JOAQUÍN PROPATO 

“Encarar estas elecciones, incluso bajo estas condiciones, era una necesidad” 

Poco menos de 2800 votos ubicaron a la lista 31 de Unidad Ciudadana como la cuarta fuerza al cabo de las PASO, un resultado gratificante pese a la derrota en la interna. En el Centro Cultural Paisano Frías, el precandidato a concejal habló con EL TIEMPO: “De cara a octubre vamos a trabajar para que Cristina gane las elecciones”, comentó.

Con Evita cuidando las espaldas. En el CC “Pedro Paisano Frías”, los integrantes y colaboradores de la lista 31 de UC.
HÉCTOR GARCÍA
<
>
Con Evita cuidando las espaldas. En el CC “Pedro Paisano Frías”, los integrantes y colaboradores de la lista 31 de UC. HÉCTOR GARCÍA

La sede del Centro Cultural “Pedro Paisano Frías”, del Peronismo 26 de Julio, un rato antes de las 21 era el epicentro de la etapa final de trabajo (al menos en la jornada dominguera) de la lista 31 de Unidad Ciudadana. Cada vez más nutrida la esquina de Guaminí y Moreno, la labor más frenética pasaba por el centro de cómputos instalado en un ambiente secundario, a donde comenzaban a llegar los integrantes de la lista y colaboradores con planillas que inmediatamente se convertían en estadística sobre una pantalla instalada en el salón central del CC.

Joaquín Propato, primer precandidato a concejal, deambulaba tranquilo, recibiendo a cada visitante y consultándole sobre un dato que entre curioso, lamentable y hasta simpático terminó por sacarle una mueca de fastidio. Un promedio de cinco votos por mesa (en esas horas tempranas) eran nulos dado que el votante había ingresado la boleta corta de Propato y toda la boleta de Sombra. “Llamativamente la gente parece que no entendió el corte”, comentó el dirigente de 26 de Julio.

Al dialogar con EL TIEMPO, el candidato a edil enfatizó que si bien no podía soslayarse la desazón que producía no ganar la interna, a la misma altura emocional se situaba la sensación de gratitud y de meta alcanzada. También, Propato subrayó las desventajas de la boleta corta y los inconvenientes que en la última semana tuvo el espacio para recibir la cantidad de boletas necesarias. “Lo primero que quiero expresar es un agradecimiento a toda la gente que nos votó, un agradecimiento a todos los compañeros que integraron la lista y a aquellos que trabajaron para que pudiéramos participar de esta elección. Teniendo en cuenta todas las dificultades que tuvimos: lo de la boleta corta, no haber recibido la cantidad de boletas que nos correspondía, tuvimos las boletas una semana antes y eso fue gracias a un aporte que hizo el compañero Walter Abarca. Si no, no las hubiésemos tenido hasta tres días antes”, dijo.

–¿Era una necesidad, fundamentalmente para la 26 de Julio, salir al ruedo de una elección como mascarón de proa?

–Era necesario, porque era necesario en virtud de lo que sucedió con el peronismo después de los últimos gobiernos. El pase del Intendente a Cambiemos nos obligó a nosotros a tomar la decisión de que había que trabajar en una renovación y empezar a reconstruir el peronismo como una opción de gobierno. Acá el peronismo estuvo disperso por distintos frentes, por más o por menos pero hubo peronismo en distintas listas, en cuatro o en cinco. Y para nosotros estar en la general en el cuarto lugar y lograrlo con boleta corta, es haber realizado una muy buena elección.

Encarar estas elecciones, incluso bajo estas condiciones, era una necesidad y ha sido un acierto.

–Habiendo sopesado todos los condicionantes ya referidos, ¿qué interpretación hace de la definición de la interna?

–A nadie se le escapa en el mundo de la política que disputar una interna ante el arrastre… o la nacionalización o la provincialización de una elección, es muy difícil; sobre todo con toda las cosas que pasaron posteriormente. Nosotros hemos hecho un aporte a la candidatura de Cristina; aún con boleta corta aportamos. Preveíamos este resultado, pero había una necesidad de competir y de presentarnos de cara a la comunidad como una opción.

Desde ya quiero felicitar a Nelson Sombra por el triunfo, y también, según los datos que tenemos, a Marcos Turón, el ganador de la general de la elección.

–El triunfo de Cambiemos confirma el apoyo que sigue teniendo la derecha en los distintos ámbitos de gestión. ¿Las divisiones del peronismo más progresista facilitó este escenario, también en el ámbito local?

–Creo firmemente que la construcción de una oposición responsable que pueda marcar los temas que le interesan a los azuleños está faltando, y es eso en lo que hay que trabajar. En definitiva lo que hay que respetar es la voluntad popular. Hemos detectado que hay muchos problemas que no se resuelven, y la de hoy es la decisión de un pueblo.

–¿Abogan por la integración de cara a octubre?

–Habrá que hablar, hay que ver cómo es esta situación. De cara a octubre vamos a trabajar para que Cristina gane las elecciones, porque entendemos que es la líder que puede poner un freno a las políticas del gobierno nacional. Es necesario, después de una derrota electoral, la reconstrucción de una fuerza opositora, pero que, además, sea una propuesta política de cara a 2019.

Esto hay que trabajarlo, no se da por magia ni de manera casual. Y lo que está en juego es el bienestar de la comunidad.

TEXTUALES DE JULIO VARELA (P. 26 DE JULIO) A “EL TIEMPO”   

–Obviamente, uno trabaja para ganar las elecciones. Pero no puedo dejar de reconocer que acá se conformó una lista que tiene una potencialidad importantísima. Si bien el núcleo inicial era el Peronismo 26 de Julio, se han sumado compañeros de distintos sectores y las localidades que le han dado una fisonomía de renovación y de trabajo, porque nosotros existimos en base al trabajo…siempre existimos en base al trabajo.

–Nadie puede desconocer que la otra lista tiene sus méritos y también puede ser el momento de lo que en otro momento no se pudo dar, de reflexionar acerca de esa conjunción que a veces nosotros hemos sido cuestionadotes: la metodología de candidatos impuestos. En este momento, como lo vimos siempre, creemos que el adversario está afuera, y es necesario el trabajo en conjunto. Tenemos que ver de qué manera trazamos un camino común hacia 2019.

–A veces, probarse está bueno. Nosotros no somos guapos (se ríe), ¡pero nos probamos! Lamentamos que no hayamos partido en igualdad de condiciones. Pero no nos quejamos, no entendimos esto como una cuestión para judicializar, cuando en realidad hay  decisiones políticas por detrás. ¿Quién las puede desconocer?

Acá hay un equipo de trabajo, todos los compañeros que se han incorporado es como si siempre hubieran estado. Hay una inspiración peronista innegable: acá se entre y se respira peronismo. La otra lista deberá tomar nota para que, en conjunto, podamos tener otro destino. Tenemos que empezar a pensar en 2019, que está la vuelta. Es más, el martes tenemos que empezar.

IBARRA: “TODOS VOTOS GENUINOS”   

El dirigente barrial Marcelo Ibarra representa eso que Julio Varela llama “una fisonomía de renovación”, el aporte al núcleo de la lista 31 que es la Agrupación 26 de Julio. El precandidato a concejal en tercer término también habló con EL TIEMPO, acompañado por el ex delegado de Cacharí –y 5° precandidato a cocejal– Diego Zariatti, hizo ver que la derrota duele, pero que el capital electoral estimula: “Hay alegría porque se hizo un trabajo muy profundo. Pudimos llegar a todos los barrios y sabíamos que iba a ser una elección difícil a partir de tener boleta corta. El esfuerzo hace que uno, más allá de los números, esté contento”.

Sobre la fragmentación peronista y el grado de influencia en los resultados finales, Ibarra opinó que “hubo en diferentes frentes presencia peronista y eso hizo que se dividiera el electorado. Nosotros creemos que nos fortalecemos por el hecho de que los votos que tenemos de la lista 31 son todos votos genuinos. Eso es muy valioso pensando en el futuro, porque no se termina todo en esta elección”.

En línea con lo manifestado por su compañero, Zariatti reconoció que no hay un punto cúlmine del trabajo en esta PASO. “Esto no se termina acá, apuntamos a futuro, como dijo Marcelo, y se va a seguir trabajando a conciencia para hacer más y poder llegar más a la gente en las localidades y, en Azul, a todos los barrios”.

Por último, el postulante cachariense dijo no terminar de comprender el respaldo de votos obtenidos por la gestión comunal: “La verdad es que yo no le veo una explicación, no entiendo cómo llegó (por Bertellys) a tener ese caudal de votos. Se ve que todavía lo siguen apoyando”.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *