MARYS TURÓN

“Este año ha sido positivo, no conseguimos todo lo que deseábamos pero logramos bastante”

<
>

Lo destacó la directora de la Asociación Civil Rinconcito del Carmen que estuvo a punto de cerrar sus puertas el pasado año y gracias al apoyo de la comunidad logró salir adelante. A partir de este mes comenzaron a cobrar, desde el Ministerio de Desarrollo de la Provincia, los cupos UDI (Unión de Desarrollo Infantil) para 22 chicos, y aún falta que se amplíe dicho convenio ya que la entidad cuenta con 54 alumnos. Es decir que continúan de pié por el aporte de la gente.    

El 2 de mayo de 2016 la directora de la Asociación Civil Rinconcito del Carmen anunció el cierre definitivo de la entidad porque no estaban recibiendo –desde el año 2014- el pago de las becas que debía remitir el Ministerio de Desarrollo de la Provincia de Buenos Aires. Esto último hizo que, desde hacía un año antes, 2015, aproximadamente, algunas docentes que se desempeñaban en la entidad sin fines de lucro dejaran su cargo ya que no estaban recibiendo remuneración alguna por su labor. Así, quedaron trabajando en el lugar tres jóvenes que no son docentes y la directora del Rinconcito, Marys Turón, quien, agobiada, decidió anunciar la drástica determinación de cerrar la institución.

Finalmente, ese 2 de mayo, se realizó el encuentro que contó con la presencia de referentes de las comisiones vecinales, representantes de la Municipalidad, concejales, vecinos, padres de los chicos que allí concurren y autoridades de otros establecimientos educativos, se logró –al menos inicialmente- impedir el cierre del Rinconcito del Carmen.

Básicamente en la reunión, Turón informó a los presentes que, entre otras medidas paliativas a la crisis, la realización de eventos solidarios hasta que el Ministerio del Desarrollo Social bonaerense reanude el envío del importe correspondiente a las becas que se estaban adeudando desde este tiempo a la fecha. También se subrayó la necesidad de conformar una comisión directiva para que Turón no se vea en la obligación de tener que resolver todo en soledad, como ocurrió hasta el momento. Después se conformó esta nueva comisión por lo cual hasta el 25 de junio del corriente año la situación era la siguiente: 64 chicos de 1 a 16 años, pero al ser invierno no estaban concurriendo todos, sino había 47 chicos.

La comunidad ya sea particulares o empresas comenzó a realizar más donaciones que lo habitual, se llevaron a cabo festivales a beneficio, desde este año que están realizando comidas como pizzas, empanadas, sorrentinos, buseca (para el 9 de Julio) para vender y les está yendo muy bien y se abrió una feria americana donde se puede encontrar desde ropa para chicos hasta adultos y calzados.

Para conocer cómo es la situación actual de la Asociación Civil, EL TIEMPO dialogó con la directora y la presidenta de la cooperadora Ester Refor quienes se manifestaron satisfechas en cómo va el funcionamiento de la institución, aunque “siempre subsistimos gracias al aporte de la gente, necesitamos que se amplíe el convenio de los cupos de la Unión de Desarrollo Infantil ya que a partir de este mes nos están enviando la suma de dinero para 22 chicos y el Rinconcito cuenta con 54. Así que está faltando el solvento económico de casi 30 menores”.   

“Que no nos abandone la comunidad”

En principio, Turón recordó que el año pasado se conformó la cooperadora y se presentaron todos los papeles al Ministerio. Así que a partir de este mes empezaron a cobrar los cupos Unión de Desarrollo Infantil (UDI). Les aprobaron 22 chicos de 1 a 4 años y en el lugar, hay de 1 a 17.

Esto significa que hay chicos que no están incluidos en el convenio porque el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires apunta a la primera infancia, es decir, las salitas de 3 y 4 años no son obligatorias, en cambio la de 5 sí.

En Azul la realidad es diferente, todas las salitas son obligatorias y además al Rinconcito pueden concurrir sólo los niños que asisten a un jardín de infantes. Pero a muchos de ellos no les otorga los UDI porque, como se mencionó anteriormente, las salitas de 3 y 4 no son obligatorias. La solución pasa por ampliar el convenio y que el Gobierno considere las salitas de 3 y 4 obligatorias.

Turón al respecto explicó que “pese a que no se debe ni un papel el faltante de los UDI de casi 30 chicos se cubre con la ayuda de la comunidad azuleña”.

Es decir “que no nos abandone la comunidad. Para ello nuestros ingresos son los socios, es decir gente que colabora particular bajo anonimato y empresas, muchísimas panaderías, carnicerías y la feria americana que abre sus puertas todos los días de 9 a 13 horas. Los domingos cocinamos dos veces al mes y todos los viernes preparamos empanadas de jamón y queso o de carne, pre pizzas y tenemos encargues de peñas o cumpleaños que nos piden comida. O sea que vamos trabajando permanentemente durante todo el año”.

La directora aclaró que “los 9 sueldos están cubiertos, pero siempre por el aporte de la comunidad”.

Por otra parte mencionó que el pasado 1 de octubre cumplieron 26 años y en cuanto a un balance dijo “este año ha sido positivo, no conseguimos todo lo que deseábamos pero logramos bastante”.

Insistió “sólo pido que nos sigan apoyando, y sino que el Gobierno amplíe el convenio: que en lugar de 22 chicos cubran casi la totalidad, aunque sea 40 chicos”.

Para terminar añadió que “o sea que con el dinero que mandan nos están faltando la plata de cinco sueldos y ya nos dijeron que hasta el año próximo no hay posibilidades”.

EL DATO

Los costos de las viandas son accesibles y pueden comer dos personas tranquilamente. Las mismas pueden encargarlas acá en Falucho 866, en el Facebook o al teléfono 434509.

Todo se trata de la buena voluntad

Por su parte la presidenta de la cooperadora Ester Refor contó que “es el segundo mandato que estoy cumpliendo, estoy acompañando a Marys en todo lo que podemos ayudamos a esta gran obra. Ya hace bastante que venimos peleando. Los incentivos es el problema más grande que tenemos, pero gracias a la comunidad siempre hemos podido subsistir. En comida no nos falta nada, los invitamos a que vengan y vean que los chicos tienen un orden alimentario balanceado gracias a la colaboración de la gente, como digo siempre”.

Informó que “los chicos entran a las 8 de la mañana, desayunan y después almuerzan y los del turno tarde almuerzan y se les da la merienda. Hasta ahora la alimentación de ambos turnos está cubierta. Además seguimos trabajando con rifas, kiosco, entre otros emprendimientos”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *