ENTREVISTA CON EL VICEGOBERNADOR BONAERENSE

“Estamos en vísperas del plan de obra pública más importante que reconoce la provincia en muchos años”

“Este gobierno, a su característica de convocar y del diálogo, toma esta alternativa de buscar siempre las correcciones como algo positivo”, dijo el vice de María Eugenia Vidal, al referirse al manejo que el Gobierno de la Nación busca tener respecto del tema tarifas. “Nos hemos puesto como objetivo inicial, en estos seis o siete meses de mandato, de poner bases importantes que nos permitan aprovechar el potencial que tiene la provincia”, expresó el vicegobernador Daniel Salvador a EL TIEMPO.
<
>
“Este gobierno, a su característica de convocar y del diálogo, toma esta alternativa de buscar siempre las correcciones como algo positivo”, dijo el vice de María Eugenia Vidal, al referirse al manejo que el Gobierno de la Nación busca tener respecto del tema tarifas.

Por Augusto Meyer Enviado Especial

La expresión surgió de Daniel Salvador, quien fue contactado por este diario en su despacho de la presidencia del Senado de la Legislatura provincial, en el corazón de la ciudad de las diagonales. El dirigente radical fue consultado sobre el pase a las filas de Cambiemos del intendente de Azul Hernán Bertellys. En ese sentido, negó que haya una operación de “seducción” orquestada por el Gobierno dirigida a jefes comunales. “Hay otros jefes comunales que sin necesidad de haber cambiado de espacios políticos, trabajan mancomunadamente con el gobierno de la provincia”, aclaró. 

 

LA PLATA – “A los vecinos de Azul les pido que tengan confianza, que estamos en presencia de una gran oportunidad. Tenemos un presidente (Mauricio Macri) que está dispuesto a hacer un gran esfuerzo para que esta república cumpla verdaderamente con su objetivo y brinde una mayor igualdad de oportunidades; una gobernadora (María Eugenia Vidal) que no tiene compromisos con el pasado y que está decidida a generar los cambios necesarios que vamos a lograr. La provincia de Buenos Aires va a ser un ámbito donde vamos a poder aprovechar todas nuestras ventajas, nuestro clima, nuestra tierra, las universidades, la tecnología, las ganas de los estudiantes y de la gente que quiere progresar”, fue uno de los claros mensajes que Daniel Salvador, vicegobernador bonaerense, expresó en el marco de la entrevista que EL TIEMPO le realizó en el despacho de la presidencia del Senado de la Provincia de Buenos Aires, en esta ciudad capital.

-¿Cuál es su percepción como vicegobernador de la provincia más importante del país en cuanto a cómo va la gestión de Cambiemos?.

-Hemos recibido una provincia absolutamente endeudada, con la obra pública paralizada, sin inversión, con los productores desalentados por el propio Gobierno. Nos hemos puesto como objetivo inicial, en estos seis o siete meses de mandato, de poner bases importantes que nos permitan aprovechar el potencial que tiene la provincia. Las primeras medidas que tomó el Gobierno nacional fueron en favor de alentar a la producción con la eliminación de las retenciones al trigo, el maíz y la cebada; con la disminución de las retenciones a la soja y facilitar los mecanismos de exportación. El Gobierno de la provincia acompañó con toda la fuerza para apuntalar el esfuerzo del productor y de la pyme y así aprovechar todas esas posibilidades que nos dan la tierra y el clima, y que increíblemente durante tantos años fue absolutamente desaprovechada. Fueron primeros meses donde pudimos mostrar la capacidad de gobernar y por eso empezamos con las clases en término en base a un esfuerzo compartido entre el Gobierno nacional, el Gobierno provincial y los gremios, donde nos hemos puesto como objetivo fundamental que nuestra mecánica de gobierno sea el diálogo. Esto nos ha permitido tener un diálogo desde el primer momento con los 135 intendentes; nos permitió en ambas Cámaras (Senadores y Diputados) aprobar proyectos importantes como la reforma administrativa, la ley de modernización, la emergencia en materia de seguridad, la emergencia en materia de servicios penitenciarios y un presupuesto con la posibilidad de endeudarse en hasta 60.000 millones, lo cual nos da la alternativa de colocar Letras, en pagar algunas de las deudas que venimos arrastrando desde hace muchos años a proveedores, al IOMA, al IPS, al Banco de la Provincia y también aprovechar para generar un shock de inversiones y de obra pública muy importante. Como parte de eso, por primera vez en la provincia destinamos un fondo de 10.000 millones de pesos para ser distribuidos entre los 135 intendentes. Eso se traduce en obra pública y estamos en vísperas del plan de obra pública más importante que reconoce la provincia en muchos años. Obra pública que va a hacer la Nación, por ejemplo en rutas en territorio bonaerense o la cuarta etapa del Salado; o lo que va a hacer la provincia en la cuenca de los ríos Areco,  Reconquista o Luján; del riachuelo La Matanza, rutas provinciales, caminos rurales e inversión en hospitales. Todo esto que digo son realizaciones que se van a empezar a ver –ya hay 300 obras iniciadas- este año. Sabemos que venimos de muchos años de postergación y de dificultad. Debemos empezar a construir sobre cimientos sólidos y estamos convencidos de que lo estamos haciendo y que con todos, sin exclusiones para los que quieran participar, lo vamos a lograr. Nos hemos puesto como objetivo recuperar el Fondo del Conurbano, que representa ni más ni menos que el 10 por ciento del Impuesto a las Ganancias, es decir alrededor de 48.000 millones de pesos. Supera en más del doble el déficit de la provincia y es algo que le corresponde a la provincia de Buenos Aires que nos ha postergado durante años y en esta oportunidad, con un presidente que escucha y que tiene una visión federal y una gobernadora con una actitud de convocar a todos los sectores, ha logrado que no sea exclusivamente el reclamo de un gobierno sino que acompañen oficialismo, oposición, ambas Cámaras, el Poder Judicial, el Defensor del Pueblo, los rectores de las universidades y todos los partidos políticos. Eso nos va a permitir fortalecer mucho nuestras arcas y poder brindar mejores servicios para los bonaerenses y para todos los argentinos que con tanto gusto recibimos en nuestra provincia.

El reclamo por la suba en las tarifas 

Se consultó al vicegobernador acerca de la polémica generada en torno de la suba de los servicios, lo que ha motivado numerosos y constantes reclamos y movilizaciones en el país, más allá de una puja con un sector de la justicia que le impide al Gobierno avanzar con el incremento de las tarifas.

“Cuando hablamos de aumentar la recaudación en este aspecto básicamente se trata de pensar en la forma de resolver el problema de la energía, donde no ha habido inversión y nosotros apostamos a un país próspero. A nivel nacional se resolvió el problema externo y eso facilita el ingreso de capitales y la inversión; si hay inversión, hay producción y eso genera puestos de trabajo que se traducen en energía. Tenemos un problema de energía como consecuencia de muchos años de mentiras, de haber vivido en medio de un relato con tarifas que no se actualizaron, con inversiones que no se hicieron. En esta búsqueda de empezar un camino de reactivación y de sinceramiento, se trata de buscar el punto justo. No hay ninguna duda que hay que empezar a transitar ese camino de sinceramiento. Y si por este mecanismo y con estos montos no se encontró ese punto justo en aquello que puede pagar la gente, de lo que se trata es de un gobierno con oídos abiertos que, así como tiene convicciones, está dispuesto a hacer las correcciones para encontrar a todos los habitantes en el cumplimiento de nuestras obligaciones. Lo más grave es cuando hay errores y no se los acepta. Este gobierno, a su característica de convocar y del diálogo, toma esta alternativa de buscar siempre las correcciones como algo positivo”, indicó.

Llegó el segundo semestre y…

El presidente Mauricio Macri fue el principal vocero del anuncio de que, una vez iniciado el segundo semestre, la ciudadanía iba a notar mejoras. Una reactivación que nadie, en principio, ha reconocido haber sentido. Más bien, por el contrario. En este punto también se consultó al vice de Vidal.

“Yo creo que estamos en una etapa donde, más allá de las dificultades, estamos en una gran esperanza. Se sabe que hay un gobierno que tiene honestidad, que busca el interés general y que está buscando un camino para recuperar lo desandado durante tantos años. Creo que estamos mejor en este tiempo. Estamos mejor de espíritu, más allá que al igual que el resto de la gente estamos preocupados por la dificultad de resolver el problema de las tarifas. Pero también se sabe que hay buenas intenciones y que está la actitud de buscar la salida para lograr las dos cosas. No nos serviría de nada, y estoy convencido que lo sabe la gente, el seguir mintiendo tirando los problemas bajo la alfombra porque, años más o menos, nos genera el panorama que uno ve hoy en Venezuela. Hay un convencimiento que hay que hacer cosas y en ese hacer, hay que buscar el mejor de los caminos, que es lo que está haciendo el Gobierno; creo que se va a lograr. No dejamos de lado la preocupación de gente a la que le llegan facturas que no están a su alcance pagar. Por eso el Gobierno pensó en la tarifa social, que abarca una cantidad muy importante de vecinos de la provincia y por eso también, independientemente de la intervención de la justicia, el Gobierno está en ese escuchar y en tratar de encontrar la mejor salida”, explicó.

Operativo seducción de intendentes

En la entrevista, el vicegobernador fue interrogado respecto de la estrategia de Cambiemos de intentar seducir, como se ha dicho, a intendentes vinculados con el kirchnerismo o a jefes comunales que provienen del sciolismo, como por ejemplo el caso de Hernán Bertellys en Azul, lo que ha generado una convulsión política en la ciudad.

“Yo no creo que sea seducir intencionalmente. Sí creo que intencionalmente queremos gobernar bien. Intencionalmente hacemos un Gobierno que busca el consenso; que lo busca en las Cámaras legislativas, que lo busca en el ida y vuelta con los intendentes. Intencionalmente queremos mostrar que es un Gobierno que tiene la mejor de las intenciones, la mejor de las convicciones y la fuerza necesaria para poner a esta provincia de pie y que pueda aprovechar toda su potencialidad. En ese ir y venir, como se ha dado por ejemplo con el intendente de San Miguel, que era oportuno una incorporación en términos políticos pero también hay otros jefes comunales que sin necesidad de haber cambiado de espacios políticos, trabajan mancomunadamente con el gobierno de la provincia de Buenos Aires. Y en el caso puntual de Azul, en estos días con ese pase que se ha dado y que sé que efectivamente ha generado todo ese tipo de desencuentros y que son temas que por supuesto preocupan y que tienen que ser abordados en ese espacio político, pero siempre pensando y teniendo en claro que lo fundamental de Cambiemos es gobernar. Nuestro compromiso es con la gente y que los temas vinculados con el armado político hay que darle el lugar que corresponda. Hace falta estar informado; hace falta fortalecer el marco de encuentro dentro de Cambiemos desde lo partidario, pero desde lo que significa la función de Gobierno yo le puedo asegurar que Cambiemos está en plenitud; está funcionando perfectamente en una relación constante y estamos absolutamente convencidos que todas estas etapas difíciles, nos tienen que mostrar y encontrar con Cambiemos cada día más fortalecido”, indicó.

Con respaldo desde las diferencias

Se consultó a Daniel Salvador si, a pesar de no tener mayoría, su espacio tenía el acompañamiento del resto de los bloques del Senado bonaerense. “Sí. Por supuesto. Por ejemplo el Senado tiene 46 senadores, de los cuales sólo 16 son de Cambiemos, y se votaron leyes muy importantes. Todo eso es consenso, tanto en la Cámara de Senadores como en la Cámara de Diputados”, expresó, y destacó la impronta que impulsa la gobernadora María Eugenia Vidal de instar a sus funcionarios a tener visitas territoriales, en contacto directo de los vecinos y las instituciones.

“Eso (de la visita de los gobernantes y funcionarios a los distritos) es un hecho inédito. Estamos en contacto con los intendentes, independientemente de los partidos políticos a los que pertenezcan, y con las organizaciones. Es un Gobierno que da la cara; un Gobierno que está en la calle; un Gobierno que escucha. Es una modalidad que desde la gobernadora hacia abajo la llevamos adelante y que esperemos que quede para siempre como una política de Estado que se logra en medio del consenso para avanzar siempre un poquito más, que creo que debe ser el objetivo que tiene que tener todo gobernante”, mencionó.

“LOS RADICALES NOS SENTIMOS ORGULLOSOS”

-En los últimos 60 días hubo dos encuentros seccionales de comités de la UCR en Azul. Ambos, con presencia de Ricardo Alfonsín. En la primera reunión se planteó que el radicalismo no tenía lugar para expresarse e intercambiar ideas dentro del espacio que comparte con el PRO y la Coalición Cívica; en la última, se renegó de la incorporación de Hernán Bertellys a Cambiemos. ¿Qué le dice usted a sus correligionarios de Azul?

-Los radicales tenemos un extraordinario orgullo de haber formado parte de tiempos fundamentales de la república. Siempre nos gusta tener presente lo que uno conoce por la historia lo que fueron las luchas del radicalismo por lograr el voto secreto, universal y obligatorio; en la lucha por la recuperación de la democracia, ahí estuvo el radicalismo presente; el primer gobierno popular, propulsor de YPF y de la reforma universitaria con Hipólito Yirigoyen, allí estuvo el radicalismo; y el haber terminado con los golpes de Estado de la mano del Doctor Raúl Alfonsín, cuando se acabó con la impunidad, allí estuvo el radicalismo. Y en esta etapa, el presente, el haber formado parte de Cambiemos, significó terminar con una etapa absolutamente negativa para la Argentina. Los radicales nos sentimos orgullosos de eso y de formar parte de un Gobierno que muestra un camino distinto para recuperar el país y la provincia; un Gobierno que ha resuelto su problema externo, que se ha vuelto a abrir al mundo, que trabaja para reordenar la administración a nivel nacional y provincial; que encara problemas como el energético; que genera las condiciones para que haya inversiones, para fortalecer la producción y para que haya nuevas fuentes de empleo. El radicalismo es parte de eso y lo tenemos que exhibir con absoluta claridad. Después, el tema del lugar, de cargos, por supuesto que es importante pero para otros ámbitos. El radicalismo está llamado a esto y que el día de mañana podamos mostrar con orgullo que desde Cambiemos logramos que nuestro país y nuestra provincia recuperaron ese protagonismo y ese lugar que no debieron haber perdido nunca.

LA ROSADITA Y LOS BOLSOS DE LÓPEZ

-En estos primeros siete meses de Cambiemos se han dado situaciones en el país que han horrorizado a la sociedad. Primero a partir del  conteo de dinero en la financiera La Rosadita. Luego, por los bolsos de López en el convento. ¿Cómo analiza usted esas circunstancias siendo parte del Gobierno?.

-Son como aquellas cosas que parecen increíbles; en este caso tenemos la certeza, gracias a que se pudo ver porque hubo un cambio de Gobierno que permitió que estas cosas se vean, porque si no todo eso seguía de la misma manera. Creo que eso empieza a convertirse en un nunca más. Nunca más un Gobierno que permita estas cosas; nunca más un Gobierno que participe de estas cosas; nunca más un Gobierno que haga “la vista gorda”; nunca más un Gobierno que, en vez de poner la plata en hospitales, en escuelas, en rutas, permita que pasen semejantes episodios de corrupción. La posibilidad que hay hoy de que todo esto se sepa y se vea, contribuye a que podamos pensar en un presente y en un futuro con mejor calidad institucional y de democracia.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *