CONFLICTO

Entre la incertidumbre y la esperanza

Los trabajadores de Fanazul inician una nueva semana a la espera de respuestas favorables para su situación. Durante los últimos días se realizaron diversas reuniones, asambleas y actividades para mantener viva la lucha y el reclamo por las fuentes laborales.

Los fabriqueros continúan con el acampe en un sector aledaño al municipio.    NICOLAS MURCIA


Una nueva semana de lucha y “definiciones” comenzaran a transitar hoy los trabajadores de Fanazul. Sin soluciones concretas a la vista, y en una situación de espera que se ha dilatado más de lo deseado,  se ha entrado una fase crítica, sin respuestas del Gobierno Nacional y a la espera de alguna señal por parte de la provincia. La realidad marca que luego de la reunión que se mantuviera en la sede de Fabricaciones Militares, la decisión del cierre de la planta de Azul, es “irreversible”. Esto generó que hoy se busque un nuevo camino y acciones  ante el gobierno de María Eugenia Vidal, que ha mostrado una pasividad total ante dicho conflicto.
Durante la asamblea realiza el pasado viernes en la sede de ATE, según declaraciones a este medio Marcelo Laporte sostuvo que  “Se resolvió pedirle una audiencia a la gobernadora María Eugenia Vidal porque creemos que es la única que en este momento puede destrabar este conflicto. Queremos involucrarla porque hasta ahora solamente hemos hablado con Alex Campbell, que es secretario de Asuntos Municipales. Vamos a intentar que intervenga ella y que ponga todas las cartas que tenga en la mesa y que abra todas las puertas que tenga a su disposición”, explicó Laporte, quien paso seguido informó que el intendente Hernán Bertellys  también considera como viable el camino de la “provincialización” de la fábrica. “Eso es lo que sucedió con Astilleros Río Santiago y con un Hospital Naval”, añadió.
Jubilaciones y ayuda
Por otra parte, todavía no hay respuestas certeras a las acciones que el jefe de gabinete Alejandro Vieyra había anunciado en éste medio semanas atrás, consistentes en jubilaciones anticipadas y la entrega de un subsidio por parte de Nación. Así señaló oportunamente que “entre jubilaciones anticipadas, que se podrían otorgar a las personas que tienen más de 55 años y los años de servicio completos, dentro de un régimen de insalubridad que contempla la ley y que se ha otorgado en otras fábricas, se había conformado un expediente que estamos gestionando para que se concluya y esto permitiría que entre 45 o 50 operarios puedan acogerse a este beneficio”. “Serían algunas jubilaciones anticipadas y otras que ya corresponderían por la edad. Eso es inminente y esas personas quedarían resguardas con la jubilación. También estamos buscando un encuadre para que puedan cobrar un subsidio por desempleo, que es el que cobran aquellas personas que están sin trabajo o que han sido despedidos. El Ministerio de Trabajo no otorga este tipo de ayuda a quienes han terminado un contrato o personal del Estado, pero hemos estado realizando acciones para que este tipo de ayuda también los contemple. Este tema se habló en la reunión que mantuvimos con Lopetegui”. Pero por el momento, consultados los trabajadores, no se ha efectivizado ninguna de las propuestas. Además, se pudo saber, que el subsidio que entregó el municipio días atrás a un grupo de fabriqueros, por un monto total de 650 mil pesos, sería dificultoso de mantener  en el tiempo si el gobierno nacional o provincial no realiza algún tipo de aporte, ya que según lo establecido por el Concejo Deliberante, esta ayuda se mantendría por un lapso de doce meses.
Rock solidario
En tanto, entre diferentes acciones que se van concretando en ayuda a los trabajadores, el sábado por la noche se realizó en el predio del club San José el denominado encuentro “Sanjo Rock”, donde se reunió una importante cantidad de alimentos que será destinado a las familias de los fabriqueros que vienen sosteniendo esta lucha. Un nutrido marco de público se dio cita para disfrutar de la propuesta y colaborar con esta causa. En la ocasión Juan Cacace señaló su sorpresa por “la gran cantidad de gente que ha venido. Agradecido con las bandas, con los músicos y con todos ustedes quienes ante este momento tan duro que estamos pasando los trabajadores de Fanazul, la solidaridad se hizo presente.  También con este Club San José que sabemos  que siempre está presente en todos lados donde hay necesidades. Ante una sociedad que a veces es un poco distante de los problemas cotidianos, pero que ante esta lucha que estamos llevando adelante,  en la calle nos están demostrando que ante el embate del Gobierno Nacional, ante el embate de las políticas de turno que no están a la altura de las circunstancias  la gente, el pueblo, está dispuesto a ayudar y ser solidario”.
A su vez, también el día sábado, mientras se realizaba una función de cine en el sector del acampe,  recibieron una colaboración por parte la Asociación Azul Solidario.
“En tiempos de incertidumbre y desesperanza, es imprescindible gestar proyectos colectivos desde donde planificar la esperanza junto a otros”  reflexiona el médico Enrique Pichon-Rivière.  Sin dudas queda mucho por transitar todavía y ese camino no será nada fácil. Pero este grupo de trabajadores está dispuesto a dar esa pelea y la comunidad toda, -instituciones, entidades intermedias, ciudadanos de a pie- deben continuar acompañando este reclamo genuino y no permitir que ante discursos falaces de los responsables de turno de “improductividad total”, esta fábrica que durante 70 años albergó y dio trabajo a los azuleños cierre sus puertas.

El sábado por la noche se realizó una nueva edición del “Sanjo Rock” a  beneficio de los trabajadores de Fanazul. 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *