”Está sirviendo mucho para los chicos y se va a reflejar en el rugby del club”


Así lo señaló Cosme Carruccio, uno de los coach del equipo de club de Remo que está realizando una gira por Sudáfrica, respecto a cómo están viviendo esta experiencia. Además, explicó que “no solo tiene un marco deportivo sino también tiene un objetivo social, integración y de formación de grupo y que conozcan otra cultura”.
La categoría 2002 del rugby de Club de Remo están de gira por Sudáfrica. Un grupo de 40 chicos están llevando al deporte, la cultura de la ciudad a unos de los países potencia mundial de este deporte, que se caracteriza por la formación de personas y por los valores inculca a todos lo que los practican.
Este es un hecho casi único para la ciudad que una delegación tan grande, que sumando a padres y acompañantes, llega a 61 personas y por ese motivo también quedará en la historia de la institución de la avenida Pellegrini y de la ciudad.
EL TIEMPO se comunicó con Cosme Carruccio uno de los coach del equipo para conocer un poco más de este viaje “está sirviendo mucho para los chicos y se va a reflejar en el rugby del club” y sobre los objetivos que tenían sobre la gira, comentó que “nos superó ampliamente las expectativas que teníamos sobre la integración social de los chicos”.
En cuanto a lo deportivo, uno de los puntos centrales de esta movida aunque también está la experiencia personal, el entrenador explicó que “nos encontramos con equipos muy fuertes, que juegan muy bien al rugby y tienen un nivel de juego excelentísimo”.
“Esta gira está sirviendo mucho para los chicos y se va a reflejar en el rugby del club”, remarcó Cosme Carruccio y agregó que los chicos porque no se imaginaban que íbamos  a pasarla de esta manera, fue algo que superó lo que nos esperábamos cuando empezamos a organizarla”
– ¿Como se planeo el viaje y cuanto tiempo llevo poder concretarlo?
– Este viaje surgió cuando estábamos regresando de Uruguay, en una gira que hicimos en el noviembre 2016. Viendo que esa gira la organizamos en muy poco tiempo y que teníamos un grupo que trabajó mucho y padres que acompañó muchísimo, nos propusimos viajar a uno de los países que son cuna del rugby, como Australia, Nueva Zelandia, Sudáfrica, o en el hemisferio norte como Inglaterra, Gales. Por una cuestión económica decidimos venir a Sudáfrica, lo que nos permitía que viaje un grupo mucho más numeroso.
– ¿Cómo hicieron para poder juntar el dinero para este viaje?
Los chicos enseguida comenzarán a trabajar para poder realizarlo. En el aniversario de Azul de ese año, un mes después de que sugerimos la idea, se pusieron a trabajar e hicieron un puesto con ventas de bebidas. Luego fue en los corsos con un puesto de nieve, se realizaron muchas polladas, chancho móvil, para pascuas un huevo con eso se junto muchísimo dinero. Estamos todos muy agradecidos a toda la comunidad que ayudó comprándole números en todo lo que se hizo para recaudar fondos.
Esta gira no solo tiene un marco deportivo sino también tiene un objetivo social, de integración, de formación de grupo, de conozcan otras culturas. Hubo mucho convencimiento y aporte por parte del cuerpo técnico -que conformamos junto a Santiago Santomauro y David Prado- hacia los chicos contándole con el nivel de rugby que nos íbamos a encontrar acá.
En un año y dos meses organizamos esta gira. Tuvimos un grupo de padres excelente por el trabajo que realizó y porque además fue una ayuda que nos dieron en la parque administrativa.  Uno de ellos fue Guillermo Arroquy en Azul, es una persona organizada y se lo nombró director de la gira.
Acá nos están dando una mano muy grande “Poroto” Penoucos y Francisco Somoza como traductores y Pedro Heredia y Lisandro Veliz son los médicos de la delegación, son padres de jugadores y que nos están dando una mano en eso.
– En estos días que llevan en Sudáfrica ¿Están siendo como lo pensaron o mejor de lo planeado?
– Las expectativas fueron superadas ampliamente por parte nuestra –el cuerpo técnico- y también por los chicos porque no se imaginaban que íbamos  a pasarla de esta manera, fue algo que supero lo que nos esperábamos cuando empezamos a organizarla.
– Ya jugaron sus partidos amistosos, en cada encuentro juegan dos partidos ¿Como les fue en esos test?
– En Port Elizabeth, jugamos contra Itembilehle School que es un colegio público, donde prácticamente el 98% de los alumno es de color negro. Fue una experiencia buenísima y fantástica porque tienen un nivel de juego excelentísimo. Los otros dos partidos los jugamos contra President High School y Collegians, que son mixtos y que concurren alumnos negros y blancos y con mucho poder adquisitivo y también juegan muy bien.
– ¿El nivel de juego de allá es muy superior al juego de Remo o están en un nivel similar?
– Nos encontramos con equipos muy fuertes, que juegan muy bien al rugby. Esto se debe a que la mayoría de los chicos lo toman como una salida laboral y cuando salen de los colegios pueden ser contratados por distintas franquicias del rugby profesional, eso hace que sean equipos duros y un desafío muy bueno para nosotros.
Acá los mejores entrenadores trabajan en los colegios y se desarrollan al estilo americano los chicos son becado por los colegios y cuando terminan la escuela van a una franquicia. Como en Argentina se ven cancha de fútbol, acá se ven cancha de rugby.
– Además de jugar y entrenar ¿Que otras cosas han realizado con los chicos en Sudáfrica?
– Hemos realizado varias actividades. Todo comenzó muy bien en el viaje, porque en la escala en San Pablo, que fue de casi 5 horas, nos encontramos con el equipo de Hurricanes que estaba viajando a nuestro país para jugar contra los Jaguares por el torneo de Súper Rugby. Para los chicos fue fantástico encontrarse con ellos y poder hablar y sacarse fotos con ellos, ya que la mayoría integran el seleccionado de Nueva Zelandia, el mejor equipo del mundo.
Después en Port Elizabeth, en el estadio Nelson Mandela, fuimos a ver un partido del Pro14. Este torneo lo integran los equipos que no juegan al Súper Rugby hay equipos de Italia, Gales y Escocia.
También fuimos a Bloukrans River Bridge (puente Bloukrans), donde se realiza bungee jumping más alto del mundo con 216 metros de caída libre. Si bien no lo hicimos por seguridad de los chicos, vimos mucha gente tirarse. Después, fuimos a la Cango Caves, que son cuevas donde se encuentran las estalactitas y estalagmitas más grandes del mundo.
En Johannesburgo nos trasladamos que hicimos un safari fotográfico por una reserva y los chicos pudieron ver a los “cinco grandes” como se dice acá, que son el elefante, la jirafa, el león, el rinoceronte y el hipopótamos. Además de todos los otros animales que pudieron ver. Fue una experiencia única.
Fuimos a Sun City que es un lugar que hay un parque acuático muy grande y pudimos disfrutar todo un día, con una diversión absoluto para los chicos, con una estructura muy a lo Hollywood, pero fue muy lindo y todos los disfrutamos mucho.
Los chicos y ustedes como se están sintiendo en una cultura diferente. ¿Debe ser un crecimiento grande desde lo personal?
– Si y nos sorprendió la conducta de los chicos y el comportamiento que han tenido en todo sentido. Nos llamó la atención lo abierto que están para conocer las distintas culturas e idiomas de este país. En Sudáfrica se habla en ingles y además hay 11 dialectos, uno de ellos es el Zulú, que es el que más escuchamos.
Nos superó ampliamente las expectativas que teníamos sobre la integración social, ese era uno de los objetivos. Se comportaron muy bien e interactuaron con los chicos de los otros equipos y con la gente del lugar. A su vez hicieron contactos para seguir en comunicación por los distintos medios.
Los chicos se adaptaron muy rápido a la cultura, alimentación y al idioma, eso hizo que todo fuera fantástico.
Además, en Ciudad del Cabo estamos viendo una situación muy dura, porque ellos tienen un problema impresionante con el agua, hay una restricción absoluta con el agua y calculan que para el 14 de junio se quedará sin agua la ciudad y tienen un sistema que le van a entregar tantos litros por personas, es una situación muy complicada y dolorosa.
– ¿Este viaje que influencia va a tener en el rugby general del club?
– Esta gira está sirviendo mucho para los chicos y se va a reflejar en el rugby del club. Creo una expectativa muy grande en toda la institución porque demostramos que se puede realizar una gira así, que realmente es posible y que no necesitas que los padres aporten el 100% del dinero sino que trabajando y con esfuerzo se puede realizar.
Ojala en Azul los clubes –Remo y Azul Rugby- crezcan en el número de jugadores y que se pueda hacer un rugby más competitivo y de esta manera los muy buenos valores que inculca el rugby se van a trasladar a la sociedad, creo que desde ahí puede realizar un gran aporte.
Desde mi punto de vista como docente, yo siempre les digo que no formo jugadores que estoy formando personas con buenos valores, que en estos días eso no es fácil y esto a través de este deporte.

LA DELEGACIÓN

La delegación de Club de Remo estuvo integrada por 37 jugadores, los tres componentes del cuerpo técnico, dos médicos y padres que acompañaron a los chicos, para hacer un grupo de 61 personas que viajaron a Sudáfrica.
Los jugadores que viajaron fueron los siguientes
Segundo Adrogue (centro); Marcos Aitra (medio scrum); Simón Matías Alegre (ala); Bruno Martín Alfano (pilar); Facundo Arroquy (ala); Felipe Ballarena (apertura); Segundo Barda (ala); Juan Francisco Belluscio (pilar); Jerónimo Blanchard (apertura); Federico Bustingorry (pilar); Facundo Cafferata (pilar); Cosme Carruccio (h) (octavo); Augusto Andrés Casimiro (medio scrum); Ramón De Dominicis (fullback); Joaquín Duba (wing); Nazareno Fariña (pilar); Benjamín Ferro (wing); Bautista García Zabalza (segunda línea); Justo Goenaga (wing); Jerónimo Hoursouripe (segunda línea); Lorenzo López (hocker); Tomás José Orella (centro); Francisco Notti (wing); Marcos Penoucos (segunda línea); Pedro Pizarro (fullback); Ramón Pizarro (wing); Bautista Prat (ala); Santiago Rodríguez (wing); Jerónimo Santomauro (medio scrum); Juan Ignacio Siciliano (wing); Santiago Somoza (centro); Mateo Tonel (hocker); Facundo Uhalde (octavo), Lautaro Veliz (centro); Tomás Santino Vena (wing), Maximiliano Villa Adducci (segunda línea) y Leandro Walder (hocker)
Cuerpo técnico: Cosme Carruccio; Santiago Santomauro y Juan David Prado.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *