EN VILLA PIAZZA NORTE: GRAVES PÉRDIDAS MATERIALES POR EL INCENDIO DE UNA CASA

 

La hermana del propietario de la vivienda, ubicada en Calle 61 entre las ex calles Córdoba y Entre Ríos, afirmó que el incendio pudo haber sido provocado intencionalmente. Los daños por el fuego fueron de consideración. En la otra imagen, sin consuelo, la madre del trabajador rural damnificado por este siniestro, que se produjo ayer después de la hora 19.FOTOS: NACHO CORREA
<
>
La hermana del propietario de la vivienda, ubicada en Calle 61 entre las ex calles Córdoba y Entre Ríos, afirmó que el incendio pudo haber sido provocado intencionalmente. Los daños por el fuego fueron de consideración. En la otra imagen, sin consuelo, la madre del trabajador rural damnificado por este siniestro, que se produjo ayer después de la hora 19.FOTOS: NACHO CORREA

Un incendio provocó daños de consideración en una vivienda situada en Villa Piazza Norte propiedad de un empleado rural.

El siniestro se produjo ayer minutos después de la hora 19, en momentos que en la casa -ubicada en Calle 61 entre Malére y Prat- no había nadie, ya que el joven damnificado por este hecho se encuentra por estos días trabajando en 25 de Mayo, según contó una hermana suya en diálogo con este diario.

Además de la construcción de la precaria vivienda, el fuego dañó la totalidad de los elementos que en su interior había.

Si bien al lugar fueron convocados los bomberos, la hermana del propietario afirmó que fueron los vecinos los primeros en ingresar a la vivienda para sofocar ese incendio.

“Cuando entramos a la casa estaba prendido el colchón. Como los bomberos no venían, el fuego lo intentamos apagar con los vecinos. Y para cuando llegaron, ya lo habíamos apagado nosotros”, contó Pía María Trueba.

La joven de 23 años agregó que en la casa “no quedó nada” a causa de lo que fue este incendio.

“Se perdió todo, no quedó nada. Un equipo de música, la cama, el televisor, la cocina, la heladera, el ropero, la ropa…”, enumeró la mujer sobre lo sucedido en la vivienda de su hermano, que se llama Martín Alejandro Ezequiel Trueba y tiene 27 años.

Teniendo en cuenta que cuando el joven viajó por cuestiones de trabajo a la ciudad de 25 de Mayo había dejado todo cerrado y ningún artefacto eléctrico conectado, su hermana cree que el incendio ocurrido ayer a la tarde pudo haber sido provocado intencionalmente.

“Yo creo que esto fue provocado, porque no había nada conectado y estaba todo desenchufado”, indicó la joven al respecto.

Después, contó que el siniestro tuvo su origen en un colchón y que de ahí se expandió a todo el interior de la vivienda, afectando no sólo a la construcción sino también a los elementos que en el lugar había.

Un vidrio de una ventana de la casa tenía una pequeña rotura, lugar por donde alguien pudo haber arrojado el elemento que, al hacer contacto con el colchón,  inició el fuego.

“Por lo que se ve, ese agujero chiquito que había en el vidrio de la ventana lo han terminado de romper y le tiraron algo por ahí para prender fuego”, contó Pía Trueba, quien al ser consultada por este diario afirmó que no tenía previsto realizar en sede policial la denuncia por este incendio que provocó daños de consideración en la propiedad.

Además de vecinos y personal policial, en la vivienda incendiada se había hecho presente también la madre del joven trabajador.

La mujer -según contó su hija- “se descompuso de los nervios” al observar como el fuego destrozada la casa y los elementos que en su interior había.

Eso hizo que al lugar fuera convocada una ambulancia con personal médico del Hospital Pintos, aunque la mujer -de 52 años y llamada Graciela Berrestiaga– finalmente no fue trasladada al centro asistencial municipal.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *