LUCIANO VARELA

“Es una nueva demostración de que es el STMA el que discute las cosas en la calle”

 

Así lo expresó a EL TIEMPO el secretario General del STMA, luego de finalizada la extensa audiencia en la Delegación local del Ministerio de Trabajo en la cual se logró arribar a un acuerdo en la cuestión salarial. En la oportunidad, el gremio y el Ejecutivo convinieron “una suma fija de 850 pesos y llevar a todos los trabajadores al mínimo vital y móvil sobre las 35 horas”. Además, desde la organización se propuso “blanquear esa suma en enero en cantidad de módulos, 230 para todas las escalas salariales, lo cual promedia un aumento de alrededor del 50% al básico, de enero 2016 a enero 2017 a todos los empleados comunales”. 

 

Luego de una extensa audiencia en la Delegación local del Ministerio de Trabajo, el Departamento Ejecutivo y el STMA arribaron a un acuerdo en la cuestión salarial. FOTOS NACHO CORREA “Los sindicatos municipales, cuando las instancias de diálogo no se cierran, tenemos dos opciones: o negociamos con el poder político a espalda de los trabajadores o salimos a la calle a pelear con el poder político. Y está claro que este gremio nunca negoció, no lo va a hacer y saldrá a la calle a luchar cuando creamos que es beneficioso para la gente”, expresó el titular del STMA, Luciano Varela. La negociación de ayer se extendió por varias horas y se desarrolló en un marco de incertidumbre respecto a cuál sería el resultado de la misma. NACHO CORREA La jornada comenzó con una movilización impulsada por el STMA, la cual comenzó en el municipio y se trasladó -por las calles del centro- hasta la Delegación local del Ministerio de Trabajo.
<
>
“Los sindicatos municipales, cuando las instancias de diálogo no se cierran, tenemos dos opciones: o negociamos con el poder político a espalda de los trabajadores o salimos a la calle a pelear con el poder político. Y está claro que este gremio nunca negoció, no lo va a hacer y saldrá a la calle a luchar cuando creamos que es beneficioso para la gente”, expresó el titular del STMA, Luciano Varela.

Tal como estaba previsto, se desarrolló ayer la audiencia pautada entre el Departamento Ejecutivo y el Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul (STMA), cuyo tema principal era el salario de los empleados comunales. La reunión entre las partes en conflicto comenzó cerca de las 10 y -cuarto intermedio mediante- se extendió hasta pasadas las 16 horas, momento en el cual se logró arribar a un acuerdo.

La jornada comenzó con una movilización impulsada por la mencionada organización gremial al palacio municipal, que luego se convirtió en el punto de partida para recorrer en caravana algunas calles del radio céntrico hasta arribar a la meta de la Delegación local del Ministerio de Trabajo.

El pitazo inicial

A media mañana comenzaron las negociaciones -en el marco de la conciliación obligatoria- en la sede Azul de la cartera laboral bonaerense. En representación del STMA participaron el secretario General, Luciano Varela; el secretario de Organización, Pedro Benedicto, y el secretario Gremial, Pablo Villarreal. También estuvieron presentes dirigentes gremiales de diferentes distritos, como por ejemplo, José Stuppia de Olavarría, Roberto Martínez Lastra de Tandil, Fabio Angelini de Bahía Blanca y Marcelo Brunero y Daniel Potente de González Chávez. Por parte de la administración de Hernán Bertellys asistieron el secretario de Hacienda y Administración, Agustín Carús; el subsecretario de Gobierno, Marcos Turón; el subsecretario de Planificación y Control de Gestión, Walter Surget; y el Dr. Roberto Dávila, del área de Legales.

En la oportunidad, de acuerdo con lo dado a conocer, el Ejecutivo ofertó una suma fija de 850 pesos para todos los empleados, otorgándoles además el incremento necesario a los trabajadores que se encuentran por debajo del mínimo vital y móvil de 35 horas para alcanzar al mismo, desde octubre hasta diciembre.

El gremio, “entendiendo que hay un convenio colectivo firmado que es de cumplimiento efectivo por las partes”, exigió que se pague el mínimo, vital y móvil desde septiembre inclusive.

Ante esa solicitud, los funcionarios pidieron un cuarto intermedio hasta las 13 horas para analizar esa situación.

El segundo tiempo

Como si de un partido de fútbol se tratase, pasadas las 13 horas comenzó a disputarse un segundo tiempo que se extendió -por lo que se percibía en el lugar- más de lo previsto. La pelota parecía pasar de un lado al otro de la cancha, pero nadie definía al gol.

“Como el Ejecutivo no resolvió el tema del mínimo vital y móvil de septiembre y al ser un incumplimiento del Convenio Colectivo de Trabajo, pedimos al Delegado del Ministerio que intime al Municipio a cumplir con el mismo, el cual está firmado por el Intendente”, se apuntó desde el STMA.

Fue así que, “como el Delegado de la dependencia provincial con sede en Azul expuso que no tenía facultades para hacerlo, el gremio pidió que se elevara a la Subsecretaría de Negociación Colectiva el expediente de incumplimiento del salario mínimo vital y móvil de junio, julio, agosto y septiembre, para ir a una audiencia en La Plata”, se apuntó desde la organización sindical local, desde donde también se dejó en claro que “la suma fija de 850 pesos y el llevar a todos los trabajadores al mínimo vital y móvil sobre las 35 horas fue aceptado, entendiendo que es una propuesta superadora, ya que las paritarias estaban cerradas y gracias a la lucha y movilización de nuestro gremio es que estamos discutiendo un incremento salarial”.

Asimismo se apuntó que “esta propuesta obviamente no termina ahí, el STMA propuso blanquearla en enero en cantidad de módulos, 230 para todas las escalas salariales, lo cual promedia un aumento de alrededor del 50 por ciento al básico, de enero 2016 a enero 2017 a todos los empleados municipales. Eso nos deja parados mucho más cerca del mínimo vital y móvil ya que este incremento no forma parte de la paritaria 2017”.

El final del partido

Finalizada la audiencia, y luego de que se realizara una asamblea en la Plazoleta de la Madre -en la cual se les informó el alcance del acuerdo a los trabajadores que ayer estuvieron apoyando al STMA en esta lucha- EL TIEMPO dialogó con Luciano Varela, quien realizó un balance de lo acontecido en una jornada en la que -volviendo a las metáforas futbolísticas- se debió transpirar por demás la camiseta para alcanzar el objetivo.

En principio, el titular del STMA expresó que “fue un día largo y hemos logrado que -de una audiencia a la otra- el Ejecutivo aumente la oferta salarial. En un principio nos propusieron 500 pesos para cuatro meses y ahora 850 en tres meses. Nosotros no queríamos descuidar septiembre porque nos parecía importante. Queríamos que quede contemplado que se iba a pagar el mínimo, vital y móvil”.

“Hicimos un cuarto intermedio, volvimos y ellos no aceptaron la propuesta. Nosotros no queríamos dejar en banda a todos los trabajadores que se merecen un aumento cuando es una discusión es cerrada, porque hay un convenio colectivo firmado que exige pagar el mínimo, vital y móvil”, expuso el secretario General del STMA, quien posteriormente explicó que “el Delegado aceptó trasladar ese problema a la Subsecretaria de Negociación Colectiva, en La Plata, y que ahí discutamos los cuatro meses en los que estuvimos por debajo del mínimo, vital y móvil (junio, julio, agosto y septiembre), los cuales se les deben a los trabajadores”.

Mientras tanto “los empleados van a cobrar a partir de octubre 850 pesos de suma fija. Y quienes estén por debajo del mínimo, vital y móvil y nos les alcance esa cifra para llegar al mismo, se les va a otorgar lo que le falta para alcanzar los 7560 pesos, obviamente para el ingresante de 35 horas”.

“Cuando lleguemos a enero, eso se va a blanquear en cantidad de módulos, que son 230 para todas las categorías, desde Ingresante hasta Jefe de Departamento. Y eso no forma parte, obviamente, de la paritaria de 2017”, añadió Varela.     

“No movieron ni un pelo para venir a discutir salario”

En otro tramo de la charla mantenida con este diario, Varela manifestó que “acá no se iba a hablar de sueldo. Hubo algunas organizaciones que intentaron hablar de reapertura de paritarias, pero sí acá se empezó a conversar de sueldo cuando estábamos ‘en cero’, fue porque nosotros salimos a la calle; porque nos movilizamos; porque vinimos al Ministerio y porque la peleamos para que hoy se debata este aumento. Por eso es irrisorio que otros sindicatos opinen si están o no de acuerdo cuando en realidad no movieron ni un pelo para venir a discutir salario”.

“Nunca nos han dejado solos”

Sobre el final de la entrevista con este matutino, el dirigente del STMA afirmó estar satisfecho con lo sucedido y agradeció a las organizaciones gremiales de otros distritos que se acercaron ayer a esta ciudad para acompañar la lucha del STMA.

“Ni la FESIMUBO ni los gremios de municipios vecinos nunca nos han dejado solos. Esta es una nueva demostración de que es el STMA, y lo seguirá siendo, el que discute las cosas en la calle”, subrayó el gremialista azuleño.

Finalmente Varela hizo hincapié en que “los sindicatos municipales, cuando las instancias de diálogo no se cierran, tenemos dos opciones: o negociamos con el poder político a espalda de los trabajadores o salimos a la calle a pelear con el poder político. Y está claro que este gremio nunca negoció, no lo va a hacer y saldrá a la calle a luchar cuando creamos que es beneficioso para la gente”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *