según contaron ayer la propietaria y la cocinera de una casa de comidas que está en una de las esquinas de Burgos y Tapalqué de esta ciudad, los autores de un robo ocurrido en las primeras horas del pasado lunes en ese local se llevaron “hasta el picadillo de las empanadas”.

El episodio delictivo, en una rotisería llamada “Sabores con Amor”, afectó de manera importante al normal funcionamiento del comercio. Pero por sobre todas las cosas significó un considerable perjuicio económico para quienes hace nada más que dos meses abrieron las puertas de ese local.

“Ahora tenemos que seguir dándonos fuerza entre nosotros, que somos familia”, declaró ayer en diálogo con EL TIEMPO Andrea López Osornio, la cocinera y cuñada de la propietaria del negocio donde este robo se produjo.

“Tenemos que seguir a pulmón y como sea, ayudándonos entre nosotros como podamos, porque comprar ahora todo de nuevo no podemos. Tenemos que pagar todo esto que nos robaron, que es mucha plata”, agregó la mujer de 43 años.

Sofía Conte, la dueña de “Sabores con Amor”, contó que del robo se enteraron el pasado lunes a media mañana.

“Nos llamaron diciéndonos que estaba todo abierto. Había venido una señora a comprar y cuando entró vio que adentro no había nadie”.

“No sólo que no había nadie, sino que tampoco había nada. Se habían llevado todo: la mercadería, la balanza, la cortadora de fiambre, las gaseosas…”, agregó su cuñada con relación a lo sucedido

“Esta señora que había venido es una clienta nuestra de todos los días. Y después, como acá en el negocio no había nadie y estaba todo abierto, se fue hasta la casa de mi mamá, que está a media cuadra del negocio. Le fue a preguntar si nosotras estábamos. Ahí mi mamá me llamó a mí. Y yo después hablé por teléfono con mi hermana, que pensé que estaba en el negocio porque al mediodía teníamos que entregar un pedido. Pero ella me dijo que en el local no estaba. Entonces, después se vino mi mamá para el negocio y me dijo que sí, que habían entrado y que nos habían robado todo”, recordó Conte, una joven que tiene 28 años.

“Nos arruinaron”

Teniendo en cuenta que el pasado domingo en la rotisería estuvieron trabajando hasta cerca de la medianoche, se presume que el robo en el local se produjo en las primeras horas del día siguiente, es decir, de este lunes que pasó.

Un dato importante, que para las damnificadas se relaciona con que los delincuentes estuvieron observando todos los movimientos del local, tiene que ver con una agencia de remises que, por Burgos, está al lado de la rotisería.

El único día que esa agencia permanece cerrada, a la noche, es el domingo.

“Nos han estado vigilando, porque la agencia de remises no abre los domingos a la noche. Y aprovecharon eso, que está cerrada ese día para venir a robarnos”, señaló Conte sobre el ilícito que la tuvo como damnificada en su local.

A los delincuentes no les costó mucho trabajo ingresar al comercio, aprovechando que en el local no hay alarma.

Primero rompieron los candados de una reja. Y después sacaron la cadena de otro candado que estaba colocado en una de las hojas de una puerta de Blindex, a la cual también le quitaron su manija.

“Entraron por la puerta de adelante. Cortaron los dos candados grandes que había en la reja. Y teníamos uno con una cadena negra, que todavía está acá en la puerta de Blindex, que también lo quitaron, al igual que la manija de una de las hojas de esa puerta. Acá alarma no tenemos. Sólo una bocina que suena cuando abrís la puerta, la cual también rompieron para que no sonara cuando se iban”, indicó la joven propietaria del comercio.

“Nos arruinaron. Nos dejaron sin mercadería. Y también nos robaron una máquina de cortar fiambre y una procesadora, las cuales todavía estamos pagando. Todo hay que pagarlo y ahora no tenemos los elementos para trabajar”, señaló la cocinera del comercio con relación a este robo.

Una heladera mostrador que estaba llena de diferentes comidas fue vaciada por los ladrones, de la misma manera que se apoderaron de diferentes gaseosas. “Pero sólo se llevaron las Coca Cola, porque las botellas de Manaos las dejaron todas”, agregó Andrea López Osornio.

Teniendo en cuenta que en el lugar fueron hallados restos de comida, se cree que los ladrones tuvieron tiempo hasta para comer. Y eso lo hicieron antes de llevarse las diferentes preparaciones elaboradas que había, las tapas y el picadillo para las empanadas, las botellas de gaseosas y los elementos que se usaban para preparar esas y otras comidas.

Entre esos elementos estuvieron las ya referidas máquina cortadora de fiambre, la procesadora y la balanza. Además, los autores de este robo se llevaron un equipo de música, una batidora, un carrito de bebé y hasta fuentes del tipo Pirex “que son carísimas” -según expresó Conte- y eran donde estaban las diferentes comidas ya elaboradas que los delincuentes también sustrajeron.

Ayer a la tarde el local volvió a abrir sus puertas después de lo que fue este robo.

“Empezamos a trabajar de nuevo como si arrancáramos de cero. Volvimos a empezar, con dolor y con angustia. Pero hay que seguir y hay que pelearla porque tenemos que pagar las cosas que compramos y no podemos parar de trabajar. Hacemos todo como podemos”, agregó en ese sentido la cuñada de la propietaria de esta casa de comidas.

“Gracias a Dios la gente, una vez que se enteró del robo, se solidarizó un montón con nosotros. Todo el mundo nos ha llamado o ha mandado mensajes. Desde el supermercado que está en la otra esquina nos han ofrecido una máquina para cortar fiambre hasta que podamos conseguir otra y también una balanza. La gente se ha portado de diez con nosotros”, dijo Sofía Conte ayer.

López Osornio recordó que al ingresar al local después del robo encontraron también que los delincuentes “habían escrito una mala palabra en una hoja, como una agresión y eso también te indigna. Nosotros somos laburantes. Esto fue hecho a pulmón, en familia. Y ahora, por lo que pasó, lo único que nos queda es seguir trabajando para pagar esto que se llevaron”.

“Es mucha plata”, estimó la mujer cuando fue consultada sobre el monto de lo sustraído. A modo de ejemplo, mencionó que esa cortadora de fiambre robada, la misma que todavía estaban pagando en cuotas, vale 14.000 pesos.

En el marco de la denuncia realizada por lo sucedido, al comercio donde este robo se produjo concurrieron efectivos de la Policía Científica, en busca de rastros tendientes a identificar a los autores de este ilícito.

“Vinieron, hicieron peritajes y dijeron que huellas había. Pero también las hay de nosotros, por lo que estaban muy superpuestas unas con otras”, agregó en ese sentido la propietaria del negocio.

El dato

Las mujeres damnificadas por este robo pidieron que si alguien compra los elementos sustraídos en la casa de comidas se los haga saber, para de esa manera poder recuperarlos. “Una máquina de cortar fiambre te la tiene que comprar alguien que tiene un comercio. Si eso pasa, que el que lo hace sepa que es robada si la va a pagar mucho menos de lo que realmente vale. Y si la compra, que nos avise así podemos recuperarla porque la necesitamos. El chico que nos vendió las máquinas dijo que de esas cortadoras de fiambre en Azul hay tres. Una era la que teníamos nosotros, por lo que es fácil de reconocer”, señaló Sofía Conte.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *