S.U.H. CERO EN AZUL

“Es un trabajo muy digno el que ha realizado el grupo”

 

El concepto surgió del Dr. Augusto Carella, reconocido pediatra y director del Hospital Materno Infantil “Argentina Diego” durante una nota con este diario en la que integrantes del equipo de profesionales que viene dando charlas en jardines de infantes del distrito, realizó un primer balance de la actividad. Resta llegar con la exposición didáctica a establecimientos privados, de la zona rural y de las localidades de Cacharí y Chillar. 

“Es un tema (el del S.U.H.) muy serio y ellos le han dado la seriedad que corresponde. Eso es muy satisfactorio. Es un trabajo muy digno el que ha realizado el grupo”, expresó Carella. Integrantes del grupo “S.H.U. Cero en Azul”, con el director del Hospital Materno Infantil “Argentina Diego” y reconocido pediatra local Augusto Carella a la cabeza de un equipo de profesionales que viene dando charlas en los jardines de infantes sobre medidas para prevenir la enfermedad.
<
>
Integrantes del grupo “S.H.U. Cero en Azul”, con el director del Hospital Materno Infantil “Argentina Diego” y reconocido pediatra local Augusto Carella a la cabeza de un equipo de profesionales que viene dando charlas en los jardines de infantes sobre medidas para prevenir la enfermedad.

Un positivo balance realizaron, en una nota con este matutino, integrantes del grupo “S.U.H. Cero en Azul” de la que participó el Dr. Augusto Carella, reconocido médico pediatra y actual director del Hospital Materno Infantil “Argentina Diego”, quien a su vez supervisa la labor de los profesionales que vienen dando charlas didácticas en establecimientos de nivel inicial sobre cómo evitar el contagio de la enfermedad. Las disertaciones no sólo lograron  captar la buena recepción en docentes y niños de las salas de 3, 4 y 5 de varios jardines de infantes de la ciudad sino en reducidos pero activos grupos de padres que asistieron a algunas de estas reuniones. La actividad, que en la ciudad carece de antecedentes como iniciativa originada por profesionales de la Salud, fue declarada “de interés comunitario” por el Concejo Deliberante a partir de un proyecto presentado por el edil Juan Sáenz, y ha merecido elogios que han llegado desde ciudades como Río Cuarto (Córdoba) y Olavarría, pidiendo conocer detalles de la campaña para su implementación y para requerir que el grupo viaje para dar estas disertaciones, respectivamente.

La propuesta ha tomado un importante respaldo, lo cual ha sido destacado por el Director del Hospital Materno Infantil “Argentina Diego”, Dr. Augusto Carella, quien expresó su orgullo por el hecho de ser quien supervisa al grupo “S.U.H Cero en Azul”.

“Este grupo ha trabajado muy bien y la consecuencia de esa labor es aún mejor. Los trabajos no sirven si se interrumpen en el corto plazo. Acá pasó totalmente al revés; ha sido un grupo muy consecuente, que ha trabajado con mucha seriedad. Es un tema muy serio y ellos le han dado la seriedad que corresponde. Eso es muy satisfactorio. Es un trabajo muy digno el que ha realizado el grupo. En Azul creo que esta es la primera vez que se trabaja de esta manera desde la Salud con estas consecuencias; este grupo ha sido consecuente y yo quiero destacar esto”, expresó el médico pediatra.

Agregó que “se ha concretado un proyecto muy coordinado, con mucha bibliografía y con una llegada y una adherencia a las charlas por parte de los chiquitines muy impresionante. Ellos (los integrantes del grupo ‘S.U.H Cero en Azul’) han trabajado con el apoyo de las autoridades docentes, con el aval del Hospital y la coordinación mía en principio. Después, se largaron solos pero lo han hecho con absoluta seriedad. Yo quería que fuera así porque es un tema muy serio”.

Carella anticipó que ante las máximas autoridades políticas del distrito elevó el pedido para que sea retirada la carne picada como ingrediente del menú de los jardines maternales municipales.

“Estuve reunido con el intendente municipal (Hernán Bertellys) y el Director de Salud (Rodolfo Juárez) por otros motivos y se tomó el tema del Síndrome Urémico Hemolítico y yo hice mucho hincapié en ese encuentro que fue la semana pasada en el tema de la carne picada en los maternos”, indicó y advirtió que efectivamente la carne molina estaría siendo retirada de la dieta de las denominadas “guarderías”.

“El balance fue maravilloso”

Silvina Larre, jefa del Laboratorio del Hospital Materno, realizó un balance de la labor de “S.U.H. Cero en Azul”. “El balance fue maravilloso. Fuimos recibidos muy bien en todos los jardines, con mucho interés de los docentes. Tuvimos convocatoria en algunos jardines de los papás, no muchos, y los nenes hermosos. La verdad que estaban muy atentos, nos escuchaban, y después nos enterábamos por personas allegadas a los nenes que contaban el cuento en sus casas, les contaban cómo debían cocinar a sus papás”, explicó.

Respecto de la modalidad de la charla, que básicamente pasa por el relato de un cuento a cargo de una maestra de nivel inicial jubilada y a su vez mamá de una paciente recuperada de la enfermedad, Larre dijo que “nosotros lo planteamos con los docentes del jardín de la Escuela Normal y nos decían que les parecía que los nenes entendían. Cabe señalar que teníamos muchos recursos, como las hamburguesas con bacterias (de goma espuma), las tablitas (de cartón forradas con papel de distintos colores), las verduras y los utensilios (de plástico). A las maestras les parecía que la idea estaba muy bien implementada, de manera muy didáctica”.

En el mismo sentido se expresó Melisa Piazza, jefa de Residentes de Pediatría del nosocomio provincial, cuando señaló que “el balance es súper positivo”. “Algo que nos gustó mucho es el intercambio con los nenes, que estaban muy entretenidos y venían a ‘conocer’ las hamburguesas y las bacterias. Pudieron aprender cómo utilizar las tablas y cómo lavarse las manos”, agregó.

La profesional recalcó lo ocurrido en uno de los pocos establecimientos de nivel inicial privado que pudieron visitar, ya que en una primera etapa se concentraron en acudir a los jardines públicos. “Hubo una experiencia muy linda en el Jardín de Inmaculada, donde fue un grupo de padres importante y surgió una charla con un ida y vuelta muy enriquecedor tanto para ellos como para nosotros”, comentó.

Advirtió que antes de fin de año tienen previsto avanzar con el dictado de las charlas en todos los jardines rurales, y los que están situados en las localidades de Cacharí y Chillar. Lo mismo sucederá con los privados –algunos insólitamente adelantaron que no están interesados en la propuesta y otros dilatan la respuesta y aún no respondieron- y los jardines maternales municipales. “Es muy importante que todos puedan tener los conocimientos para saber cómo manejar los alimentos. Hay que ir a los lugares”, precisó.

La labor del grupo tendrá algunos de esos “saludables imprevistos” de ser convocados por los responsables de algunos servicios educativos, como el caso del Centro de Educación Complementaria N° 802, cuyas autoridades solicitaron expresamente el dictado de la charla.

Piazza, quien también es coordinadora por el Hospital Materno de la Expo Salud que este año se realizará el 13 y 14 de octubre, resaltó que la prevención del Síndrome Urémico Hemolítico tendrá un espacio central en la mesa que presentarán los residentes de Pediatría.

“Desde la parte de residencia de Pediatría lo que tratamos de hacer es el seguimiento de ciertas patologías o trabajar mucho en la prevención de las enfermedades y la promoción de la salud de situaciones que sean muy didácticas para los chicos, que sean innovadoras. Hemos trabajado el año pasado con una kermese con distintas patologías donde hicimos juegos y los chicos se engancharon muchísimo. Este año vamos a hacer el stand de S.U.H. sobre la prevención en Azul del Síndrome Urémico Hemolítico”, informó, para destacar el sentido que para ellos tiene el dar charlas a la comunidad.

“Los residentes nos estamos formando en lo que es la Pediatría y tener una formación que sea integral y para la sociedad te da una visión que no todas las residencias te dan. Trabajar con y para la comunidad no tiene precio en nuestra formación; más allá de todo lo académico que podamos aprender, le da un plus a nuestra formación”, culminó.

Otras voces

Bibiana Garbellini, Rodrigo Galizio y María Constanza Meyer, otros de los referentes de “S.H.U Cero en Azul”, en el mismo encuentro con EL TIEMPO expresaron sus sensaciones respecto de la labor comunitaria que cumple el  grupo.

“Es muy reconfortante la llegada que logramos tener a los chicos y a los docentes; todos estuvieron muy atentos y agradecidos”, dijo Garbellini.

Galizio resaltó que “los chicos te hacen saber de la importancia de lo que uno está haciendo y para nosotros esta es una forma de devolverle algo a la ciudad”. “Nuestro objetivo es hablarle a los chicos como para que ellos entiendan el mensaje y sean los trasmisores. Cada uno desde su lugar, y desde su profesión, le pudo hacer su aporte personal; fue un trabajo en grupo muy lindo”, acotó.

A su turno Meyer ponderó la condición de equipo de quienes participaron de la iniciativa. “Me gustó que se organizaba un grupo para ir a un jardín y si alguien no podía, enseguida saltaba otro y se ofrecía para suplantarlo. No vi a nadie que haya ido con pesar o poco estimulado. Fue muy dinámico y para todos resultó muy lindo y motivador poder concurrir a dar las charlas”, manifestó.

Estuvieron presentes en la nota María Inés Lara y María Luz Mackeprang, que forman parte del grupo junto con Cecilia Bigalli y Ángeles Dublan, entre otros.

EL DATO

El cierre de la actividad anual del grupo “S.U.H Cero en Azul” será con la presentación de un espectáculo infantil referido a la enfermedad que llegará de la mano de APRESUH, un equipo de profesionales que trabajando desde hace bastante tiempo con la prevención de la enfermedad y tiene sede en la ciudad de Bahía Blanca.

“BETY ES EL ALMA DEL GRUPO”

21092016_16_bety

En las charlas que se vienen dando en los jardines de infantes sobre Síndrome Urémico Hemolítico, una de las integrantes del equipo se lleva buena parte de los aplausos. Es quien, a través del relato de un cuento magistralmente presentado, logra captar la atención de los nenes. Esa persona es Bety Rafino, quien en la nota que realizó este matutino mereció los mayores elogios de sus pares de grupo. Rafino (a la derecha de la imagen, en pleno relato del cuento en el Jardín de Infantes de la Escuela Normal) es docente de nivel inicial jubilada y mamá de una nena que logró sobreponerse, más allá de algunas secuelas que la enfermedad le dejó, del Síndrome Urémico Hemolítico que contrajo hace algunos años.

“Bety es ‘el alma’ del grupo. Ella fue la que nos hizo la bajada como maestra jardinera y además como mamá de una chica que sufrió el SUH. En un jardín, hasta se animó a contar la historia y todo”, expresó María Constanza Meyer.

Mientras que el Dr. Augusto Carella sintetizó su parecer diciendo que “yo la vi cuando contaba el cuento y me encantó” y Melisa Piazza aportó que “todos queríamos tener a Bety porque es maravilloso cómo contaba el cuento”, Silvina Larre mencionó: “Bety debe ser tomada como ejemplo de cómo revertir una situación de tanto dolor en algún momento para cómo intentar de que a nadie más le pase”.

UNA ENFERMEDAD PREVISIBLE Y VALIDANTE

El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) es una enfermedad causada por una bacteria productora de una toxina, que suele estar presente en los alimentos y en el agua. Tanto en niños como en adultos, esta es una enfermedad grave que trae muchas complicaciones y puede producir la muerte. Las personas pueden contraer esta bacteria de alimentos contaminados sin cocción completa, leche sin pasteurizar, aguas contaminadas y vegetales que se consumen crudos. También se puede producir el contagio de persona a persona.

Sus síntomas pueden ser diarrea, dolores abdominales, vómitos y otros más severos como diarrea sanguinolenta y deficiencias renales. La enfermedad afecta particularmente a niños, ancianos y aquellos que por padecer otras patologías, tienen un sistema inmunológico deprimido.

El SUH es una enfermedad previsible y validante: puede dejar secuelas irreversibles y hasta costar la vida al chico. Tiene entre un 4 y un 5% de mortalidad y un 60% de morbilidad. Los casos son leves, moderados y graves. Puede haber compromiso hematológico, renal y neurológico. En lo renal puede derivar en una insuficiencia aguda que hace que se deba realizar diálisis, transformándose en una enfermedad crónica.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *