“Estamos muy conformes con el resultado”


La artista plástica se refirió al trabajo de la elaboración del Rey Momo del Carnaval 2018. En diálogo con EL TIEMPO junto con otro de los responsables de este muñeco, Enzo Galván, hicieron alusión al Pujllay, que es un duende parte de la historia de nuestras raíces latinoamericanas. 
Como todos los años y ya es tradición durante los Carnavales –que tendrán lugar en el  Balneario-, uno de los grandes protagonistas: el Rey Momo, será quemado como símbolo de eliminar los pecados realizados durante el festejo.
En este 2018, los días 9, 10 y 11 de febrero se desarrollará esta fiesta pagana, en tanto que el 12 la gente saldrá de calle Bidegain hacia la Plaza Almirante Brown donde se hará entrega de los premios de los participantes, habrá actuaciones musicales, elección de la reina y la quema de Rey Momo, que en esta oportunidad será el Pujllay.
Se trata de un diablo carnavalero que fue desterrado y anda suelto por los pueblos de Salta y Jujuy. La leyenda habla de un duende rojo, cuyo espíritu travieso está dentro del cuerpo de quien se atrevió a dejar de lado la rutina, para hacer de las suyas en la Puna y la Quebrada hasta su entierro (la quema).
De esta manera Enzo Galván junto con Rita Giobbi, Mariano Zapata y Hernán Bonifacio están trabajando en la realización de este duende.
Es importante resaltar que Enzo tiene 19 años, es un vecino que se acercó el año pasado a ofrecer sus servicios en la creación del Rey Momo y su experiencia, según él fue muy amena, así que este año volvió “con muchas ganas de aprender”. 
De esta manera, convocados por la Dirección de Cultura, área que está organizando el Carnaval los emprendedores mencionados están concluyendo este proyecto cuyo comienzo fue el 2 de enero.
EL TIEMPO dialogó con Giobbi y Galván, quienes contaron aspectos de esta experiencia y del muñeco en cuestión.
 
Proceso del Rey Momo y un excelente equipo de trabajo
En principio Giobbi recordó que “si bien nos reunimos el 2 de enero, el 6 ya estábamos trabajando porque teníamos los materiales. Tanto Hernán (Bonifacio) como yo somos ´prestados` de Desarrollo Social ya que no pertenecemos al área de Cultura, y Hernán tuvo el amable gesto de no tomarse las vacaciones para poder ayudarnos con la estructura que incluso en su descanso nos ayudó en algunas cuestiones puntuales”.
Sobre el muñeco que están realizando, la artista explicó que “estamos haciendo una especie de duende que tiene que ver con una leyenda que está relacionada con nuestro norte argentino y el resto de Lartinoamérica”.
Acerca de los materiales, proceso de elaboración del Rey Momo, contaron que tendrá una altura del hombre del Jaguar, hace dos años, aunque siempre se respeta el cableado “pero este duende va muy cargado”.
Continuó sosteniendo que “la estructura es en hierro, está todo soldado y el forro es de cartapesta”.
Refiriéndose a esto último especificó que “seguimos utilizando el método económico que es mezclar engrudo, o sea papel con harina y agua y después se cocina. Hace unos años que lo estamos haciendo así por un tema de costos, porque en realidad antes mezclábamos agua con cola vinílica y era terrible la cantidad de cola”.
Continuó “nosotros cocinamos el engrudo para que no se pudra de a 20 litros y cada dos días y la cartapesta es papel sobre papel y más papel que quiero aclarar que es donado por la papelera y sobre eso se pinta. O sea una vez que está todo seco se pinta”.
Sobre los colores que lleva anticipó que “lleva tierra y otros bien estridentes para la parte de la ropa”.
 
Un arduo trabajo
Por otra parte Giobbi no dejó de recordar que “este es el tercer año que estoy trabajando en la elaboración del Rey Momo, por ahí este año se redujo la cantidad de gente pero algunos somos los mismos. El año pasado también estaba Hernán, Mariano y Enzo, además que estuvo Héctor Perli que este año nos ayudó a hacer los bocetos porque una vez que se decidió que era un duende había que pensar de qué manera iba a ir posicionado, entre otras cosas”.
Acerca de Enzo destacó que “él se acercó por sus propias inquietudes, tiene muy buena predisposición para trabajar, creo que se siente muy bien con nosotros y no sólo que se ofrece, sino que cuando lo necesitamos lo llamamos (risas). Es muy útil, súper colaborador y siempre le gusta aprender”.
Por último anunció que “lo terminamos en unos días, o sea que invertimos en este muñeco más de 8 horas por día de lunes a viernes durante casi un mes. Pero estamos muy conformes con el resultado. Actualmente nos falta pintarlo. Y sobre las expectativas la idea es que la gente sepa sobre las raíces latinoamericanas y cuál es la idea fundamental de qué son los carnavales, que es una fiesta pagana que tiene todo un sentido de conmemoración de festejo, también al Pujllay se les llevar ofrendas para la Pachamama, hay varias leyendas que se entrecruzan”.
Con mucha timidez, Enzo concluyó la charla: “a mí me gusta trabajar con este equipo y participar, aprender cosas nuevas. Estoy orgulloso de cómo quedó. Nosotros mismos lo quemamos, incluso yo acompaño a la camioneta que los transportará durante las noches del Carnaval”.
 EL DATO
Acerca de cómo se gestó la idea del Pujllay los entrevistados subrayaron “nos reunimos con la gente de la Dirección de Cultura, había varias propuestas y todas tenían que ver con leyendas de Latinoamérica y fundamentalmente del norte argentino. Fuimos viendo qué era lo que más nos gustaba en cuanto a la historia. Por mayoría salió elegido el Pujllay, que es un duende, el duende del Carnaval”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *