“Es una locura mantener la fábrica desactivada”


Daniel Firpo volvió a FANAZUL el 31 de enero pasado, cuando fue intimado por Fabricaciones Militares a que se presente en la fábrica a trabajar. Ayer, por primera vez desde que regresó, pudo ingresar al predio. Habló de una fábrica vacía y en silencio, y manifestó su desolación por esto, pero además, y sobre todo, advirtió la peligrosidad de mantenerla desactivada. Él, junto a otros ocho trabajadores, fueron los intimados. Llamativamente todos son delegados o integrantes de las comisiones internas de ATE y quienes están organizando la lucha en la calle. Por eso habló de “adoctrinamiento” del gobierno y también de un “apriete” hacia el gremio al cual pertenece.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *