Errores en la conducción de vehículos

 

Los conductores de vehículos tienen un momento de tensión cuando se produce un sobrepaso. Es por eso que ese momento puede generar mas riesgo de que se produzca un accidente.

Mediante la anticipación, junto con una adecuada distancia de seguridad, es posible reconocer las características del tránsito y sus potenciales situaciones, permitiendo contar con más tiempo de reacción ante posibles imprevistos derivados del entorno considerado. Advertir a tiempo las situaciones peligrosas y adoptar medidas convenientes evita enfrentar situaciones inminentes.

Durante la circulación, el comportamiento del conductor puede resultar peligroso para otros partícipes del tránsito. La anticipación se pone en práctica cuando se circula con un amplio campo de visión del camino y de las circunstancias de la circulación. También se debe guardar una adecuada distancia de seguridad.

El adelantamiento debe tener siempre una utilidad. Si el conductor, el adelantar, sólo consigue avanzar un par de lugares en la fila de automóviles, la ganancia en tiempo es nula y la seguridad vial se compromete.

Debe tenerse siempre presente que el adelantamiento es una de las maniobras más peligrosas. Esta maniobra puede realizarse, en principio, a una velocidad relativamente alta y a largas marchas. Pero, en caso de ser necesario porque la seguridad exige una aceleración, se puede cambiar a una marcha menor a fin de ganar efectividad a la hora de realizar la aceleración del vehículo.

Es importante que exista espacio y tiempo suficiente para realizar la maniobra de adelantamiento. También en este caso es de gran importancia la distancia de seguridad y el análisis de las condiciones del medio ambiente. Si el conductor garantiza que existe margen para adelantar con seguridad, no es necesario realizar una aceleración intensa.

Cuando se rodea un obstáculo como, por ejemplo, vehículos aparcados o barreras que puedan encontrarse en el camino, es importante que el conductor tenga en cuenta el tiempo y espacio del cual dispone para esquivar el obstáculo. En estos casos, también es importante una buena visión de la situación del tránsito, la anticipación a tiempo y una distancia de seguridad lo suficientemente amplia.

El adelantamiento debe hacerse por la izquierda. El que sobrepase debe constatar previamente que a su izquierda la vía esté libre en una distancia suficiente para evitar todo riesgo y que ningún conductor que le sigue lo esté, a su vez, sobrepasando. Debe tener visibilidad suficiente y no iniciar la maniobra si se aproxima a una encrucijada, curva, puente, cima de la vía o lugar peligroso. Debe advertir al que precede su intención de sobrepasarlo. Debe efectuarse el sobrepaso rápidamente de forma de retomar su lugar a la derecha sin interferir la marcha del vehículo sobrepasado, esta última acción debe realizarse con el indicador de giro en funcionamiento. El vehiculo que ha de ser sobrepasado deberá reducir su velocidad.

Los errores más comunes que existen en caso de ser sobrepasado son: no facilitar la maniobra, no mantener la circulación por la derecha, elevar la velocidad cuando se es sobrepasado, no avisar la inconveniencia de la maniobra de adelantamiento al vehículo que viene atrás. Estos errores son los que en la mayoría de los casos pueden producir accidentes con consecuencias dolorosas.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *