CULTIVOS

Está en peligro el 63% de la soja por cosechar

 

También se advierten pérdidas en los rindes e importante deterioro de la condición comercial del grano. Algunas estimaciones de la caída.

La Bolsa de Comercio de Rosario alertó que el 63% del área de soja de primera que resta cosechar en la zona agrícola núcleo de la Argentina corre serio riesgo de pérdidas.
<
>
La Bolsa de Comercio de Rosario alertó que el 63% del área de soja de primera que resta cosechar en la zona agrícola núcleo de la Argentina corre serio riesgo de pérdidas.

 

ROSARIO. La Bolsa de Comercio de Rosario alertó que el 63% del área de soja de primera que resta cosechar en la zona agrícola núcleo de la Argentina (norte de la provincia de Buenos Aires, sur de Córdoba y Santa Fe y La Pampa) se encuentra en serio riesgo de pérdidas.

También se puso en duda que los rindes del cultivo lleguen al promedio de 40 quintales por hectárea en la principal región sojera.

“Este último fin de semana cayeron 120 milímetros de lluvia en noreste de la provincia de Buenos Aires”, precisó Sofía Corina, investigadora de la Guía Estratégica para el Agro de la BCR. “Se sigue complicando la calidad de la semilla”.

La investigadora de la GEA indicó a la agencia Télam que “todo lo que se venía viendo se intensificó con estas lluvias y el clima húmedo”, porque explicó que “la altísima humedad, sumado al aumento de la temperatura, son dos condiciones para el brotado de la semilla en planta”, proceso que da por resultado “un grano dañado de baja calidad, que no sirve para la industria”.

Corina subrayó que “si baja la calidad, eso afecta el rinde”, y pronosticó que “el 10% del rinde o incluso más podría estar comprometido”. Además remarcó que “esto aumenta los costos de comercialización”, porque indicó que “si se requiere un secado adicional, o por el mal estado de caminos, se debe recurrir al uso de silobolsas, se encarece todo”.

Asimismo puntualizó que “si se embolsa con alta humedad, se produce se corren otros riesgos, que se produzca fermentación, que aparezcan hongos, y que se pierde calidad”.

Datos  

En su último informe, la GEA precisó que “la merma de rindes aun no puede  predecirse”, ya que destacó que “hay numerosos lotes a los que no puede accederse, pero los síntomas de deterioro comienzan a ser visibles”. “En las últimas dos semanas cayeron 150 milímetros de promedio, de lluvias casi continuas, paralizando el avance de la cosecha”, y remarcó que “los caminos presentan un estado calamitoso”.

La última semana, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, reconoció que en caso de no cesar las precipitaciones, la cosecha de soja estimada en 59 millones de toneladas se podría “complicar” y que “si no paran las lluvias se pierden los rindes”, al tiempo que el productor agropecuario Gustavo Grobocopatel calculó potenciales pérdidas en “dos o tres millones de toneladas”, según publicó Télam.

Según la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, hay 350.000 hectáreas de soja en esa provincia en “alerta roja” y que “las pérdidas pueden ser cuantiosas” para los productores sojeros.

Por su parte, la Bolsa de Rosario indicó que “tambalean los 40 quintales por hectárea de promedio”, y señaló que “sin piso ni caminos transitables, se espera a que esclarezca el cielo”.

El análisis de la GEA alertó que “los cuadros de soja se tiñen de negro producto del avance de las enfermedades”, y explicó que “este síntoma puede agravarse con el aumento de las temperaturas y la continuidad de las lloviznas”.

Remarcó que “la cosecha, que hasta antes de las lluvias, en pocos días llegó a cubrir el 37% de las hectáreas de soja de primera, hoy está lejos de retomar aquella intensa actividad”, y estimó que “el estado de los caminos relentecerá aún más el comienzo de la recolección, promoviendo la estrategia de embolsar”. (Noticias AgroPecuarias)

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *