TERCERA SESIÓN ORDINARIA

Entre naranjas y reclamos al Ejecutivo, sesionó el Concejo Deliberante

 

El martes se desarrolló la tercera sesión ordinaria del año. Durante casi cuatro horas los concejales abordaron algunas problemáticas comunitarias como la necesidad de colocar semáforos y reductores de velocidad, la catastrófica realidad de las cámaras de seguridad; pedidos de informes por los inmuebles del municipio y el destino de un crédito, entre otros. Pero el proyecto que más debate generó fue uno para declarar de Interés Comunitario un trabajo escolar sobre “Naranjas de Azul”, el que abrió una discusión sobre las naranjas de los árboles callejeros azuleños.

<
>

 

 

El martes volvió a sesionar el Concejo Deliberante por tercera vez en el año. Y lo que era un proyecto supuestamente sencillo, para declarar de Interés Comunitario un trabajo realizado por estudiantes secundarios de esta ciudad, se transformó -por la pericia de los concejales- en el más debatido del día, más allá de otros proyectos con mayor incidencia en la realidad de la comunidad.

El debate por las naranjas

El proyecto fue presentado por la concejal del Frente Renovador Viviana del Río y acompañado por Pablo Yannibelli, de Azul para el Desarrollo. La propuesta era declarar de Interés Comunitario el trabajo de investigación “Naranjas de Azul” realizado por alumnas y el docente de la Tecnicatura en Química de la Escuela de Educación Secundaria Técnica N° 1 “Pedro Burgos”.

Entre los fundamentos del proyecto se explicó que el trabajo desarrollado apuntó a evaluar cómo se pueden utilizar productivamente las naranjas que crecen en los árboles de las veredas de la ciudad, y que la hipótesis fue que es posible generar un emprendimiento que las emplee como materia prima.

Así, lo que era una declaración de interés, derivó en el debate más extenso de la noche, con el eje puesto en las naranjas. Y la que lo comenzó fue la concejal Estela Cerone, cuando planteó que en realidad lo que hicieron las alumnas y el docente no fue un trabajo de investigación como lo presentó Del Río, sino una recopilación de información. Y en ese sentido, advirtió que si el Concejo declarara de Interés cada uno de esos trabajos que se hacen en las escuelas “viviríamos haciéndolo”, por la gran cantidad que existen. Además, planteó que como las naranjas son patrimonio, “no se pueden sacar” de los árboles y pidió una reformulación del proyecto.

Inmediatamente, Yannibelli tomó la palabra para dar definiciones, entre otras tantas, como “no se han cuidado las naranjas al nivel que se merecen” y advertir “una falencia por el patrimonio que no se cuida”, aunque no sabía qué tipo de patrimonio son las naranjas y preguntó “¿cultural, arquitectónico?”, ante la atónita mirada de Cerone que le respondió desde su banca observándolo seriamente: “son patrimonio urbanístico”.

Del Río volvió en su defensa del proyecto y recordó que “las naranjas han tenido un lugar en el Concejo”, en referencia a que existen ordenanzas que estipulan su uso y otras cuestiones, a lo que Cerone le indicó que efectivamente ya se ha legislado al respecto y que hay cooperativas que trabajan con esos frutos.

Fue Juan Sáenz quien advirtió, graciosamente si se quiere, que “nos estamos yendo por las ramas” y apuntó que el proyecto presentado planteaba la declaración de Interés Comunitario y no que el Concejo debatiera sobre qué hacer con las naranjas.

Después de esto, finalmente el proyecto fue aprobado por unanimidad.

Cámaras de seguridad 

Sobre tablas, los bloques Cambiemos y Azul para el Desarrollo presentaron un proyecto de resolución que fue aprobado por unanimidad, encomendando al Ejecutivo que en forma urgente amplíe y garantice la continuidad del servicio de cámaras de seguridad, y que además lo implemente en los ingresos y egresos de la ciudad como así también en la Terminal y en la estación del Ferrocarril.

Según explicó el concejal Néstor Álvarez, autor del proyecto, en Azul hay trece cámaras pero sólo una se encuentra funcionando y advirtió que en la ciudad los hechos de inseguridad se incrementaron en los últimos tiempos. “Pedimos que se arreglen lo antes posible”, pedido al que se sumó Francisco Gayani que además remarcó que “es inadmisible que sólo funcione una” y entendió que “eso demuestra la desidia del gobierno municipal”.

En el mismo sentido se expresó Maya Vena, quien solicitó que se convoque al responsable de Seguridad de la municipalidad para tratar este tema y los que derivan de él. Y fue ante esto que Yannibelli preguntó quién es el responsable de la seguridad en Azul. Nadie supo responder, ni siquiera el oficialismo. Es que nadie tiene en claro las funciones y los cargos de muchas de las áreas políticas del gobierno local.

Un crédito y las tareas en los cementerios

Por otro lado, también se aprobó por unanimidad el proyecto del bloque GEN para que el Ejecutivo informe qué pasó con el crédito de 10.000.000 de pesos que en 2012 la gestión Inza recibió para la ex Curtiembre Piazza (o en su defecto para asfalto) y para la reconstrucción del ex cine San Martín.

El concejal Omar Norte explicó que “no se han cumplido los objetivos” por los que se solicitó el crédito y el Concejo lo aprobó. En ese sentido, advirtió que el mal uso de esos fondos afectados “debió ser advertido por controles internos y por el Tribunal de Cuentas”.

Por esto es que en uno de los artículos le pide informe si hizo alguna denuncia, ante el Tribunal o la Justicia, por “la inutilización y/o desvío de fondos afectados”.

En ese marco, la concejal oficialista Florencia Goyeneche habló y fue para decir que “no hay observaciones del Tribunal de Cuentas”.

Cerone, por su parte, pidió al igual que Norte saber qué se hizo con el dinero que debió ir al ex cine San Martín.

Otro tema que se abordó fue el de las tareas que desarrollan los empleados de los cementerios municipales de Azul. Yannibelli presentó un proyecto en ese sentido para declarar insalubre el trabajo que realizan y fijar un régimen horario de 6 horas diarias o 36 semanales. La propuesta fue enviada a las comisiones de Salud, y de Interpretación y Legislación.

Transporte y tránsito

Pablo Yannibelli presentó un proyecto que fue aprobado por unanimidad para que el Ejecutivo instrumente las medidas necesarias para que a la línea de transporte 502 tenga una parada en la vereda de la Escuela 17.

Por su parte, Pablo Zabalza presentó otro proyecto solicitando al Intendente que considere agregar un servicio adicional de transporte de colectivo entre las localidades de 16 de Julio y Chillar durante el turno vespertino para el traslado de los alumnos que deseen concurrir a la escuela de educación secundaria N° 3 de Chillar. Fue aprobado por unanimidad.

En lo que hace al tránsito, desde Cambiemos pidieron la instalación de semáforos en la Avenida Pellegrini y Mendoza, y en Avenida Pellegrini y Santa Cruz; y junto a Azul para el Desarrollo presentaron otro para que se adecue la normativa vigente sobre los reductores de velocidad. Ambos proyectos fueron pasados a la comisión de Obras Públicas.

El que se aprobó por unanimidad fue el proyecto de resolución presentado por el GEN solicitándole al Intendente que haga las gestiones necesarias ante los responsables de la zona IX de la Dirección de Vialidad de la Provincia de Buenos Aires para colocar señalética y reductores de velocidad en la Ruta 51, desde el acceso por Avenida Chaves hasta el Paraje La Colorada.

EL DATO

Casi cuatro horas duró la sesión del martes, en la que estuvieron ausentes los concejales Omar Seoane, Cristina Croharé y Ulises Urquiza, y en la que asumió Guillermo Vieta en reemplazo de la edil de Cambiemos Manuela Arrarás, de licencia por razones de salud.

FUERA DEL ORDEN DEL DIA

Terminado el tratamiento del orden del día, la concejal Maya Vena pidió la palabra para plantear la necesidad que desde el cuerpo se redacte una resolución por el mal estado de los vehículos del Comando de Prevención Comunitaria (CPC), que, entre otras cosas, dijo que de los ocho móviles con que cuenta, siete están para reparación.

Por esto planteó solicitarle al Ejecutivo que haga las gestiones necesarias ante la provincia. El pedido fue aprobado por mayoría, ya que el concejal Guillermo Vieta se abstuvo. Luego fue Claudio Molina el que planteó que pese a lo que se esperaba, el Ejecutivo no elevó al Concejo el decreto de veto a la ordenanza que establece que la tasa urbana debe tener un incremento único y en todo concepto del 28 por ciento. Comentó que según le comunicó la secretaria de Hacienda y Administración, Adriana Guedes, “este chico, que no me acuerdo como se llama, González Hueso o algo así -por el subsecretario de Legal y Técnica- dijo que no lo iba a subir”, indicó irónicamente.

Néstor Álvarez, como presidente de la comisión de Presupuesto, dijo que harían el reclamo correspondiente y, de paso, también recordó que el Ejecutivo aún no contestó el requerimiento del Concejo en cuanto a las funciones de los funcionarios y asesores contratados por la administración Bertellys.

El concejal oficialista Santiago Zaffora intervino para comunicar que entre hoy y mañana el Ejecutivo elevará el decreto de veto reclamado por Molina.

Fue Pablo Yannibelli quien le reclamó una vez más al presidente del cuerpo, Pedro Sottile, que defina “de qué lado está”, si como representante de todo el Legislativo o de un bloque, porque por su cargo “podría ayudar” a una mejor comunicación entre ambos poderes. “Estoy de este lado”, fue la respuesta de Sottile, que luego explicó que ha hecho los reclamos al Ejecutivo pero advirtió que “no tengo un poder superior”.

Así, con estos planteos fuera del orden del día, terminó la tercera sesión ordinaria.

OTROS TEMAS

-Los cuatro expedientes elevados por el intendente Hernán Bertellys pasaron a las comisiones de Presupuesto y Hacienda, y de Interpretación, Legislación y Seguridad Pública: el de la creación del Fondo Municipal de Consolidación de Deuda; la modificación de la ordenanza impositiva; la aceptación de la donación al Municipio del aumento de sueldo del Intendente; y el proyecto sobre los sueldos de los concejales y planta política del Concejo Deliberante.

-Uno de los despachos para autorizar al Ejecutivo a pagar a Horacio Carlos Burello por el alquiler de máquinas durante 2014, tuvo la abstención de los concejales Néstor Álvarez, Roberto Gayani y Guillermo Vieta (de Cambiemos); Pablo Yannibelli (de Azul para el desarrollo) y Maya Vena (del GEN).

-Algo insólito pasó con el despacho por bienes faltantes en el Camping. La intención de Omar Norte y Néstor Álvarez -integrantes de la comisión de Presupuesto y Hacienda- era devolver el expediente al Ejecutivo para que incorporase la denuncia que se hizo en su momento por esos faltantes, pero a su vez intentaron modificar el articulado del despacho. Ante la confusión que se creó, tuvo que volver a la misma comisión.

-Desde Cambiemos y Azul para el Desarrollo presentaron un proyecto de comunicación que fue aprobado por unanimidad solicitándole al Ejecutivo que informe sobre inmuebles en los que el municipio está como locador y como locatario, los que se encuentren cedidos en comodato, los que estén cedidos a terceros, los ocupados, los concesionados, los sometidos a contrato de leasing, los afectados a fideicomiso y los que se encuentren encuadrados en cualquier otra figura jurídica.

-A las comisiones de Interpretación y Legislación, y de Presupuesto y Hacienda pasó un proyecto de resolución que presentaron en conjunto los bloques GEN y Frente Renovador solicitando al Ejecutivo que cree un Departamento de Gestión y Control de los Servicios Públicos Concesionados, justamente para que se ejerzan los controles necesarios en ese sentido.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *