EL SEMILLERO

Escuela de fútbol, una forma de recreación para los más chicos

 

Con la coordinación de Kevin “Chino” Guevara, Cemento puso en marcha un proyecto que tiene como destinatarios a chicos de 4 a 12 años. La escuelita se llama “Los Leoncitos del Sur” y es uno más de los espacios educativos que dispone la entidad junto a otras disciplinas como taekwondo, gimnasia aeróbica, entre otras.

Formación de una de las categorías que juegan en la escuelita “Los Leoncitos del Sur”. GENTILEZA KEVIN GUEVARA
<
>
Formación de una de las categorías que juegan en la escuelita “Los Leoncitos del Sur”. GENTILEZA KEVIN GUEVARA

El potrero, el picado urbano -en la calle-, son postales que tiempo atrás se veían a los chicos jugar constantemente, sin embargo este tipo de actividades ya no es tan usual en la actualidad. Las escuelas de fútbol se han convertido en uno de sus nuevos escenarios, donde los más pequeños sueñan con ser Messi, Ronaldo, Tevez, Barovero, entre tantos jugadores que hay en el mundo.

La mayoría de los futbolistas que llegan a Primera División, previamente tuvieron paso por todas las Divisiones Inferiores, y uno de estos pasos es la “escuelita”. Ahí nacen las gambetas, las voladas del uno, los amagues del enlace y los atorrantes de potrero que se las ingenia tirando un caño o cualquier otro lujo. De acá nacen los sueños que después se traslada al campo de juego.

Para tener más noción sobre el auge que posee este tipo de actividad formativa, EL TIEMPO mantuvo una charla con Kevin Guevara, más conocido como el “Chino”, quien en la actualidad cumple el rol de coordinador de la escuela de fútbol de Cemento, denominada “Los Leoncitos del Sur”. Del encuentro también participó el presidente del club, Carlos Bonnin.

“Siempre me gustó trabajar con los más chiquitos; primero estuve como asistente y ahora se me presentó esta oportunidad, que es la de comandar un proyecto”, describió el “Chino”, quien contó con el apoyo de la Comisión Directiva del club, por eso, el pasado lunes se inició la escuelita en el estadio, a la que asistieron chicos desde 4 años hasta 12, divididos en distintas categorías.

“Gracias a la Comisión Directiva, empezamos con un lindo proyecto con gente capacitada, y los chicos respondieron. Junto con otros profesores, les enseñamos juegos con pelota que estimulan el desarrollo de la motricidad. Después, las siguientes edades empiezan a jugar con más reglas”, aportó para luego agregar que “el objetivo es la formación, que sea lúdico y obviamente recreativo, que es lo fundamental”. Además “queremos que se diviertan y pasen por todas etapas de aprendizajes; cómo que sepan lo que es ganar o perder”, detalló.

Guevara, que juega en la primera de Alumni, destacó las ventajas de iniciarse en la escuelita: “Obtiene enseñanza para que vaya desarrollando las capacidades, el entendimiento del juego, reglas, cosas básicas que son importantes, pero si las adoptas desde pequeño, vas a tener una superioridad sobre otro que nunca hizo nada”.

 

“Que los padres acompañen a sus hijos y compartan juntos la experiencia”

 

En el fútbol infantil hay mucho trabajo, mucho corazón y creatividad, porque para contener y asistir a varios chicos por clases se requieren enormes cuotas de voluntad e ingenio. Por eso el profesor cumple un rol importante para el crecimiento de todo chico.

“Nuestra idea ante un chico inseguro, tímido, entre otras características, es presentarlo ante el grupo, que sepa que es uno más. Puede haber diferencias unos con otros, pero tiene que tener en cuenta que las bases fueron iguales para todos y se tienen que divertir”, explicó sobre que el deporte ayuda a que estas personas mejoren sus relaciones sociales y su confianza en sí mismos. Por ende, es una buena posibilidad para que los padres acompañen a sus hijos, que se vinculen con el Club y compartan juntos la experiencia en la etapa infantil.

Acerca de esto último, el “Chino” indicó que “es bueno el apoyo de los padres en las prácticas, siempre que deje que el chico que juegue plenamente. Por ahí un padre que es futbolero suele pasar que se meta en la clase o que grite, en este caso se habla con él para tratar de que no haya problemas porque la idea es que los chicos vayan a divertirse”.

Consultado sobre las asistencias a encuentros de fútbol, Guevara contó que la idea es sumarse a todos los que surjan y sumarle algún viaje afuera de la ciudad para que los ayude a interactuar con otros chicos y aprender valores como compañerismo y amistad.

“Asistiremos a todos y nosotros también vamos a programar el nuestro, que se llevará a cabo el 28 de noviembre, que será el cierre del año entre todos los clubes que participan de este evento”, manifestó para luego agregar que estuvo hablando con allegados de San Lorenzo y Estudiantes de La Plata para programar futuros partidos amistosos.

De esta forma, la escuelita “Los Leoncitos del Sur” busca seguir creciendo, sumando alumnos y dándole mayor espacio a la formación.

 

“Estamos construyendo nuestra propia historia”

 

Nadie podrá decir que en Cemento faltan planificación y pelota al pie. La renovación dirigencial, el nuevo proyecto en divisiones inferiores con la coordinación de Luis Berdún y Luis Cortina, la vuelta a los entrenamientos de las otras actividades del club, fueron algunas de las muchas cosas que pasaron en el club en sólo un año y medio, desde que asumió Carlos Bonnin en la presidencia. Pero este año, quizá, se concrete  la obra más importante que realizó el club en su estadio, con la remoción de tierras aledañas para la construcción de una cancha de fútbol, donde jugarán todas las categorías menores.

“Nuestra Comisión Directiva encaró un proyecto que es la obra más importante que tiene el club en estos momentos, que está entre un 70% casi terminada, que es la nueva cancha para las divisiones inferiores, que cumple con toda la reglamentación de la AFA y del Consejo Federal”, detalló Bonnin. Y agregó: “Lo único que nos está faltando es un encerramiento de un lado por una cuestión de que no llegamos con el nivel de tierra y el alambrado periférico; después, el resto está todo cerrado con planchones, alambre y demás elementos”.

Por otra parte, en los próximos días se iniciará  una nueva temporada de los torneos de fútbol organizado por la Liga azuleña y como cada año la propuesta de la Comisión del club es introducir a los niños al deporte más popular del mundo.

“Hemos hecho mucho hincapié en realizar diversos cambios en club. Nosotros tenemos una necesidad imperiosa de la formación que le dará el ‘Chino’ en la escuelita, que la continúen los demás técnicos, por eso, este año renovamos todos los cuerpos técnicos de todas las divisiones inferiores. En Décima contamos con Germán Andresiux y Bruno Valicenti, Roque Bzik en Novena, Gabriel Oliveto y Fabián Gatti en Octava y Séptima; en la Sexta hemos tenido la suerte de sumar a un técnico conocido en el ambiente como Rubén Rancez; y en la Primera continúan Ramiro Lotito y Layús”, contó sobre los cargos en las divisiones menores y en la mayor.

En otro orden, en lo que refiere al club, “agregamos nuevas disciplinas: taekwondo, hockey femenino, fútbol cinco, gimnasio, clases de aeróbic; todo eso lo hemos potenciado este año en lo que es  nuestra sede social que está ubicada en 25 de Mayo y Guaminí”. Allí, “hemos reacondicionado a nuevo, recientemente, el salón de fiesta de la sede social; se pintó y se arregló el techo, entre otras tareas que hacían falta”, aportó.

Junto a estas importantes actividades, la comisión directiva agradece el apoyo del socio, de la gente que apoya y colabora con la institución, que son acciones que sirven para el acondicionamiento del club.

Por último, Bonnin destacó que “esta es una Comisión muy trabajadora, que ha dedicado su tiempo, con alegrías y sinsabores. Cada día te encontras con desafíos nuevos y alegrías nuevas, pero de todas maneras, nosotros, como siempre decimos en el club, estamos construyendo nuestra propia historia; Cemento tiene años de vida y esta nueva comisión está construyendo para el beneficio del club, justamente potenciándolo en lo que refiere a lo deportivo y lo que refiere a obras, de la mejor manera”.

 

EL DATO

Junto a Kevin Guevara trabajan Joaquín Rodríguez, estudiante de Educación Física y Nicolás Borra, quien el año pasado trabajó en la escuelita de Cemento.

Los interesados pueden comunicarse al número 02281 15548149 o dirigirse al estadio, donde se brinda las clases o en la sede misma durante la semana de 17.30 a 19.30. Las inscripciones para participar de la misma estarán abiertas durante todo el año. Para mayor información “Los Leoncitos del Sur” cuenta con su propia página de Facebook, que posee la misma denominación. Las categorías 2011-12 y 2009-10 tienen clases los martes y jueves de 17.30 a 18.30 y de 18.30 a 19.30; 2007-08 y 2005-06, de lunes a miércoles desde las 18 a 19 y 18.30 a 19.30, respectivamente.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *