CON MÁS DE 1.000 FIRMAS

Entregaron un petitorio pidiendo la libertad y la absolución para María Cristina Santillán

Lo hicieron ayer en Tribunales integrantes de la AMLA, en el marco de una audiencia previa a lo que será el debate que la tiene a la enfermera como imputada por el homicidio de su marido. Ese juicio con jurados comenzará el próximo 3 de abril. Luego de entregar el documento a la jueza penal Alejandra Raverta, la concejal Erica Torena y la dirigente de ATE Vanina Zurita, integrantes de Asamblea de Mujeres en Lucha Azul, dialogaron con los medios presentes.

 

La movilización se realizó ayer al mediodía en el Palacio de Justicia, mientras Cristina Santillán participaba de una audiencia en el Tribunal donde el mes que viene será juzgada.
JOSÉ BERGER
<
>
La movilización se realizó ayer al mediodía en el Palacio de Justicia, mientras Cristina Santillán participaba de una audiencia en el Tribunal donde el mes que viene será juzgada. JOSÉ BERGER

En el marco de una audiencia previa a lo que será el juicio que tiene como acusada a María Cristina Santillán por el homicidio de su marido, desde la Asamblea de Mujeres en Lucha Azul (AMLA) se movilizaron ayer a Tribunales.

En horas del mediodía, lo hicieron para presentarle a la jueza Alejandra Raverta, actual integrante del Tribunal Oral en lo Criminal número 2, un petitorio con más de mil firmas.

En ese documento se pide por la libertad y la absolución de la enfermera procesada por lo que, en formato de una causa penal próxima a convertirse en materia de un juicio con jurados, es considerado un homicidio agravado por el vínculo.

Luego de entregarle el documento a la funcionaria judicial que intervendrá en ese debate que tiene fecha prevista para el próximo 3 de abril, Erica Torena y Vanina Zurita, integrantes de la AMLA, dialogaron con los medios presentes.

Lo hicieron para referirse a diferentes aspectos relacionados con esa movilización realizada ayer y también para hablar de la situación de Santillán, que actualmente cumple prisión domiciliaria a la espera de ese juicio al que será sometida en los próximos días en el Palacio de Justicia local.

En principio, Torena señaló que “vinimos a presentarle a la jueza un petitorio de libertad y absolución para Cristina Santillán con más de mil firmas que hemos juntado en varios eventos desarrollados en diferentes sectores de la ciudad”.

Asimismo, la concejal explicó que María Cristina Santillán ha cambiado de abogado. Ahora a la enfermera, que está privada de la libertad desde septiembre de 2014 -cuando el hecho que se le imputa se produjo en la casa donde la mujer vivía con su esposo- la patrocinan dos defensores oficiales.

Por ese motivo, a decir de Torena, se “necesita más tiempo para armar su estrategia de defensa, ya que el juicio es inminente”.

“La jueza nos recibió de manera muy amable e hicimos la entrega del petitorio con las firmas”, dijo también la concejal e integrante de la AMLA, una entidad que desde hace tiempo viene solicitando por la liberación de la enfermera y, también, por su absolución.

Una junta médica que se retrasa

Vanina Zurita expresó que, al no ser pública la audiencia de ayer, las representantes de la AMLA no pudieron participar de la misma, aunque acompañaron a María Cristina Santillán antes y después de realizado ese encuentro, que tuvo como escenario la sede del TOC 2 que está ubicada en el segundo piso del Palacio de Justicia local.

También, la dirigente gremial de ATE manifestó que la jueza Raverta les hizo referencia a un pedido formulado al Municipio desde el Tribunal que integra, el cual está relacionado con “una junta médica” tendiente a dar respuesta a esa solicitud presentada tiempo atrás por quien era el Defensor Particular de la enfermera para que pueda gozar de salidas laborales.

Pero ese pedido, según señaló Zurita, “aún no se ha resuelto”.

“Nosotros tuvimos un contacto con la comuna, y deberían resolver a la brevedad”, acotó la también integrante de la Asamblea de Mujeres en Lucha de Azul.

En otra parte de esa rueda de prensa mantenida con los medios en la puerta de Tribunales, teniendo en cuenta la cantidad de firmas juntadas en el petitorio que ayer le fue entregado a la jueza que intervendrá en ese juicio con jurados,   Zurita afirmó: “Queda demostrado que muchos son las mujeres y hombres que abrazan la causa de Cristina Santillán”.

“Muchas veces se ven por los grandes medios de comunicación las marchas relacionadas con las cuestiones de género, cuando en nuestra ciudad también tenemos esto. Todavía estamos convocando a muchas otras organizaciones que no se han sumado y al pueblo en general, para que no parezca que esto nada más se mira por TV. En Azul tenemos muchos casos y el de Cristina es sólo uno”, dijo la Secretaria General de ATE.

Además, agregó: “Tenemos que hacer carne el hecho de que Cristina sufrió durante más de 40 años violencia de género, violencia física, económica y psicológica. Entonces, para que el peso de la ley no caiga sobre ella, tenemos que abrazar esta causa entre todos”.

Sobre el final de la rueda de prensa, Torena mencionó que “la idea es que Cristina pueda esperar el juicio en libertad -no con la prisión domiciliaría- y recuperar su trabajo, pedido que ya se hizo en una audiencia previa”.

“Tenemos que tomar conciencia de que Cristina fue víctima de violencia de género durante más de 40 años. Estamos viendo que cada 18 horas muere una mujer por esta causa. Esta fue una situación en la que ella tuvo esta salida. Nosotros estamos acompañándola, como así también gran parte de la población, como quedó demostrado en las firmas que se plasmaron en el petitorio”, concluyó la edil.

El dato

Voceros judiciales del Tribunal 2 consultados por EL TIEMPO señalaron que la audiencia a la que ayer tuvo que asistir Cristina Santillán contó también con las presencias de la fiscal y de los dos defensores oficiales que patrocinarán a la enfermera en ese juicio con jurados a realizarse el mes próximo. También, que la misma estuvo relacionada con el tratamiento de distintas pruebas a ofrecerse en lo que será ese proceso, que comenzará el ya referido 3 de abril.

LOS ANTECEDENTES DEL CASO 

María Cristina Santillán ayer en Tribunales, esperando por la audiencia en la que participó. La acompañan su hija María, la dirigente gremial Vanina Zurita y Silvina Lucero, integrante de ATTTA.
JOSÉ BERGER

 “Fue un crimen enmarcado en un caso de violencia de género”, sostienen en la AMLA desde tiempo atrás cada vez que integrantes de esa organización se refieren al homicidio agravado por el vínculo que se le atribuye -a escala penal- a la enfermera que actualmente sigue presa preventivamente en su casa.

María Cristina Santillán había sido aprehendida en horas de la noche del 16 de septiembre de 2014.

Aquel día, una discusión que mantuvo con su esposo derivó en que el hombre fuera agredido a golpes en la cabeza con un hacha. El hecho se produjo en la casa donde ambos vivían, ubicada en Villa Piazza Centro de esta ciudad, la misma propiedad donde por estos días la mujer continúa cumpliendo prisión domiciliaria.

Las heridas producidas por la agresión hicieron que el hombre permaneciera internado varios días en el Hospital Pintos. Y el 30 de mayo de 2015, mientras estaba en un geriátrico de esta ciudad, el esposo de Santillán falleció. Tenía 61 años y se llamaba Ricardo Orlando Hernández.

Su deceso derivó en que la fiscal a cargo de la causa que se había iniciado, la Dra. Laura Margaretic -titular de la UFI 2- cambiara la figura penal atribuida a Santillán, que desde ese entonces quedó acusada del ya mencionado homicidio agravado por el vínculo.

Con su prisión preventiva confirmada, la mujer estuvo privada de la libertad en la Unidad 52 del SPB.

Pero al año siguiente de registrado el hecho por el que en los próximos días la enfermera comenzará a ser juzgada, la Dra. Alejandra Raverta -la misma jueza que intervendrá en ese juicio con jurados- le otorgó prisión domiciliaria.

En esa situación continúa, a la espera de un pedido presentado en el Tribunal 2 para que pueda gozar de salidas laborales, teniendo en cuenta que desde la AMLA han denunciado que su situación económica es crítica. También, al aguardo del juicio, un proceso donde los integrantes de esa asamblea que ayer concurrieron al Palacio de Justicia en apoyo de la mujer piden que sea absuelta.

Para cuando el hecho que se le imputa a Santillán se produjo, era empleada municipal y trabajaba como enfermera en el Servicio de Psiquiatría del Hospital Pintos: el centro asistencial donde se solicitó que regrese, tras ese pedido presentado tiempo atrás y todavía no resuelto para que pueda gozar de salidas laborales.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *