Establecimientos de salud privados suspenderán la atención por IOMA

Los centros sanitarios del distrito VIII de FECLIBA resolvieron suspender los servicios el próximo lunes, salvo que antes del viernes la obra social pague lo adeudado del mes de noviembre de 2017. De no arribarse a una solución, el plan de lucha seguirá en marzo.

Sede donde próximamente comenzará a funcionar la delegación local del IOMA en Necochea entre San Martín e Yrigoyen.

EL DATO:
Las instituciones adheridas al plan de lucha son: Sanatorio Azul, Clínica San Martín, Instituto Lobos, Clínica San Martín, Clínica María Auxiliadora, Instituto Médico de Olavarría, Clínica Saladillo, Sanatorio Tandil, Cemeda, Clínica Chacabuco e Instituto del Diagnóstico. El distrito VIII de FECLIBA tiene jurisdicción en Azul, Bolívar, Las Flores, Lobos, Monte, Olavarría, Saladillo y Tandil.

Las clínicas privadas de Azul y la zona comprendida por el distrito VIII de FECLIBA resolvieron un plan de lucha por la demora en el pago por parte del IOMA.
El plan comenzará el próximo lunes 26 de febrero con la suspensión de los servicios a excepción de las urgencias.
Es decir,  por 24 horas se atenderán las urgencias, pero se suspende todo lo programado, ni se atiende por guardia.
En caso que se sigan adeudando y el pago no se efectivice las medidas continuarán para los días 5,6 y 7 de marzo, días donde estarán suspendidas las prestaciones a los afiliados de esta obra social.
En Azul adhirieron a la medida de fuerza el Sanatorio Azul y la Clínica San Martín.
Fuentes consultadas ayer del sanatorio local aseguraron que la situación es “desesperante” y arribaron a estas circunstancias luego de reclamar hasta el hartazgo por los pagos correspondientes.
Tras un largo debate que se llevó a cabo el miércoles en Azul, las instituciones médicas privadas nucleadas en Fecliba, resolvieron iniciar un plan de lucha que consistirá en la suspensión de servicio a través de IOMA.
El pasado miércoles se desarrolló en la sede local del distrito VII de FECLIBA (Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y otros establecimientos de la provincia de Buenos Aires) con la participación de la totalidad de las instituciones que la componen a efectos de analizar lo que calificaron como “gravísima” situación que afrontan como consecuencia de la falta de pago  por parte de IOMA de las prestaciones vencidas del mes de noviembre de 2017, y en período de pago de las prestaciones de diciembre al año pasado.
Esta reunión se produjo luego de la solicitada que hicieron pública a través de este diario el pasado domingo, donde FECLIBA como otras entidades del sector se dirigieron a la Gobernadora de la provincia de  Buenos Aires, a las autoridades del IOMA y a la población en general para dar a conocer esta situación.
El comunicado    
“Hoy transitamos una situación gravísima y acuciante para la clínicas y sanatorios de la provincia ante la falta de pago total por parte del IOMA de las prestaciones  brindadas a sus afiliados, lo cual conlleva la imposibilidad de cumplir con el pago de los salarios a su personal, de las obligaciones impositivas, previsionales, proveedores, insumos y demás”, expresaron en el documento.
Aclararon además que “la participación del IOMA en la economía de las instituciones, al ser la principal obra social a nivel provincial y la segunda a nivel nacional, impacta sobremanera en su subsistencia actual”.
Desde las entidades que nuclean a las clínicas y sanatorios apuntaron que esta problemática “afecta a más de 40 mil familias, sin contar proveedores, médicos y demás dependientes”.
Sostuvieron entonces que “esta situación compromete la eficiente atención de los afiliados del IOMA, a la vez que una resolución que nos sea inmediata, implicaría el colapso del sector”.
Las decisiones adoptadas  
En la reunión del miércoles y ante la falta de respuestas, resolvieron las medidas de  quite de prestaciones a los afiliados de la obra social y además se declararon en sesión permanente en el distrito.
Lo hicieron ante la mora producida y la falta de confirmación de los pagos adeudados.
Asimismo le enviaron una misiva dirigida al presidente de FECLIBA central, Lic. Néstor Porras, firmada por el contador Carlos Petraglia, presidente del distrito VIII de FECLIBA donde le manifiestan la situación y las decisiones adoptadas en la reunión.
En este contexto, le solicitan desde la dependencia con sede en Azul que el Consejo Central puede adherir a esta medida y así lo hagan todos los distritos de la provincia.
No obstante, advierten que “de no ser así, este distrito la cumplirá de manera individual”.
Lo que se viene    
En otro orden, y aprovechando la oportunidad en la carta que elevaron a la sede central,  los establecimientos sanitarios privados de este distrito anticipan que elevarán una próximamente una solicitud para que se adecuen los aranceles modulados de IOMA en referencia a sus costos prestacionales, así como también se pueda recuperar la pérdida sufrida sobre los índices de ajustes aplicados sobre el 2017.
La actualización de valores queda por el momento pendiente, ya que la prioridad es el cobro de la deuda.
Ahora habrá que esperar a ver si IOMA hace los pagos para que no sea necesaria la suspensión del servicio.
EL PLAN DE LUCHA
El plan de lucha establecido por la Federación de clínicas y sanatorios comprende:
-Suspensión de servicios del IOMA por 24 horas para el día 26 de febrero, excepto urgencias, si es que no efectivizan los pagos de las prestaciones de noviembre de 2017 al día 23 de febrero de 2018.
-El plan continúa con la suspensión de los servicios para los días 5,6 y 7 de marzo de 2018, si es que no efectivizan los pagos de las prestaciones de noviembre y diciembre de 2017 al 2 de marzo.
UNA MISIÓN PRÁCTICAMENTE IMPOSIBLE
Para conocer qué es lo que tienen para decir desde IOMA, este medio se comunicó con la delegación local de la obra social desde donde indicaron que desconocían la información sobre las medidas dispuestas por FECLIBA e indicaron que  había que comunicarse a la regional de Olavarría y hablar con el director a cargo, José Valenza, lo cual fue una misión absolutamente imposible ya que la línea estaba permanentemente ocupada.
Al margen, hay que señalar entonces que comunicarse con las distintas sedes de la entidad es prácticamente una misión imposible, una cuestión que deben padecer a diario los afiliados.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *