ESTA NOCHE: “Casi un final feliz” se presenta en La Criba

La obra se desarrollará en el Espacio Cultural el viernes en su sede de Bogliano 628. La misma está escrita por Griselda Gambaro y cuenta con la actuación Claudia Mac Auliffe y Sonia Novello.

 

Se presentará “Casi un final feliz”, de Gabriela Gambaro, en el espacio cultural La Criba.
<
>
Se presentará “Casi un final feliz”, de Gabriela Gambaro, en el espacio cultural La Criba.

 

Este viernes vuelve la actividad teatral al Espacio Cultural La Criba con la puesta en escena de “Casi un final feliz” de Griselda Gambaro y cuenta con la actuación de Claudia Mac Auliffe y Sonia Novello.

El espacio de Bogliano 628 tendrá esta obra que es un lujo y que ha tenido importantes críticas a nivel nacional. Las entradas a la venta a partir del lunes 30 de enero de 19 a 21 horas o se pueden hacer consultas y reservas al 15536759.

 

Sobre la obra

 

Tona y Laura son dos hermanas que se reencuentran después de mucho tiempo, tras la muerte de sus padres. Tona ha vivido siempre en Argentina y ha dedicado su vida entera al cuidado de sus padres, haciéndose cargo de ellos y brindándoles protección hasta el fin de sus días. Laura, en cambio, ha vivido buena parte de ese tiempo en Francia (“París, el Sena y los bulevares”, tal como achaca su hermana cada vez que se le presenta la oportunidad), y en los peores momentos ha estado completamente ausente de la casa familiar.

Ahora que sus progenitores han fallecido y ya no queda nadie por cuidar, sus lazos parecen volverse más débiles y difusos aún. Tona se ha mudado a un departamento más pequeño y Laura ha regresado de su larga estadía en Francia. Pero, ¿por qué justo ahora? ¿Qué busca Laura? ¿Qué espera Tona? En esos dilemas se juega gran parte del conflicto que plantea Gambaro, pero, como en toda buena dramaturgia, es en esos conflictos de superficie donde se ocultan las tramas más profundas. En ese regreso mora parte del enigma de esta obra, y el camino que guía a los espectadores hacia ese descubrimiento está plagado de tensiones, aunque sin perder de vista el tono humorístico. Un humor inquietante, oscuro, en algún sentido ácido por su misma profundidad. Y es que estos personajes, por momentos, ostentan una ridiculez que oscila entre lo trágico y lo grotesco. Hay aquí una solemnidad desgarrada, un recato perdido, una risa nerviosa. ¿Por qué reímos con la ironía de Tona? ¿Por qué nos compadecemos de Laura? ¿Qué tipo de identificación despiertan estos personajes? En la compleja relación de estas dos hermanas hay algo de nuestros propios lazos familiares y sociales.

Con una escenografía modesta, escasos (aunque suficientes) elementos en escena, un buen trabajo de iluminación y acertados detalles musicales, las interpretaciones de las actrices logran el mayor relieve en esta puesta. Mac Auliffe logra darle a Tona el tono justo (valga la redundancia); este personaje parece debatirse constantemente entre una resignación inofensiva y una malevolencia minuciosamente calculada. Novello, por su parte, compone su Laura en esa brecha que divide cierto aire de extranjería de los adorados recuerdos de infancia. Se trata de una historia densa, de esas con duros pases de factura y trapitos al sol; pero en el subsuelo late lo único que puede unir a estos personajes tan disímiles entre sí: la sangre.

(Fuente: La Primera Piedra).

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *