“Es 9 de abril y los chicos están sin transporte”

Lo expresó una de las vecinas del campo que ayer participó de la reunión convocada por el Concejo Deliberante para intentar resolver esta problemática que desde el inicio de clases no se ha podido resolver.

Los padres que reclaman por el transporte escolar se reunieron con concejales.


Ayer se realizó una reunión en el Concejo Deliberante a la que fueron convocadas las familias que viven en la zona rural y que vienen reclamando porque tienen problemas con el transporte de sus hijos en edad escolar. Se trata de una problemática que tiene un grupo de familias del campo desde que se iniciaron las clases y que aún no ha tenido una resolución favorable. Bien lo expresó en un momento de la reunión la vecina Carmen Sánchez: “Es una injusticia lo que hicieron. Es 9 de abril y los chicos están sin transporte”.
Agregó en sintonía con esto que “en La Plata, no conocen la problemática de las familias que viven en el campo”.
Es que desde el gobierno provincial bajaron la orden para que se empiece a cumplir la norma que establece que se autoriza el transporte, pero a la escuela más cercana, con el objetivo de racionalizar al gasto que desde el Estado se destina a este servicio.
De acuerdo con lo que informó a este diario la profesora Cristina Seoane, inspectora jefa distrital, a fines de 2017 hubo una auditoria de parte de la provincia que determinó que, en cuanto a los números, el servicio en Azul estaba sobredimensionado.
Los concejales se reunieron en una primera instancia con Seoane y ahora quisieron escuchar los testimonios de los padres.
Esta nueva normativa también involucró a alumnos de la zona urbana donde sólo quedaron chicos de escuelas especiales.
De esta manera, en el distrito de Azul eran transportados alrededor de 300 alumnos, y ahora estamos hablando de la mitad.
No sólo hubo recorte de distancias, sino también que hubo bajas de estudiantes que antes eran transportados.
Nuevo esquema 
A partir de las nuevas directivas establecidas desde la Provincia se instrumentó un nuevo esquema que todavía no logró organizarse como para que todos los chicos puedan asistir a clases.
Ayer familias del sector rural afectadas por los cambios que desde el gobierno provincial instrumentaron a través de las autoridades pertinentes en el nivel local se volvieron a movilizar.
Vienen peregrinando desde hace tiempo y han pasado por el Consejo Escolar e Inspección General Distrital.
La reunión, en un nuevo escenario: el recinto, se extendió por más de una hora y los padres presentes plantearon su preocupación por el transporte, mientras que también los transportistas, que también estuvieron presentes, hicieron lo propio ante los problemas que vienen teniendo este año (ver recuadro).
Chicos sin escuela
Lo concreto es que hay alumnos del campo de este distrito que no han podido iniciar el ciclo lectivo 2018 e incluso hay quienes que, con este nuevo esquema, les propusieron cambiarse de escuela, y aun así hoy con cuentan con el servicio de transporte.
Es el caso de Dylan Ferreyra, del paraje La Chumbeaba, quien todavía no empezó las clases porque sus padres no lo pueden llevar al establecimiento.
También hay una alumna de la Escuela 26 que vive en una chacra en el camino continuación  de la Avenida Mújica, pasando la ruta 3, a la que directamente le sacaron el transporte.
Transcendió durante la reunión de ayer que tampoco cuentan en la actualidad con el transporte escolar los chicos de Chillar y Cacharí.
Una lista 
Hubo una relocalización y un achique en la lista de alumnos con el objeto de achicar costos en su traslado. Sin embargo, los padres que acataron el cambio de escuela en la reunión de ayer confirmaron que no cuentan con el transporte para sus hijos.
Por esa razón nuevamente los padres plantearon su disconformidad con el nuevo esquema vigente y desde el Concejo Deliberante, les aclararon cuál era su injerencia en el tema e hicieron un listado de las familias para ver qué se puede hacer al respecto.
Se hizo un listado con alrededor de 10 casos, a los que podrán sumarse también los que ayer no pudieron estar presentes.
Lo mismo ocurrió semanas atrás cuando asistieron al Consejo Escolar y dejaron sus datos en una planilla.
La palabra de los concejales 
En este caso estuvieron en la reunión los concejales Pablo Zabalza, Maya Vena, Marcos Turón, María Inés Laurini, Manuela Arrarás, y el presidente del cuerpo, Pedro Sottile.
Luego de escuchar los testimonios de los padres que fueron planteando sus situaciones particulares, Turón expresó que “nos preocupan en particular la situación de los alumnos rurales”, incluso los que cambiaron de escuela y están sin transporte.
“A nadie le cierran estas situaciones particulares”, dijo en referencia a los casos que ayer fueron transmitidos en el recinto de chicos sin clases y alumnos que son dejados en las escuelas antes de tiempo y quedan solos y merced a las condiciones climáticas adversas.
Pese a que aseguró que harán las gestiones necesarias, aclaró que no un tema que se pueda resolver desde la órbita del Concejo Deliberante.
Por su parte, la edil Laurini hizo la salvedad respecto a que “la primaria es una cosa y la secundaria otra porque modalidades distintas”, al referirse a los cambios que proponen.
Por eso remarcó que “hay que respetar la cuestión pedagógica”, al tiempo que opinó que “había exceso de kilómetros, pero no es la generalidad. No se racionalizó, se hizo un recorte obtuso”.

Marcos Turón (primero de la derecha) dijo en la oportunidad que “nos preocupa en particular la situación de los alumnos rurales”. NICOLÁS MURCIA 


RECLAMO POR LA CONTRATACIÓN
Los transportistas participaron de la reunión de ayer y quedó establecida una nueva convocatoria para abordar su problemática en particular. Uno de ellos, Héctor Alaimo, explicó a este diario que “lo que pasó es que normalmente todos los años se firma una prórroga después de la licitación para el año siguiente. Es decir, queda marzo y abril al mismo precio y los mismos kilómetros, hasta que se llama nuevamente a licitación para el año vigente”. “Este año se cortó esa prórroga y se hizo una contratación directa el 14 de marzo”, apuntó. A partir de esa fecha quienes proveen el servicio de transporte empezaron a trabajar bajo esa contratación. “Nos entregaron un listado de alumnos, a partir del cual por ejemplo yo recorro 100 kilómetros y en realidad en el reglón de la contratación hago 43 kilómetros”, detalló. Hicieron el reclamo ante el Consejo Escolar y “nos dijeron que teníamos que esperar hasta que llegue la licitación nueva que se está preparando para mayo”. Alaimo expresó entonces que “estamos totalmente disconformes porque hacemos el doble de kilómetros y sabemos que no vamos a poder cobrar la otra mitad”.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *