TENÍA 56 AÑOS

Encontraron muerta ayer a una mujer a la que estaban buscando

 

De nacionalidad chilena y radicada desde hacía tiempo en Azul, sus familiares habían denunciado su desaparición el pasado jueves. Al parecer, la mujer se suicidó. En una de sus manos los investigadores hallaron una nota donde daba cuenta de la decisión que había tomado. Su cadáver fue hallado en el llamado “Sendero del Caminante”, que está ubicado en cercanías a la Reserva del Camping Municipal.

 

La mujer encontrada muerta ayer poco antes del mediodía fue identificada como Elba Marisol Troncoso Rubilar. El cadáver estaba en cercanías a la Reserva del Camping Municipal. Un día antes, sus familiares habían radicado en sede policial una denuncia por su desaparición. 
JOSÉ BERGER
SECCIONAL PRIMERA/PBA
<
>
La mujer encontrada muerta ayer poco antes del mediodía fue identificada como Elba Marisol Troncoso Rubilar. El cadáver estaba en cercanías a la Reserva del Camping Municipal. Un día antes, sus familiares habían radicado en sede policial una denuncia por su desaparición. JOSÉ BERGER SECCIONAL PRIMERA/PBA

Elba Marisol Troncoso Rubilar tenía 56 años. Era oriunda de Chile -había nacido en la comuna de Curacautín- y desde hacía unos años estaba radicada en Azul.

A la mujer, sus familiares la estaban buscando desde el jueves pasado y su desaparición había sido denunciada en sede policial.

Ayer, poco antes del mediodía, fue hallada muerta en cercanías a la cancha de Cemento Armado, en el llamado “Sendero del Caminante” que está detrás de la Reserva del Camping Municipal, después de que al parecer se suicidara.

Ayer a la tarde se aguardaba el resultado de la autopsia a la que en la sede de la Policía Científica el cuerpo estaba siendo sometido para tener las primeras conclusiones relacionadas con el deceso, aunque diferentes elementos que los investigadores encontraron en el lugar donde la mujer fue hallada sin vida hacían presumir que se suicidó.

Por el caso se está instruyendo un sumario penal que en principio está caratulado como averiguación de causales de muerte, expediente que se sustancia a través de la UFI 2 departamental que está a cargo de la fiscal Laura Margaretic.

Funcionarios judiciales y policías fueron quienes ayer, una vez alertados del hallazgo sin vida de la mujer, concurrieron al lugar donde el cuerpo se encontraba.

De acuerdo con lo referido, familiares de ella fueron los que la encontraron en el sector antes referido, un lugar al que solía ir a pasear habitualmente la mujer.

Eso llevó a que su esposo y su hijo la buscaran y la encontraran sin vida ahí.

Hasta ese sector de la ciudad, la mujer había llegado en bicicleta, rodado que dejó atado con un candado y una cadena antes de tomar la decisión de suicidarse.

Un médico de Policía también fue convocado al lugar donde se encontró el cuerpo, en cercanías a uno de los márgenes del Arroyo Azul, en un predio que está delimitado por las calles De los Aguaribay y De los Eucaliptus, y fue quien determinó que la mujer estaba fallecida.

Había sido el hijo de la mujer, quien al buscarla en ese lugar, encontró primero a la bicicleta atada con cadena y candado a un árbol, por lo que inmediatamente avisó del hallazgo a efectivos policiales del Comando de Patrullas, cuando era alrededor de la hora 11.30 de ayer.

Teniendo en cuenta la denuncia sobre el paradero de la mujer que había sido radicada un día antes en la Seccional Primera local, efectivos policiales de esa dependencia concurrieron también al lugar, de la misma manera que personal de la Delegación Investigación Criminal.

Entre todos, realizaron un rastrillaje en el lugar que arrojó resultados positivos, ya que al transitar a pie por el “Sendero del Caminante”, en dirección a De Los Eucaliptus, pasando unos metros de esa calle fue hallado el cuerpo de la mujer que estaba desaparecida desde un día antes.

El cadáver, según lo informado por voceros de seguridad, yacía “boca abajo sobre el suelo, tapado por una frazada”.

Fue el hijo de la mujer quien la identificó en el lugar, lo que después derivó en que la zona fuera cercada para preservar la escena hasta la llegada de los instructores judiciales y de personal de Policía Científica.

Los peritos hallaron en una de las manos de la mujer fallecida una carta que ella escribió, donde daba cuenta de la decisión de suicidarse que había tomado, relacionada a que “estoy sufriendo mucho”, según podía leerse en esa nota.

La mujer también les pedía perdón en la carta a sus nietos por la decisión que había tomado de acabar con su vida.

A los investigadores les llamó también la atención el hallazgo en el lugar donde yacía el cuerpo de un vaso de vidrio que contenía restos de polvo, una sustancia que se trataba de determinar qué era, ya que habría sido lo que ingirió la mujer para suicidarse.

En la denuncia que en la comisaría primera había sido radicada por su paradero, sus familiares indicaron que Troncoso se retiró de su casa el pasado jueves a media mañana y que desde ese entonces no volvieron a tener más noticias de ella.

En ese entonces había salido en la bicicleta playera, la misma que ayer fue encontrada atada con cadena y candado a un árbol en cercanías al lugar donde estaba el cuerpo.

Según sus familiares habían referido en sede policial cuando denunciaron anteayer su desaparición, no era la primera vez que la mujer se iba de su casa.

El dato

Un termo metálico, una botella de plástico, una cartera y un juego de llaves fueron hallados ayer también por los investigadores en el lugar donde la mujer yacía sin vida, hecho ocurrido después de que aparentemente se suicidara.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *