SANIDAD Y NUTRICIÓN 

“Esta profesión me hizo cumplir todas mis metas”

Así lo expresó el veterinario Mauricio Osquiguil, quien también se refirió sobre las grandes posibilidades que tiene el país para producir carne, pero a la vez hay numerosos aspectos que los productores deben saber para llegar al potencial que tiene la ganadería en materia de eficiencia reproductiva. Explicó que hay técnicas que están disponibles como el manejo del forraje o la inseminación a tiempo fijo.

“No todo es fácil, por eso, a veces es importante mirar para atrás porque cuando uno comienza siempre hay obstáculos que impiden cumplir las metas, por suerte y gracias a dios, los pude superar y me permitieron ganar experiencia”, destacó Mauricio Osquiguil.
<
>
“No todo es fácil, por eso, a veces es importante mirar para atrás porque cuando uno comienza siempre hay obstáculos que impiden cumplir las metas, por suerte y gracias a dios, los pude superar y me permitieron ganar experiencia”, destacó Mauricio Osquiguil.

 

EL DATO:

La veterinaria La Mulita está ubicada en Moreno 789. Por consultas llamar al: 02281 435775 o 15462832/33. Sus horarios: lunes a viernes de 7.30 a 12 y 15.30 a 20. Sábado 8 a 12.30.

Si recordamos al veterinario de hace treinta años atrás y los comparamos con los de ahora, observamos que la profesión en lo que respecta a la ganadería no es la misma  que se utilizaba una década atrás. Hubo un cambio que se fue generando como consecuencia del esfuerzo que hacen los veterinarios en sus investigaciones, que viene de la mano del crecimiento tecnológico que año tras año aporta algo nuevo para el sector.

Para saber aún más las novedades de este sector, este medio se comunicó con el Veterinario Especialista en el Manejo de la Salud y Producción, Mauricio Osquiguil,  más conocido como “El Mula”.

Osquiguil egresó de la UNICEN de Tandil, donde  realizó todos sus estudios. En la actualidad se dedica a grandes animales, en especial en bovinos y ovinos. Sobre esto último, en lo que respecta a producción de ovejas, “fue de lo primero que trabajé tras haberme recibido en 1997. Estaba en un tambo de esta localidad, donde realizaba varias tareas, entre ellas, el queso de oveja”, dijo y agregó que “fue un emprendimiento del que tengo gratos recuerdos ya que salís de la facultad sin experiencia y no siempre, lo que es la teoría, se puede plasmar en lo que es la práctica, pero logré un buen aprendizaje; después comencé en otros trabajos, pero no me redituaba, por lo que decidí dedicarme más al bovino. Con el paso del tiempo uno se va especializando, tanto en la práctica como en participación de cursos sobre esta temática. Por eso, ahora, asesoro todo lo que es rodeo de cría, de leche, manejar la parte de reproducción en la cual se realizan trabajos de inseminación artificial tiempo fijo, que es una técnica que se está usando mucho en el país”. También realiza “extracción de semen, confecciones de pajuelas que provienen de toros de alto valor genético para dar un gran impacto en un primer servicio ya que este animal no puede cubrir 100 vacas, puede preñar 30, entonces le sacas pajuelas e inseminas aproximadamente 250 vacas”, dijo para luego agregar que “el impacto es más grande y trae mejores resultados”.

Otra actividad que desarrolla es la sanidad de grandes animales y asesoramiento de un sistema de producción en un campo, “sea un tambo o rodeo de cría e invernada”, indicó el titular de la veterinaria “La Mulita”.

Consultado si cumplió con todas las propuestas que él pensó después de recibirse, Osquiguil sostuvo que “a través de esta carrera cumplí todas mis metas, puedo vivir de mi trabajo y mantener a mi familia. También cuesta, no todo es fácil, por eso, a veces es importante mirar para atrás porque cuando uno comienza siempre hay obstáculos que impiden cumplir las metas, por suerte y gracias a dios, los pude superar y me permitieron ganar experiencia. Son más de diez años trabajando en esta actividad y así como yo me inicié, es importante darle una mano a los que recién se reciben”.

Asimismo, esta profesión le permitió conocer muchos colegas, a quienes les pidió consejos como también hacer observaciones sobre la calidad humana y técnicas de empleo para llevar adelante una destacada trayectoria. Por eso, destacó los veterinarios que son muy reconocidos. Como Ramón Noseda, “que es una eminencia para la mayoría de nosotros que desempeñamos esta profesión”. Lo mismo con “Carlos Martín Acuña , quien junto a Rojas Panelo, le dieron una gran mano a muchos veterinarios jóvenes. Lo bueno de esta profesión es que me permitió conocer grandes colegas, puedo nombrar a varios más, pero no quiero pecar por olvidarme de alguno”.

Osquiguil también se refirió a las últimas medidas (la quita de las retenciones tanto para el agro como para la ganadería) que tomó este nuevo gobierno. “Vemos a un productor mucho más optimista y con ganas de producir. En líneas generales, no hay tanta exportación porque el 90 por ciento se consume en el país, pero si estas políticas perduran en el tiempo, creo que volveremos a ser grandes vendedores de carnes. Esto entusiasma al productor porque puede mejorar el precio de la carne, entonces, le permite hacer inversiones en tecnología en el campo. ¿Qué sería esto último? La tecnología en un campo ganadero es mejorar la oferta de forrajeras: implantando pastura, haciendo rejuvenecimiento y promoción de rye grass, que permiten aumentar la carga y ser más eficiente en los engordes, entre otros beneficios hacia el sector ganadero”, describió.

Finalmente, mandó “un saludo a todos los colegas y a los agrónomos, a quienes les deseo que tengan salud y trabajo; que disfruten de la actividad que han elegido, como lo es en mi caso” y en esto, tiene que ver mucho “el acompañamiento de mi mujer, de mis hijos, Santos y Charo, a quienes los veo contentos todos los días; esto es muy importante para mí ya que me dan muchas ganas de seguir trabajando para el bienestar de ellos”.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *