Escuelas abiertas en verano

El programa que impulsa la Dirección General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires denominado “Escuelas Abiertas en Verano” permite que unos doscientos mil chicos en 1873 sedes bonaerenses realicen prácticas artísticas, deportivas, lúdicas y acuáticas durante el receso estival.

La iniciativa suma al Servicio Alimentario Escolar (SAE) que se les brinda a los alumnos de las escuelas públicas durante el ciclo lectivo, la práctica de actividades recreativas, culturales y deportivas.

La actividad tiene como objetivo no sólo cubrir las necesidades nutricionales de los niños sino también implementar proyectos de promoción humana.

En el partido de Azul concurren alrededor de 400 alumnos en el nivel primario de escuelas públicas del distrito.

La propuesta, que cuenta con una nutrida agenda de actividades en distintas modalidades y comedor, está destinada a niños del nivel primario.

En esta ciudad se lleva adelante en las escuelas Nº 22, 13, 66, 27, 64 y 62 y el CEC Nº 802, que cuentan con el servicio alimentario. Se utilizan las piletas municipales del CEF y la de Monte Viggiano.

En Cacharí la parte alimentaria se desarrolla en el CEC Nº 801 y las actividades recreativas en el CEF Nº 97, mientras que en Chillar funciona en el CEF y en la escuela Nº 8.

Este es el décimo año consecutivo en que se implementa este programa en todos los municipios de la provincia.

Es un programa abarcativo que va más allá de la actividad en la pileta, dijo el presidente del Consejo Escolar. Está destinado a proporcionar actividades recreativas a los chicos de las escuelas durante el verano.

Además de los talleres, por ejemplo de plástica, que se concretan y las actividades acuáticas, este año esta previsto la realización de charlas de reflexión tales como de derechos humanos o temas vinculados con la salud que se harán en todas las escuelas que son sede del programa.

Cada escuela tiene asignadas un grupo compuesto por directivos y docentes. Existen escuelas predeterminadas que forman parte del programa de “Escuelas Abiertas en  Verano”. Algunas de ellas aglutinan chicos de establecimientos educativos cercanos como es el caso, por ejemplo, del CEC Nº 802 de Villa Piazza Sur.

Si bien participan mayormente los chicos que concurren al SAE, todos los jóvenes pueden concurrir. Lo que se busca, según este funcionario, es que los chicos que concurren al comedor tengan alguna actividad en verano. Aclaró el funcionario que en el Consejo Escolar se tiene fondos para afrontar esta temporada e igualmente vino una partida especial para este programa. Por lo tanto esta garantizado el normal funcionamiento del servicio alimentario durante el tiempo que dure este programa.

Las escuelas abiertas en verano, una iniciativa que ya lleva una década de años de existencia, no solamente satisface las necesidades alimentarias de los chicos en edad escolar, sino que por unas horas se los saca de la calle para que tengan que concurrir a realizar prácticas acuáticas, artísticas, deportivas, lúdicas para mencionar algunas.

Es una manera que ayuda a la educación y formación de estos jóvenes.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *