OCURRIÓ EL MIÉRCOLES POR LA NOCHE

Entradera en una casa: delincuentes se llevaron una cuantiosa suma de dinero

Al menos tres delincuentes que al parecer no estaban armados llevaron a cabo este robo en una casa ubicada en Yrigoyen entre Maipú y Primero de Mayo. Tuvo como víctimas a un docente jubilado, a su esposa y a la hija del matrimonio. Al hombre, que también es prestamista, le pegaron trompadas en la cara. Y a su hija, uno de los ladrones le aplicó una descarga de electricidad con una picana. Después los ataron a ambos con una sábana. Entre pesos y dólares, el botín de este robo habría superado los 4.700.000 pesos.

La casa escenario de esta entradera está en Yrigoyen entre Maipú y Primero de Mayo.
NACHO CORREA
<
>
La casa escenario de esta entradera está en Yrigoyen entre Maipú y Primero de Mayo. NACHO CORREA

 

 

Un docente jubilado, su esposa y una hija del matrimonio se convirtieron en víctimas de una entradera que anteayer en horas de la noche sucedió en esta ciudad, informaron fuentes policiales y judiciales.

El episodio delictivo, alrededor de la hora 22 del miércoles que pasó, se produjo cuando el hombre llegaba en auto a su casa con su mujer y ambos fueron reducidos por tres sujetos, al igual que luego ocurrió con la tercera de las víctimas de este hecho: la hija de la pareja, que en ese momento se encontraba en el interior de la vivienda.

Hasta ayer los investigadores trabajaban sobre diferentes pistas para dar con los autores de este robo, que no serían de Azul. Además, por la manera en que actuaron, hay indicios que señalan que contaban con suficiente información con relación al hecho que cometieron, por lo que no se descarta que haya habido un entregador.

El ilícito incluyó que se apoderaran de una muy importante suma de dinero, cantidad que oficialmente no fue informada. Parte de ese dinero eran dólares. Y la otra, pesos.

Los billetes -según señalaron voceros allegados a la investigación del hecho- estaban en dos cajas fuertes, información con la que contaban también los tres sujetos que cometieron el robo.

Otro dato que tuvo el ilícito tuvo que ver con que los delincuentes, que tenían sus rostros parcialmente tapados con bufandas para evitar ser reconocidos por las víctimas, al parecer no estaban armados.

Sólo uno de ellos, según se menciona en la denuncia que por el caso fue formulada en la comisaría primera local, portaba una pequeña picana con la que le aplicó una descarga a la hija del matrimonio, en momentos que la mujer intentó interceder para que no siguieran agrediendo a su papá.

El jubilado, una vez que los ladrones huyeron con el dinero, tuvo que ser trasladado al Hospital Pintos para ser asistido, aunque se comprobó que no presentaba lesiones de gravedad, por lo que fue atendido por la Guardia y no quedó internado.

“Han llegado y se han ido en un auto”, estimó ayer un investigador con relación al accionar de los delincuentes, lo que hace suponer que un cuarto sujeto estuvo esperando a los demás en un vehículo mientras llevaban a cabo el ilícito, que implicó que estuvieran en la casa por alrededor de media hora aproximadamente.

El robo

Minutos antes de la hora 22 del pasado miércoles el robo se produjo en una casa que está situada en Yrigoyen entre Maipú y Primero de Mayo.

En ese lugar se domicilia Juan Carlos Nasello, un docente jubilado que tiene 82 años de edad.

Según fuentes policiales dijeron, el hombre también es prestamista. Y al parecer, los delincuentes contaban también con ese dato, por lo que sabían que al ingresar a la casa iban a encontrar esa importante cantidad de dinero que después se llevaron.

El miércoles a la noche Nasello regresaba a su casa en una Volkswagen Suran junto con su esposa.

Voceros allegados a la investigación indicaron que la mujer volvía de hacerse unos estudios debido a una enfermedad que padece.

Cuando el hombre se disponía a ingresar a la vivienda, inmediatamente los delincuentes lo redujeron, al igual que hicieron con su esposa.

Nasello estaba entrando con la Suran al garaje de su vivienda en momentos que los ladrones lo atacaron.

Uno de esos sujetos le aplicó un golpe de puño en el rostro al jubilado, al tiempo que comenzó a pedirle el dinero.

La hija del hombre, identificada como María Verónica Nasello y de 47 años, intentó defender a su papá de la agresión, ocasión en la cual fue empujada por uno de los asaltantes y cayó al suelo.

Después, el sujeto que portaba la picana le aplicó una descarga eléctrica con ese elemento.

La esposa de Nasello -llamada Beatriz Camarotte– fue la única a la que los delincuentes no agredieron durante el robo, según dijeron voceros de seguridad. En tanto, al prestamista y a su hija los ataron con una sábana.

Toda esa situación se produjo en el interior del garaje y los autores de este robo tenían conocimiento también de la existencia de las dos cajas fuertes en la vivienda.

Las llaves de ambas cajas las tenía el jubilado, quien fue obligado a entregárselas a los sujetos que después huyeron con esa considerable suma de dinero en pesos y en dólares.

Luego de que los autores de este robo se dieron a la fuga, la familia pudo comunicarse con la Policía para denunciar esa entradera que tuvo a los tres como víctimas.

Instantes más tarde, efectivos de seguridad se hicieron presentes en la vivienda para comenzar con las primeras averiguaciones en torno a lo sucedido.

También fueron convocados una ambulancia y personal médico del Hospital Pintos para que el jubilado agredido fuera asistido.

En el centro asistencial municipal Nasello fue atendido por la Guardia y se comprobó que sólo había resultado con una lesión leve a causa de ese golpe de puño que le dieron en la cara, lo que implicó que no quedara internado.

La causa penal que se inició por lo sucedido se instruye desde la UFI 1 departamental que está a cargo de Marcelo Ferández.

El Fiscal se hizo presente también el miércoles por la noche en la vivienda de la familia Nasello, encabezando esa investigación que se está llevando adelante ahora para tratar de dar con los autores de este robo.

 El dato

Con relación a ese robo agravado en la casa de la familia Nasello que tuvo como víctimas al matrimonio y a la hija de la pareja, oficialmente no se informó sobre el monto de dinero que los delincuentes se llevaron. Según se cree, fueron unos 250.000 dólares y unos 350.000 pesos. Teniendo en cuenta la cotización actual de la divisa estadounidense, se estima que el monto total del dinero robado superó los 4.700.000 pesos.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *