“ESCRUCHE” EN UNA VIVIENDA

“Es feo que se metan en tu casa y te revuelvan todo”

El pasado martes por la noche fue descubierto un robo cometido en una casa a la que delincuentes ingresaron cuando no había nadie. Los autores de este ilícito se llevaron cien mil pesos, un arma de fuego, un televisor, una computadora y otros elementos de valor, según contó ayer la vecina damnificada por este ilícito, que se produjo en una propiedad que está en Sarmiento entre Rivadavia y Colón.

 

La casa donde este robo se produjo, situada en Sarmiento entre Rivadavia y Colón. Una pequeña ventana que está en la cocina de la vivienda fue la abertura por la que los delincuentes ingresaron a cometer este ilícito, aprovechando que no había nadie.
FOTOS: NACHO CORREA
<
>
La casa donde este robo se produjo, situada en Sarmiento entre Rivadavia y Colón. Una pequeña ventana que está en la cocina de la vivienda fue la abertura por la que los delincuentes ingresaron a cometer este ilícito, aprovechando que no había nadie. FOTOS: NACHO CORREA

Un día después a que se descubriera que su casa había sido desvalijada por delincuentes que ingresaron cuando no había nadie y mientras ayer por la tarde estaban colocando un sistema de alarma en la propiedad, Susana Iroz habló con EL TIEMPO y contó que “en este barrio ya han robado en varios lugares”.

El episodio delictivo más reciente registrado en esa zona cercana a la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes donde está su vivienda la tuvo a esta vecina de 54 años y a su familia como los damnificados.

Fue descubierto el pasado martes alrededor de la hora 21, cuando su hijo Nahuel Belfiore había regresado del campo donde trabaja y comprobó que,  aprovechando que no había nadie, delincuentes ingresaron a la vivienda para llevarse cien mil pesos, un arma de fuego y diferentes elementos de valor.

El robo, cometido bajo la modalidad conocida como “escruche”, se tradujo ese mismo martes por la noche en que fuera descubierto en que luego se radicara una denuncia en la comisaría primera local, situación por la que ahora -a través de una fiscalía en Tribunales- se está tramitando un sumario penal.

De los autores de este ilícito poco y nada se sabe. Y según contó la vecina, que habitualmente vive en el campo con su esposo y el resto de su familia debido a que todos se dedican a la actividad agropecuaria, efectivos de seguridad de la Policía Científica que concurrieron a la casa a realizar pericias no pudieron hallar demasiados rastros para identificar a los delincuentes, ya que aparentemente “han usado guantes”.

“Igual yo creo que los ladrones tienen que estar cerca”, sostuvo ayer a la tarde en diálogo con EL TIEMPO Susana Iroz, quien además de dar cuenta de diferentes ilícitos ocurridos recientemente en la zona donde tiene su casa, que está situada en la calle Sarmiento entre Rivadavia y Colón, precisó que a pesar de que la Policía “vino enseguida no encontraron huellas porque, supuestamente, han usado guantes”.

“Nos robaron de todo”

“Nosotros vivimos en el campo. Y los fines de semana mi hijo viene a la casa, que es propiedad nuestra. La denuncia la hizo el martes mi marido, después de que mi hijo Nahuel fue el que descubrió el robo, cuando llegó como a las nueve de la noche”, contó ayer Iroz.

El hijo de la vecina se había ido “a trabajar con nosotros” al campo el lunes al mediodía. Desde ese entonces, hasta el pasado martes por la noche cuando regresó, en la casa no hubo nadie, situación que favoreció el accionar de los delincuentes que se convirtieron en los autores de este robo.

“Nosotros suponemos que entraron a robar entre el lunes a la noche y la madrugada del martes. La puerta no estaba rota porque se metieron por una ventana que está en la cocina”, una abertura de aluminio que no les costó mucho a los delincuentes vulnerar.

Otro de los aspectos que favoreció el accionar delictivo tuvo que ver con que en la casa contigua a la que fuera escenario de este ilícito tampoco hay nadie. “La alquilaba una familia que se fue hace un mes. Creemos que por esa casa se metieron a la nuestra. Por el fondo, después de saltar un paredón, llegaron hasta el patio y de ahí fueron a romper la ventana para entrar”, dijo también Susana Iroz.

“Nos robaron de todo”, señaló la vecina al momento de enumerar las cosas de valor de las que los autores de este ilícito se apoderaron, aprovechando para eso que en la casa no había nadie.

Al respecto, fuentes policiales detallaron -teniendo en cuenta la denuncia que fuera formulada por este hecho- que los delincuentes se llevaron cien mil pesos, un plasma de 32 pulgadas, una computadora de escritorio y una carabina calibre 22 largo. Y la vecina precisó que también de la casa robaron varios electrodomésticos, prendas de vestir y zapatillas “nuevas que eran de mi hijo” y “cuchillos de campo”.

“La plata que nos robaron era también de mi hijo. La tenía para terminar de pagar una camioneta que se había comprado recientemente. Estaba guardada en un cajón”, comentó ayer la damnificada,

“No pensábamos que nos iba a pasar esto”, comentó amargada la vecina.

“Nadie vio ni sintió nada. Los vecinos son gente que trabaja todo el día y por ahí a las diez de la noche ya están todos adentro”, dijo también Susana Iroz con relación a este robo ocurrido en su casa, un hecho del que hasta el momento no se tienen pistas firmes sobre quiénes fueron los autores.

Por último, afirmó: “Ahora vamos a intentar poner una alarma. Ya es tarde. Pero bueno… Esto te duele. Es feo que se metan en tu casa y te revuelvan todo. Supongo que esto lo hizo más de una persona, porque una sola no se puede haber llevado todo lo que nos llevaron”.

El dato

Susana Iroz habló también del arma de fuego que robaron en su casa: una carabina marca Winchester calibre 22 largo. “Era una reliquia, un recuerdo de familia que teníamos y me había dejado mi papá. No era que la usábamos para defendernos ni nada por el estilo”, aclaró.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *