PERMANECÍA EN TERAPIA INTENSIVA

Era crítico anoche el estado de un joven que había sido herido de un disparo en el rostro

El presunto agresor es un albañil. Instantes después de ocurrido ayer en Villa Fidelidad este intento de homicidio, el hombre fue aprehendido.

Un joven de 27 años permanecía anoche internado en gravísimo estado en el Hospital Pintos, después de que en las primeras horas de ayer resultó herido de dos balazos en circunstancias que todavía se tratan de determinar con certeza.

Por el hecho, ocurrido en el barrio Villa Fidelidad de esta ciudad, instantes más tarde policías aprehendieron a un albañil.

En su poder, de acuerdo con lo informado, incautaron el arma de fuego que habría utilizado para llevar a cabo lo que ahora, en formato de un sumario penal, se investiga como un intento de homicidio.

El hombre que fue arrestado por lo sucedido y hasta anoche permanecía privado de la libertad en la comisaría primera, además, está acusado de haber herido de otro disparo a un joven de 19 años que también tuvo que ser atendido en el hospital municipal, aunque esa lesión que presentaba en una de sus piernas no revestía gravedad y no había quedado internado.

Voceros policiales y judiciales ligados a la instrucción del sumario penal que se inició por lo sucedido ayer cuando era alrededor de la hora cinco identificaron al presunto autor de los disparos como Martín Aníbal Bermay, de 41 años.

La causa penal por lo ocurrido se está tramitando en la UFI 13 que actualmente está a cargo del fiscal Javier Barda. Ayer a la tarde, el ahora imputado fue trasladado a Tribunales para ser indagado, pero no declaró.

Bermay está en principio acusado de los delitos lesiones leves, portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal y homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, en concurso real.

Después de cumplida con la indagatoria, desde la UFI 13 había sido solicitada que la aprehensión del albañil fuera convertida en detención, medida cautelar sobre la que tendrá que resolver ahora la Dra. Mariana Irianni, actualmente a cargo del Juzgado de Garantías número 3.

Fuentes policiales y judiciales identificaron a los heridos como Miguel Omar Imaz y Fernando Javier Andrada.

Este último fue quien había resultado lesionado en una de sus piernas de un disparo.

Una carabina habría sido la que, instantes después a que Andrada sufriera esa lesión considerada de carácter leve, Bermay aparentemente utilizó también para efectuarle al menos dos disparos a Imaz, el joven que permanecía internado en el hospital municipal.

Un médico que dialogó con EL TIEMPO señaló desde el centro asistencial que era “muy grave y crítico” su estado. Anoche, al cierre de esta edición,  Imaz continuaba en Terapia Intensiva.

Asistido mecánicamente con un respirador, una bala calibre 22 que tenía en su cabeza no había sido posible extraerla, ya que ni bien fue ingresado al Pintos se comprobó que esa lesión gravísima y delicada que presentaba impedía que fuera sometido a una operación.

Dicha bala quedó alojada en su cabeza luego de que impactara en su rostro, provocándolo una lesión que ponía en riesgo su vida.

Cuando fue ingresado al hospital, Imaz también presentaba un disparo “con orificio de entrada y salida” -según lo que un vocero médico indicó- en su muslo izquierdo.

Testimonios recogidos por los investigadores, entre los cuales está el del joven que resultara con una lesión leve a causa de uno de los disparos, indicaban que ambos heridos y el acusado se encontraban, junto a otras personas, en el club San José.

Al parecer, una discusión por una cuestión menor fue la que instantes después primero derivó en que Andrade resultara herido en una de sus piernas en cercanías de ese club situado en San Carlos y Bolívar de Villa Fidelidad.

Minutos más tarde, fueron más graves las consecuencias para Imaz cuando el ahora aprehendido también le habría disparado, al parecer, en un predio situado en Bolívar y Chaves, en cercanías a la Unidad Sanitaria número 2 que está en una de las esquinas de la primera de las calles mencionadas y Escalada.

El agresor se habría ocultado entre unos pastizales para después sorprender a la víctima y efectuarle, como mínimo, esos dos disparos.

Una carabina y un cuchillo

 Una vez que personal policial fue alertado por lo sucedido, varios efectivos de seguridad se hicieron presentes en el lugar y comenzaron las averiguaciones que derivaron en la aprehensión de Bermay.

Según un vocero judicial explicó ayer a EL TIEMPO, los disparos que tuvieron como víctimas a ambos jóvenes ocurrieron en un lapso de alrededor de veinte minutos y fueron la continuación de esa discusión que entre los tres implicados en este hecho se había iniciado en el club San José.

Bermay se dio a la fuga después de herir a Imaz, aunque en el marco de un operativo cerrojo que personal policial efectuó pudo ser aprehendido.

Policías del Comando de Patrullas y de la Seccional Primera llevaron a cabo su arresto en momentos que le habría apuntado a uno de los uniformados con esa carabina calibre 22 que después le fue incautada, la cual estaba cargada con cinco proyectiles.

También, en su poder fue hallado y secuestrado un cuchillo cuando fue arrestado en República de Italia y la prolongación Norte de la calle Prat, en cercanías a una obra en construcción y luego de que había ingresado a un terreno lindante a esa edificación.

 El dato

Voceros judiciales señalaron que Martín Aníbal Bermay estuvo años atrás privado de la libertad, después de que durante la década del noventa fuera condenado por un homicidio.

 

¡Deja un Comentario!

2 Comments

  1. CAR1O

    octubre 9, 2016 at 9:03 pm

    MAS DELO MISMO MALDITOS DERECHOS HUMANOS PARA ESTOS MISERABLES DESPUES NO QUIEREN DFENSA POR MANO PROPIA AJAJAJJA

  2. pablo

    octubre 9, 2016 at 10:27 pm

    Estos tipos,los tenes q matar en el primer delito…son irrecuperables.Y matan a gente buena,que los padrs les inculcan,estudio,yrabajp u ser buena gente.y cuando ye matan un chico bueno,esye tambien ya es irrecuperable.No se si es el caso de buenchico,el herudo ahora,pero te matan a cualquiera,otros de su calaña y tambien buenos chicos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *