ROBERTO RUSCIOLELLI  

“Estamos frente a un escenario totalmente inviable para la prestación del servicio” 

 

 

Lo aseguró a este diario el presidente de la CEAL al referirse a la situación en que quedaron las prestatarias del servicio eléctrico frente a la medida judicial que frenó el nuevo cuadro tarifario. Explicó que la Cooperativa debió afrontar no obstante aumentos en los costos fijos como son los sueldos del personal y el costo de la energía. Por ese motivo dijo que están a la espera de una solución intermedia debido a que era necesaria para el sector una readecuación tarifaria. Reiteró que, a su entender, debió hacerse en forma progresiva.

 “Esto excede una preocupación, estamos llegando a un punto que además de estar preocupados, realmente estamos frente a un escenario totalmente inviable para la prestación del servicio”, expresó Rusciolelli. JOSÉ BERGER
<
>
 “Esto excede una preocupación, estamos llegando a un punto que además de estar preocupados, realmente estamos frente a un escenario totalmente inviable para la prestación del servicio”, expresó Rusciolelli. JOSÉ BERGER

EL DATO:

Mientras se resuelve la cuestión de fondo, hay que informar que la Cooperativa Eléctrica ha refacturado de acuerdo a las instrucciones recibidas. “La gente que por ahí se apresuró a pagar la emisión anterior con aumento, va a tener un crédito y a la que no ha pagado, le recomendamos que directamente pague la factura nueva”, especificó el titular de la CEAL.  Actualmente ya están llegando a los domicilios las facturas nuevas. La correspondiente a junio con modificaciones y la nueva refacturación para julio.

 

Recientemente el presidente de la Cooperativa Eléctrica de Azul, Roberto Rusciolelli, realizó, junto a otras prestatarias de la provincia, una presentación ante la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal mediante la cual se advierte sobre la situación de emergencia por la que atraviesan las distribuidoras municipales de electricidad bonaerenses, como consecuencia de todos los acontecimientos que en materia tarifaria se han venido registrando últimamente, y que configura un cuadro de extrema delicadeza.

Como se recordará la Justicia suspendió los aumentos de luz en la provincia de Buenos Aires al sostener que las empresas distribuidoras y el gobierno bonaerense violaron la ley al autorizar y aplicar la suba sin convocar a una audiencia pública.

La provincia ha fijado para los últimos días de julio la realización de una audiencia en Mar del Plata. Esta decisión lo que hace es justificar los fundamentos que el juez esgrimió en los considerandos.

La medida fue dictada por el juez Luis Federico Arias al hacer lugar a una demanda contra una resolución del gobierno de María Eugenia Vidal, que aumentó las tarifas eléctricas

El magistrado ordenó dejar sin efecto la aplicación de los nuevos cuadros tarifarios para la distribución del servicio público de energía, autorizados mediante Resolución N° 22 del Ministerio de Infraestructura y Servicios públicos de la Provincia.

Además, solicitó que se ordene a las empresas demandadas abstenerse de aplicar la nueva tarifa a los usuarios del servicio público, efectuar una nueva liquidación y emitir nuevas facturas.

Una copia de la nota enviada a la Gobernación fue elevada a las autoridades locales para su conocimiento, tanto al Concejo como al Intendente Municipal.

“Esto excede una preocupación”    

“Esto excede una preocupación, estamos llegando a un punto que además de estar preocupados, realmente estamos frente a un escenario totalmente inviable para la prestación del servicio”.Así lo aseguró a este diario el presidente de la CEAL, Roberto Rusciolelli.

Si bien aclaró que su intensión no es ser alarmista, apuntó que es una realidad palpable en la actualidad.

“Todos los actores, incluso el juez que dictó la cautelar, saben que esto tiene que ser objeto de modificaciones”, dijo al respecto.

Es que desde todos los sectores existía una acuerdo tácito de que era necesaria una readecuación de los tarifas, aunque los dudas estaban en las formas de aplicarlas. Evidentemente de golpe, como lo hicieron, no era la forma más adecuada, y por eso ahora se volvió a la situación previa a la instrumentación del nuevo cuadro tarifario.

Si bien el estado actual de las cosas favoreció a los usuarios del servicio, dejo a las prestatarias en una situación de desventaja en relación a los costos que deben afrontar.

El propio Rusciolelli lo había advertido con anterioridad y lo volvió a reiterar: “la forma de aplicación debió haber sido otra, sin renunciar al objetivo central que era la recomposición tarifaria”.

Costos estructurales   

El presidente del Consejo de Administración de la CEAL indicó, del describir la  situación actual, que a partir del 27 de febrero, por la medida cautelar, se obligó a las distribuidoras a retrotraer el cuadro tarifario a los valores anteriores, pero posteriormente a esa fecha se “dispararon una serie de costos estructurales como por ejemplo la firma de la paritaria. Un acuerdo salarial que se firmó por parte del sector ya en conocimiento de que iba a haber recursos derivados del aumento tarifario”.

Otro de los factores que se disparó fue el aumento en el costo de la energía, que en el caso de Azul se opera a través de la comercializadora CAMESA y “eso no está incluido en el fallo, con lo cual esta empresa hasta el día de hoy aplica los nuevas tarifas con incrementos del orden del 300 por ciento”.

Es decir, “nosotros, hoy por hoy,  le tenemos que pagar esos valores a CAMESA, tenemos que cumplir con los acuerdos salariales y nos estamos encontrando con que no está la disponibilidad de los recursos”.

Por eso enfatizó que “está situación no se puede demorar más de 30 ó 45 días” y como ya está fijada la fecha para la audiencia, “seguramente habrá que esperar esa instancia”.

“Situación inédita”  

No obstante, manifestó que “de no modificarse esto, vamos a estar en una situación  inédita”.

Explicó que “hay un diagnóstico que no es opinable: la prestación del servicio eléctrico ha generado quebrantos desde hace 12 años, es decir, no ha sido sustentable, y se ha ido sosteniendo a través de las cuotas de capitalización en el sector cooperativo”.

Incluso advirtió que hace 14 años que no se toma un camino intermedio y luego de los 12 años de congelamiento de tarifas del kirchnerismo “se pudo haber solucionado con aumentos graduales y un poco más sensibles a la economía de la gente”.

“Si a eso le agregamos todos los costos que se han ido generando este año, estamos ante un cuadro que más que preocupante, es insólito”, consideró.

Entendió sin embargo que esto se deberá modificar y las tarifas deberán readecuarse aunque con otra metodología.

Finalmente remarcó que “en este momento la situación es de incertidumbre” y están a la espera de novedades en el corto plazo.

 OTRO FACTOR QUE HIZO AL DEFASAJE ACTUAL EN MATERIA DE RECURSOS

Rusciolelli informó que hay otro factor que es parte de esta compleja situación actual y que poco se ha mencionado.

A principios del año 2014, ante la necesidad existente de una recomposición tarifaria, el gobierno de la provincia, en conjunto con el ministro Julio De Vido, firmaron el acuerdo de convergencia tarifaria.

“Eso significada que había una decisión política de no aumentar las tarifas, pero había un reconocimiento de que las cifras eran insuficientes. Entonces, la Nación, a través de la Provincia, se comprometió a compensar a las empresas distribuidoras”, contó.

Ese mismo acuerdo se reeditó en 2015, pero con escaso cumplimiento.

El dirigente explicó entonces que “como consecuencia de esto llegamos al mes de enero con la nueva gestión con un crédito pendiente de muchísimo dinero y la gobernadora ofreció al sector ir compensándolo  a través del pago de facturas de CAMESA. Esto también se cumplió parcialmente”.

EL IMPACTO EN LA OBRA PÚBLICA

Frente a la situación actual, Rusciolelli aseguró que tomaron la decisión de continuar igualmente con las obras públicas que ya estaban iniciadas porque los recursos están afectados de antemano.

Por ejemplo, comentó que están terminando con la obra en el Parque Municipal, y que van a empezar en estos días con la obra de iluminación de la calle Bolívar, en el tramo comprendido entre 25 de Mayo y Colón.

De cualquier forma, han tenido conversaciones con funcionarios municipales (el arquitecto Jorge Palmisano y el ingeniero Juan Barreca) y les informaron que “el estado actual de situación, afecta lo que es el mantenimiento del alumbrado público”.

En esta instancia, aclaró que “lo que no se ha modificado en toda esta situación de crisis es la continuidad de la ordenanza 3000, que hace a las obras nuevas de alumbrado que se prevén en Azul”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *