RAQUEL TACCARI: EL COMPROMISO, ESTA VEZ, ES UN “CUENTO”

Escribe un entretenido libro y vende los ejemplares a beneficio del Hogar de Ancianos “Ernestina Malere”

 

El viernes, en el Museo López Claro, se presentará “Cuentos de Dichos y Dichosos”, basado en refranes populares entrelazados con historias “imaginarias” de la vida cotidiana. Margarita Ferrer, quien tuvo a su cargo el prólogo de la obra literaria, expresó que “la escritora conoce y maneja muy bien el arte de narrar, de imaginar situaciones creíbles y por lo tanto literariamente verosímiles; sus personajes encajan a la perfección en el ambiente y situaciones creadas”. La actividad contendrá otros atractivos condimentos para quienes se acerquen a la casona de la Avenida Mitre casi Colón, a partir de la hora 18. 

Portada de la edición a presentarse el viernes. Raquel Taccari conversó con EL TIEMPO acerca de la presentación de su nuevo libro, que tiene un especial acento solidario.
<
>
Raquel Taccari conversó con EL TIEMPO acerca de la presentación de su nuevo libro, que tiene un especial acento solidario.

Raquel Taccari pondrá a la venta en los próximos días un libro que acaba de editar sobre refranes populares e historias de la vida cotidiana “verosímiles” e impregnadas de optimismo, a total beneficio del Hogar de Ancianos Ernestina Malere. La presentación de “Cuentos de Dichos y Dichosos” se llevará a cabo el próximo viernes, a la hora 18, con entrada libre y gratuita en el Museo López Claro, cedido gentilmente por su comisión para esta actividad. Para el evento se han programado atracciones conexas que sumarán más que interesantes condimentos para el público que acompañe un renovado gesto de  compromiso de esta prestigiosa notaria y abogada que, pese a no ser azuleña, ha dado todo por la ciudad, a la cual se manifiesta completamente agradecida. Tal como se adelantara en la edición del pasado domingo, se trata de cinco cuentos elaborados a partir de dichos populares como “A quien Dios no da hijos, el diablo le da sobrinos”, “Al que madruga, Dios lo ayuda”; “No hay mal que por bien no venga”; “A mal tiempo buena cara” y “Antes que te cases, mira lo que haces”.

Raquel Taccari nació en Pigüé y desde niña vive en Azul. En esta ciudad completó la enseñanza primaria y secundaria, recibiéndose de maestra en la Escuela Normal con el promedio más alto. Obtuvo luego el título de Notaria y Abogada. Paralelamente al ejercicio de su profesión, ejerció la docencia en cursos secundarios y terciarios. Como abogada, se dedicó al derecho privado, especialmente en lo civil y comercial. Presidió por más de 20 años el Instituto de Derecho Comercial y Patrimonial del Departamento Judicial de Azul. Fue directora durante ocho años en la Caja de Previsión Social para Abogados de la Provincia de Buenos Aires. Ha publicado dos libros de poesías: “Poemas de mi andar” y “Cantos de Otoño”, y dos libros de cuentos “Cuentos Bonaerenses” y “Cuentos para Dormir…si pueden”, además de numerosos artículos periodísticos.

Personajes “empáticos y próximos”

A pedido de la autora, el prólogo de la edición corrió por cuenta de Margarita Ferrer, quien realizó en el mismo libro una valoración taxativa de su contenido. “…estos cuentos acercan al lector al mundo primitivo de la narrativa oral en donde las historias sintetizaban muy acertadamente, a través de refranes, dichos populares, proverbios –no establecemos diferencias en esta ocasión- el conocimiento del pueblo adquirido a través de la experiencia. En una entrevista periodística a propósito de la publicación de ‘Cuentos Bonaerenses’, la escritora afirma ‘escribo sobre lo que conozco’. Efectivamente, la lectura de estos cuentos nos introduce en el mundo íntimo y familiar de unos personajes con quienes el lector establece relaciones de empatía y proximidad”, escribió Ferrer.

“Al leer ‘Cuentos de Dichos y Dichosos’ tenemos la impresión de sumergirnos en la atmósfera de las antiguas narraciones orales en donde el oyente se sentía interpelado por el narrador ya sea para crear una complicidad con él…”, subraya la reconocida docente de Letras y en otro párrafo del prólogo sostiene que “…la escritora conoce y maneja muy bien el arte de narrar, de imaginar situaciones creíbles y por lo tanto literariamente verosímiles; sus personajes encajan a la perfección en el ambiente y situaciones creadas”.

A modo de conclusión, Ferrer realiza una fuerte apuesta por el trabajo literario de Taccari al señalar: “Un estilo rico y variado, marcado por las diferentes estrategias de presentación del discurso, caracteriza la prosa de Raquel Taccari en donde sobrevuela siempre una visión optimista de la vida”.

“Me divertí mucho escribiéndolos”

“Vengo escribiendo cuentos y un día, pensando en los tantos dichos que existen en nuestro lenguaje, empecé a imaginar personas y situaciones. Así salió el primer cuento y luego llegó el resto”, expresó Raquel Taccari cuando EL TIEMPO la entrevistó ayer para conocer algo más sobre la obra que habrá de presentar el viernes en el López Claro, un sitio que, según comentó, le trae muchos y gratos recuerdos.

Respecto de “Cuentos de Dichos y Dichosos”, la reconocida abogada aseveró que “me divertí mucho escribiéndolos y sobre todo le quise dar a todos un final feliz, porque ya bastante triste está el pueblo argentino. Si le agregás violencia o la receta que usan los actores para vender, de sexo y violencia, estamos en lo mismo. Como dice Margarita (Ferrer) que lo captó enseguida con su sabiduría, es un libro optimista, que es lo que yo quería hacer”.

Taccari se autodefine una persona positiva. “Si no fuera optimista, no estaría con vida. A los años que tengo, que son muchos -85-, se llega con optimismo, creo yo. El pesimismo trae enfermedades”, sostuvo con singular sencillez.

No es la primera vez que esta profesional del Derecho edita un libro y destina el producido de la venta a una institución local. Tiene el antecedente de haberlo hecho con “un humilde libro de poesías” que se llamaba ‘Cantos de Otoño’.

“Uno colabora enviando cosas pero esta gente (los responsables de la administración del Hogar de Ancianos Ernestina Malere) lo que necesita es efectivo. Mario Grassa me comentó que tienen deudas tremendas con la AFIP; algo hay que hacer. Si hago el libro, se vende y yo gracias a Dios no necesito el producido, entonces lo recaudado va al Hogar”, dijo Taccari, quien se esperanzó con poder tener una respuesta acorde de parte de la comunidad. “Ojalá se venda”, mencionó.

ENAMORADA DEL PARQUE MUNICIPAL

Lejos está Raquel Taccari se “entregarse” mansamente a disfrutar de su condición de docente jubilada. Como abogada, según ella misma refirió, está “medio” jubilada, ya que sigue leyendo para mantenerse al día con los cambios que aparecen en materia de legislación (máxime con la entrada en vigencia del Nuevo Código Civil) y, además, es destinataria permanente de consulta de parte de su hijo, el abogado Bruno Santi, y de otros colegas profesionales.

Una inquietud similar la mantiene activa en materia de aportes artísticos y literarios para esta ciudad que la cobijó desde muy pequeña. Junto con Silvio Oliva Drys y Osvaldo Morúa, dos pujantes creadores y aportantes a la cultura azuleña, están trabajando en la elaboración de un libro de poesías ilustradas donde puedan quedar reflejados distintos sectores característicos del Parque Municipal “Domingo Faustino Sarmiento”. Serán 16 poemas escritos por ella e ilustrados con obras artísticas figurativas.

“Soy muy amante del parque desde que vine a Azul. Si puedo, voy todos los días”, manifestó sobre el paseo público por excelencia que tiene la ciudad cabecera.

LA HERMANA MAYOR

El mismo viernes en el marco de la presentación de “Cuentos de Dichos y Dichosos” se llevarán a cabo dos actividades conexas. Una de ellas será la charla titulada “Las mujeres de hoy ¿quieren casarse?”, que coordinarán la Dra. Victoria Blanchard y la Lic. en Psicología Nora Bolajuzón Leibovich. Lo otro es la propuesta musical que acercarán el guitarrista Guillermo Robledo y la pianista Totó Granada, quien es hermana de Raquel Taccari y además tuvo a su cargo la corrección del libro en cuestión.

El mejor cuento de la edición, según le adelantó Granada a su hermana y autora de la producción, es el primero de los contenidos en el libro, titulado “A quien Dios no le dio hijos, el diablo le da sobrinos”. Precisamente la primera parte de ese capítulo muy recomendable señala: “¿Qué cosa puede regalarse a un sobrino a quien se ama como si fuera un Hijo? ¿Qué objeto puede ser tan representativo de ese cariño, que encierre el afecto de 23 años compartidos, durante los que supimos de alegrías, pesares, temores, esperanzas y desengaños?. Me hice esta pregunta desde que Emmanuel, mi querido sobrino me dio la noticia de su próxima partida hacia Suiza, donde permanecería no menos de cuatro años. Y luego de pensarlo mucho, me decidí. Escribiría un relato de los hechos que compartimos desde su nacimiento ¡Qué digo! Desde que se anunció en el vientre de su madre, mi hermana Patricia. No soy escritor y sé que me costará mucho hilvanar mis recuerdos y volcarlos en el papel. Pero Emmanuel merece este esfuerzo y sé que disculpará mis errores con esa risa espontánea con que disimuló mis torpezas a lo largo de estos años”.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *