“Este gobierno tiene la decisión de enfrentar los problemas, aunque sea con costos políticos”

A SOLAS CON EL VICEGOBERNADOR BONAERENSE

“En Azul hubo elecciones internas con absoluta claridad y transparencia, de tal manera que están dadas todas las condiciones para que no se repitan momentos ingratos que pasaron anteriormente”, definió Daniel Salvador, titular de la UCR en la provincia de Buenos Aires. FOTOS NACHO CORREA

Entrevista:  Gonzalo Berríos y Augusto Meyer

Daniel Salvador recibió a los enviados de este diario en su despacho del Senado de la provincia de Buenos Aires. Las dificultades actuales en materia económica en el país; el presupuesto en debate para la Provincia; la “interna” del radicalismo azuleño; y los temas en la agenda legislativa de 2019, algunos de los puntos que el segundo de María Eugenia Vidal abordó en la charla. 

El Vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires recibió a EL TIEMPO en su despacho de la presidencia de la Cámara de Senadores bonaerense, en el edificio central de la Legislatura con sede en la ciudad de La Plata.

Daniel Salvador se refirió en la charla que mantuvo con los enviados de este matutino a cuestiones centrales, como son el debate por el presupuesto de 2019 que tendrá la administración de María Eugenia Vidal; la coyuntura actual del país en materia económica, donde reconoció el difícil presente de varios sectores; las divisiones del radicalismo azuleño del pasado y los condicionantes de cara al futuro proceso eleccionario; y la agenda temática que hay para el próximo año en la Legislatura. El siguiente fue el “ping-pong” de preguntas y respuestas con el dirigente de extracción radical consustanciado en la alianza gobernante en el país y el territorio bonaerense.

EL TIEMPO – Están en tratativas por la “ley de leyes”, algo que toda gestión precisa para gobernar con cierta tranquilidad, dentro de los tiempos difíciles que corren…

DANIEL SALVADOR – Primero partimos de un presupuesto que es equilibrado, que responde a un determinado momento. Nosotros estamos convencidos que se están dando pasos en Argentina que no se han dado en otro momento. Si bien todos estamos preocupados por la situación difícil de mucha gente, de muchos sectores, estamos claramente en la búsqueda de dejar de ser un país vulnerable. Ser parte desde un gran pacto fiscal donde desde la última de las comunas, pasando por cada una de las provincias y la nación, a partir de la base de que no se puede gastar más de lo que ingresa y eso, aunque parece una cuestión elemental que cada uno hace en sus casas, en el país lamentablemente siempre hubo a través de la emisión o de otro tipo de búsquedas, algo que culturalmente no se hacía. Es un esfuerzo compartido y todos lo asumimos, más allá que cada uno defiende en sus ámbitos de la mejor manera, en este caso, su presupuesto. El de la provincia es un presupuesto equilibrado que le pone mayor énfasis a todo lo que tiene que ver con lo social, justamente por las circunstancias que se están atravesando. En ese sentido, el Gobierno desde un primer momento estuvo muy cerca de los sectores más vulnerables, a quienes se les ha dado desde un primer momento atención a comedores y la parte alimentaria en general; a lo que es la emergencia y al Servicio Alimentario Escolar. Nuestro presupuesto apunta a mantener todas las obras que están en marcha, que son muchas. La provincia, desde que asumimos, está haciendo obras públicas. Se han hecho en los 135 municipios con un Fondo de Infraestructura Municipal que fue algo absolutamente innovador y que permitió que haya obras en todos los distritos y calidez institucional, porque no se distinguió entre quienes son de uno o de otro partido político; tenemos obras en rutas, escuelas, hospitales y en las cuencas de los ríos, que son obras que no se “ven”, como las de los ríos Reconquista y Salado. Ésta última, que va a llevar tiempo, será la más simbólica de toda la provincia.

“Por otro lado –continuó– el presupuesto prevé una baja en los ingresos brutos, que es otro objetivo que nos hemos puesto para ir, de a poco, bajando una carga impositiva que es absolutamente exagerada. Tenemos la expectativa que, independientemente de las diferencias que puede haber con alguno de los bloques opositores, el presupuesto es una herramienta no solamente para el Gobierno sino para los bonaerenses; más allá que en el debate puedan quedar plasmadas y asentadas diferencias, uno aspira a que no se pongan trabas y se pueda tener el presupuesto como una herramienta general para gobernar”.

E.T. – ¿Cómo se conjuga una vocación descentralizadora con esa necesidad de los municipios de contar con recursos a medida que le adjudican responsabilidades? Tal es el caso de los caminos rurales, donde los productores de nuestra zona reclaman mayor atención.

S. – En esta gestión se avanzó muchísimo en relación con los municipios, lo mismo que pasó a nivel nacional con las provincias. A las provincias se le han restituido fondos, a otras se los están restituyendo parcialmente y a las comunas, después de muchos años, están al día a partir de los fondos de coparticipación que les envía Provincia, que son mayores de lo que recibían anteriormente. Hay funciones que se trasladan y en muchos casos acompañadas con los fondos; el SAME es uno de esos casos. Lo mismo ocurre con la Seguridad, aunque es cierto que el Municipio se hace cargo del mantenimiento y funcionamiento. Se hace la búsqueda de un esfuerzo compartido que nos da la alternativa de trabajar con un objetivo común. Para poner a la provincia de pie es necesario que el país esté de pie, abierto al mundo, con reglas claras y que genere las condiciones para que haya inversión. La inversión es producción y la producción genera trabajo, que es lo que hace falta en Argentina. Todo eso hay que construirlo porque el país lleva setenta años que viene a los tumbos y, en vez de encarar los problemas de fondo en los aspectos económicos, se los posterga y lo que antes eran pequeños problemas, ahora son problemas enormes. Este gobierno tiene la decisión de enfrentar los problemas, aunque sea con costos políticos. Somos concientes que muchas de las medidas que tomamos nos genera un costo político importante; también sabemos que algunas de esas medidas se pudieron haber tomado de otra manera, pero es importante que de una buena vez por todas un gobierno se decida a no especular.

“Es necesario encarar el problema de la energía, algo que en la provincia y en el país se agravó porque se llegó a la situación más irresponsable de evitar ir actualizando tarifas. Se estuvo regalando en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires la energía durante años. No se controló a las empresas, no hubo inversión, y pasamos de ser un país con autoabastecimiento energético a tener que importar energía con costos terribles. Hoy vemos que hay parques eólicos que ya están funcionando e inversiones cada vez mayores en la provincia y el resto del país”, detalló, para mencionar la exportación de gas y de la  recuperación de los mercados de la carne, cítricos y mariscos.

El presupuesto 2019 para Vidal y la difícil coyuntura económica, algunos de los temas que Daniel Salvador analizó en diálogo con EL TIEMPO.

Caminando entre dos fuegos

“Uno sabe que para la gente que hoy tiene un problema puntual por el pago de una factura y escucha hablar de estas cosas, lo ve muy lejos de lo que le está pasando a él o a ella”, admitió Salvador.

E.T. – ¿No se corre el riesgo de que, por enojo o desencanto, ese proceso de cambio quede trunco?

D.S. – Creo que ese razonamiento tiene que haber formado parte de gobiernos anteriores y eso desemboca muchas veces en un populismo. Son cosas que, si se vuelven a repetir, van a tener las mismas consecuencias. Podremos disimular, pero el país va a estar cada día más comprometido y aislado. Entendemos que ese desencanto o angustia que hay en algunos sectores, es posible que se empiece a revertir cuando se ve para qué se está haciendo este esfuerzo; que no es un esfuerzo en vano cuando se ve que es un gobierno sano y honesto, con objetivos que explica; que dice la verdad cuando detecta un problema y se marca lo que está haciendo. Es un cambio de paradigma muy grande, partiendo de la base que ninguno de los grandes objetivos ni personales ni familiares ni laborales se consigue sin esfuerzo. No es posible que nuestro país o nuestra provincia, con las riquezas que tiene, esté a los tumbos y eso, la única manera de cambiarlo, es animarse a transitar un camino que desde ya es más difícil, pero desde mi punto de vista y luego de un tiempo necesario va a tener un acompañamiento muy grande. Aún en aquellos que hay una preocupación, creemos que nadie quiere volver hacia atrás.

Los radicales y Cambiemos

E.T. – En las últimas elecciones un sector importante del radicalismo azuleño no pudo participar de las internas. ¿Qué espera usted que suceda en 2019?

D.S. – El radicalismo, en la provincia, se ha fortalecido muchísimo. Hace poco hemos renovado autoridades; se ha vuelto a convalidar un armado de unidad que nos ha dado un enorme resultado con un partido movilizado que desde el año ’83 que no veía una renovación tan grande, llevando a las bancas a jóvenes, incluyendo a la más joven diputada nacional de la historia como Josefina Mendoza. Eso nos pone en un compromiso enorme y aparte estamos convencidos de Cambiemos. Cambiemos es una decisión de la Convención Nacional que ratificó la Convención de la provincia. En Cambiemos estamos convencidos los comité de provincia, los bloques legislativos y los intendentes. La tarea en el marco de Cambiemos para los radicales, es lograr valores que no se pudieron lograr cuando alcanzamos con Raúl Alfonsín la recuperación para siempre de la democracia: igualdad de oportunidades, una justicia independiente, terminar con la impunidad y que haya una alternativa de movilidad social; eso que quedó postergado en la Argentina, creemos que a partir de Cambiemos lo podemos lograr. Queremos que el PRO fortalezca su espacio; lo mismo para la Coalición Cívica, el partido FE y por supuesto el radicalismo. Pero en el gobierno somos todos Cambiemos y pretendo que todo el radicalismo de la provincia esté involucrados en este proyecto.

“Lo que ocurrió en Azul lamentablemente fue también parte de una desinteligencia entre lo que son decisiones provinciales, como parte de acuerdos. Donde había intendentes de Cambiemos entendíamos que lo mejor era tratar de evitar las PASO y estar todos consolidados. Quienes tienen la intendencia debían acordar con los oficialismos partidarios. No se dio esa alternativa en Azul por distintos motivos que a esta altura ya están superados. Ahora hay que esperar que, en el marco de lo que es un partido organizado y de cómo van a ser los acuerdos hacia adelante, rápidamente trasladarlo, comunicarlo y buscar que en los ámbitos locales adecuen sus estrategias a lo que es la realidad que estamos llevando adelante. En Azul hubo elecciones internas con absoluta claridad y transparencia, de tal manera que están dadas todas las condiciones para que no se repitan momentos ingratos que pasaron anteriormente”, subrayó.

¿Internas en comunas de Cambiemos?

-¿Se va a continuar con la política de no dar internas donde hay intendentes de Cambiemos?

-Nos vemos todos en la necesidad de estar muy de lleno en la gestión. Próximamente en todas esas definiciones hay que empezar a avanzar para tomar definiciones y todavía no lo hemos hecho. Lo mismo que empezar a hablar de candidaturas porque entendemos que son temas prematuros frente a las dificultades del momento y que hay que poner todo a hacer frente a esas cuestiones.

-¿Tiene pensado ir por la reelección?

-Atado a lo que dije, y no es una forma de eludir la respuesta, hoy no está en nuestra cabeza hablar de candidaturas. Nos parece hasta una desconsideración para la gente.

-¿Si la Gobernadora lo invita a acompañarla nuevamente…?

-Serán temas que se van a dar en el momento oportuno porque la propia Gobernadora, hoy por hoy, no tiene la cabeza en el tema de las candidaturas. Está convencida de eso y ella misma los pone a todos en el mismo camino que no son tiempos los actuales para hablar de candidaturas.

-Siendo el 2019 año de elecciones, ¿cómo hacer para que no sea una etapa perdida en la Legislatura y qué temas pondría en esa agenda?

-Es un tema muy importante. Desde ya que a partir de las distintas iniciativas, que muchas vienen del Ejecutivo y en otros casos de los distintos legisladores, hay que buscar la forma de darle vida al Parlamento más allá de las campañas que se vienen por delante. Parte de nuestra responsabilidad es que estos sean ámbitos donde se pueden encontrar coincidencias o disidencias pero en un marco de respeto y de convivencia, como han sido los encuentros que hemos tenido con los ministros (previo al debate en el recinto de la Ley de Presupuesto).

“Tenemos temas importantes como la futura Ley de Obras Públicas; todo lo que es la reforma judicial, algo que es realmente importantísimo y que es está siendo incluso analizado por comisiones, algunas de ellas bicamerales, que van a ser un cambio importante a la justicia; hay temas vinculados con el Servicio Penitenciario y con el Patronato de Liberados; el Código Contravencional; el Código de Procedimiento Penal. Son cuestiones que hoy tienen una actualidad enorme y que van a ser algunos de los desafíos para tratar el próximo año”, concluyó.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *